Estos son los peligros si usas un cliente Torrent sin VPN

El uso de clientes Torrent para la descarga de archivos es un cosa que sucede muy habitualmente. No obstante, el uso de Torrents tiene mala fama debido a que se lo relaciona frecuentemente con la piratería de películas, software, juegos y otros archivos con derechos de autor. Por otra parte, hay que señalar que el uso de Torrents es legal, pero va a depender de la descarga en concreto que estemos haciendo. En buena medida dependerá de si lo que queremos descargar tiene derechos de autor o no. Una buena fórmula para que no controlen lo que descargamos y mejorar nuestra privacidad, es utilizando una VPN o red privada virtual. En este artículo hablaremos sobre los peligros si usas un cliente Torrent sin VPN.

Peligros de descargar por P2P sin VPN

Cuando utilizamos un cliente Torrent nos conectamos a una red P2P que hace referencia a una red de pares o entre iguales. En ese aspecto su forma de funcionamiento consiste en una red de ordenadores que trabaja sin clientes ni servidores fijos, y que comparten archivos como iguales. Respecto a algunos de los programas P2P más usados para hacer descargas Torrent tenemos a BitTorrent, uTorrent y qBittorrent entre otros muchos. Cuando descargamos torrents de Internet, básicamente lo que hacemos es entrar en una operación P2P a través del protocolo BitTorrent. Nos encontramos con un protocolo de transferencia de archivos entre equipos de igual a igual, y que además trabaja de manera descentralizada.

Si utilizamos un cliente Torrent sin VPN, cualquier interesado puede averiguar muchas cosas sobre nosotros gracias a nuestra IP pública. Por ejemplo, podríamos conocer la nuestra aquí. Además, si pulsamos en Geolocalizar IP obtendremos una mayor información. Este sería un ejemplo utilizando una VPN:

Aquí se puede observar país, ciudad y más, utilizando una VPN de pago podríamos hasta cambiarlos. Otra cosa importante es que tampoco sabrían nuestro ISP o proveedor de Internet. En ese aspecto utilizando el servicio de una VPN podríamos descargar Torrents ocultando la IP publica y mejorando la privacidad.

Cómo actúan los ISP ante las descargas P2P

Nuestro ISP o proveedor de servicios de Internet, por si no lo sabías, puede supervisar nuestras actividades web mediante un método conocido como inspección profunda de paquetes. Gracias a este procedimiento, un ISP puede conocer el tipo de tráfico que proviene de nuestro ordenador. En ese aspecto, pueden acelerar o reducir la velocidad e incluso si quieren bloquear completamente cierto tráfico. Por otra parte, según la legislación de cada país, si descargamos torrents ilegales, habitualmente nuestro ISP podría bloquear o suspender nuestra conexión a Internet.

En ese aspecto un cliente Torrent sin VPN puede ser peligroso y perjudicial para nuestra privacidad. Por eso, con la utilización de una VPN, el tráfico de Torrents estará completamente cifrado, tus datos es como si viajaran en un túnel alejado de miradas indiscretas y nuestro ISP no podrá rastrear ni las webs que visitamos ni tampoco las descargas.

Una cosa importante es que podríamos llegar a tener problemas legales. En España rara vez se llega a litigios, sobre todo si se comparten cosas sin ánimo de lucro. No obstante, esta situación en el futuro podría cambiar. En cuanto al responsable legal sería el titular de esa conexión a Internet. Por lo tanto, debemos estar atentos cómo se usa nuestra conexión y procurar no utilizar un cliente Torrent sin VPN.

¿Valen todas las VPN para descargar Torrents?

Entonces llega el momento de plantearse utilizar una VPN para descargar archivos Torrents. Por si no lo sabéis, existen dos tipos: las gratuitas y las de pago. ¿Nos valdrían las dos? La respuesta es no, porque en la gran mayoría de ocasiones las gratuitas no nos va a ofrecer la velocidad que necesitamos. Por lo tanto, tendríamos que recurrir a algunas de pago y de calidad como Surfshark VPN, PureVPN, HMA VPN, NordVPN o Cyberghost entre otras.

El uso de una VPN tiene como desventaja principal en que se va a reducir la velocidad respecto a nuestra velocidad contratada. Esto sucede porque tenemos que cifrar la conexión y también dependerá de la capacidad del servicio VPN contratado. En las gratuitas, este aspecto negativo se verá más incrementado ya que, además, hay que tener en cuenta que no siempre respetan la privacidad.

En resumen, utilizar un cliente torrent sin VPN tiene sus riesgos, pero si tenemos contratada una VPN reduciremos peligros, también podremos aprovecharlo para navegar con mayor anonimato y saltarnos bloqueos geográficos.

¡Sé el primero en comentar!