Este es el motivo por el que muchos no usan la nube

Es cierto que en los últimos tiempos el uso de la nube ha crecido considerablemente. Sin embargo no tanto como podría ser y muchos usuarios siguen siendo reticentes. Pero, ¿cuál es el motivo principal de ello? De ello vamos a hablar en este artículo, donde daremos algunas claves del estudio realizado por la empresa de seguridad en la nube Confluera, que ha analizado el uso de este tipo de servicios.

La seguridad, principal barrera al usar la nube

Según el estudio realizado por Confluera, la seguridad es lo que más frena a los usuarios utilizar la nube. No confían en que sus datos e información puedan estar realmente a salvo. Esto es lo que impide que muchas más empresas y organizaciones, así como usuarios domésticos, adopten la nube para usar en su día a día.

No obstante, este mismo informe muestra que el uso de la nube ha seguido creciendo y no ha habido ninguna señal de desaceleración. Pero sí, aseguran que la seguridad es lo que frena para que crezca aún más. Los usuarios y organizaciones ven con preocupación utilizar la nube sin tener todas las garantías a nivel técnico y de equipo humano de que podrán hacer frente a ciberataques y complicaciones que puedan surgir.

El director ejecutivo de Confluera, John Morgan, indica que las organizaciones deben asegurarse de contar con las personas, los procesos y las herramientas adecuados para que los equipos funcionen correctamente en la nube sin sacrificar la atención a la seguridad. Esto es lo que, en ocasiones, frena la adopción al no contar con todo lo necesario para realmente usar la nube con garantías.

compartir en la nube

Usar la nube con seguridad a nivel de usuario

Pero, ¿qué podemos hacer los usuarios para usar la nube con total seguridad? Hablamos del uso de servicios como Google Drive o Dropbox, así como servidores NAS. En todos estos casos vamos a alojar contenido que puede quedar expuesto si no tomamos medidas de seguridad que mantengan la protección.

Algo fundamental es proteger las cuentas correctamente. Para ello debemos usar una buena contraseña, que sea única y segura. Debe tener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria y no usar nunca palabras o dígitos que puedan relacionarnos. Pero también, como método alternativo, conviene activar la autenticación en dos pasos en servicios como Drive.

Por otra parte, siempre que uses la nube debes tener en cuenta la importancia de tener todo actualizado correctamente. Esto significa instalar las últimas versiones de las actualizaciones, tanto de programas como de firmware, de los equipos que utilices. De esta forma podemos corregir posibles vulnerabilidades que aparezcan y evitar que un pirata informático pueda explotarlas.

Otra cuestión esencial es el sentido común. Debes siempre usar aplicaciones oficiales y evitar cometer errores que puedan poner en riesgo la seguridad. Por ejemplo no hacer clic en enlaces que te lleguen por correo sin verificar realmente quién está detrás y de si puede ser una estafa. La mayoría de ataques van a requerir que la víctima haga algo para que se ejecute.

Fuente > Beta News

¡Sé el primero en comentar!