El ransomware crece un 500% y combina nuevas técnicas

El ransomware crece un 500% y combina nuevas técnicas

Javier Jiménez

Son muchas las amenazas que podemos encontrarnos a la hora de navegar por Internet. Muchos tipos de malware que pueden poner en riesgo la seguridad de nuestros dispositivos. Ahora bien, si hay un tipo de amenaza muy presente y que ha aumentado en los últimos tiempos ese es el ransomware. En este artículo nos hacemos eco precisamente del gran aumento que ha experimentado en los últimos meses. El ransomware ha crecido un 500% y además combina nuevas técnicas.

El ransomware no para de crecer

Como sabemos, el ransomware tiene como objetivo cifrar los equipos de la víctima. De esta forma puede pedir un rescate económico a cambio de descifrar los sistemas y permitir acceder nuevamente a la información. Puede afectar a sistemas muy variados y esto hace que sea una amenaza cada vez más presente.

Según un nuevo informe de Forrester del que nos hacemos eco, el ransomware ha crecido un 500% entre octubre de 2018 y octubre de 2019. Esto supone un incremento más que notable que nos indica la importancia de saber protegerse frente a esta amenaza y evitar que nuestros dispositivos se vean comprometidos.

Los métodos para distribuir este tipo de amenazas son muy variados. Generalmente los piratas informáticos suelen utilizar el correo electrónico, pero también mediante descarga de archivos maliciosos, por ejemplo.

Nuevas técnicas

Más allá de los métodos tradicionales de distribución, los ciberdelincuentes están combinando nuevas técnicas. Una de ellas, según indica este informe, es el uso de cuentas de correos electrónicos anónimas. De esta forma son capaces de administrar nuevas campañas sin necesidad de configurar servidores de comando y control. Se basan en estos correos anónimos para saltarse las defensas de seguridad. Así logran adjuntar archivos maliciosos o distribuir links falsos.

También están incluyendo cada vez más el Phishing para distribuir ransomware. Como sabemos, este tipo de ataques consiste en suplantar la identidad de una empresa u organización para captar la atención de la víctima. De esta forma confían y acaban descargando un archivo o accediendo a un enlace. Este tipo de técnicas ha aumentado un 109%, según los datos, en apenas dos años.

Crece el ransomware

Cómo protegernos del ransomware

Es muy importante mantener siempre actualizados los sistemas. En ocasiones pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es vital que tengamos los últimos parches y actualizaciones para poder protegernos.

También hay que tener en cuenta que debemos contar con herramientas de seguridad en nuestros sistemas. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de malware que derive en ataques contra nuestra privacidad y puedan poner en peligro el buen funcionamiento de nuestros dispositivos.

Pero sin duda lo más importante es el sentido común. En la mayoría de casos los piratas informáticos van a necesitar de la interacción del usuario. Van a requerir que llevemos a cabo una acción, que cometamos un error, para ejecutar su amenaza. Es por ello que hay que estar siempre alertas y nunca acceder a contenido que pueda ser peligroso. Hay que tener cuidado con los archivos que descargamos y los links que visitamos.