Por qué el ransomware es buen amigo del e-mail

Podemos decir que los ataques ransomware son una amenaza muy importante para nuestra seguridad. Los piratas informáticos lo utilizan para cifrar archivos y sistemas y solicitar un rescate a cambio. Es un tipo de malware que puede llegar por diferentes medios, pero sin duda hay uno muy habitual: el e-mail. En este artículo vamos a explicar por qué es tan importante el correo electrónico para el ransomware y qué hacer para evitar problemas.

Usan el correo para enviar ransomware

¿Por qué decimos que el ransomware es buen amigo del correo electrónico? Se trata de un medio de comunicación muy utilizado por todos, tanto por parte de usuarios domésticos como también empresas y organizaciones. Esto hace que sea muy sencillo para un atacante enviar un mensaje falso, que contenga un archivo malicioso y termine infectando al sistema.

Está claro que es una manera económica, rápida y sencilla de enviar muchos mensajes de forma simultánea. Únicamente necesitan tener la dirección de la víctima, seleccionar a quién intentar atacar y de qué manera. Por ejemplo utilizar una estrategia para usuarios concretos que utilicen una plataforma determinada, una empresa que se encargue de un servicio específico y que pueda ser susceptible de atacar.

El hecho de enviar un correo significa que otra persona va a recibir un mensaje. Si son cientos los que lo reciben, mayor probabilidad de que alguien termine descargando ese archivo malicioso, el ransomware, y sus archivos y sistema estén comprometidos. Todo esto sin que el pirata informático tenga que realizar una gran inversión o gran dedicación, como sí ocurre con otros métodos.

¿Qué necesitan los atacantes para infectar a través del correo? Básicamente lo principal es saber la dirección de la víctima. Pueden encontrar direcciones públicas en Internet, a través de filtraciones, etc. No obstante, esto no basta para atacar, ya que los proveedores de e-mail cuentan con un filtro, por lo que el siguiente paso es lograr saltar ese filtro.

Una vez llegan a la bandeja de entrada, para poder atacar necesitan que la víctima haga clic y descargue un archivo. Ese archivo realmente es el ransomware, que puede ocultarse como si fuera un archivo Word, una imagen, un ZIP…

Tipos de ransomware

Cómo estar protegidos

Ahora bien, ¿podemos estar protegidos ante este problema? Para ello es fundamental el sentido común. Es imprescindible evitar cometer errores que puedan dejar en bandeja nuestro sistema. Nunca hay que descargar archivos desconocidos de Internet, como podría ser un archivo de texto, una imagen o cualquier cosa sin conocer realmente a la fuente.

También es esencial tener un buen antivirus instalado. Esto permitirá detectar amenazas de este tipo antes de que lleguen a robar datos o cifrar archivos. Hay muchas opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago. Siempre debes elegir una que funcione correctamente y que sea de garantías.

Por otra parte, para estar protegido frente al ransomware es imprescindible tener todo actualizado. A veces este tipo de malware va a necesitar explotar una vulnerabilidad en el sistema. Por tanto, tener todo con las últimas versiones va a ayudar a evitar problemas y que un atacante pueda aprovecharse. Es importante proteger el equipo del ransomware por e-mail.

¡Sé el primero en comentar!