Consejos para crear copias de seguridad sin riesgo

Crear un respaldo de todos los archivos de un sistema es importante para evitar la pérdida de información. Puede haber ataques informáticos que borren un disco duro, un error a nivel de hardware que impida acceder a los archivos, un borrado accidental… En este artículo vamos a dar algunos consejos para crear copias de seguridad con garantías y poder almacenar el contenido sin riesgo.

Cómo crear copias de seguridad con garantías

Siempre que vayas a crear una copia de seguridad debes hacerlo correctamente. El objetivo es proteger tus archivos, que no corran ningún tipo de peligro y poder estar preparado en caso de que sea necesario tirar de esos documentos que has almacenado como respaldo. Por tanto, puedes tener en cuenta estas recomendaciones.

No hagas solo una copia de seguridad

Es común que los usuarios guarden los archivos en otro ordenador o en un disco duro externo. Por ejemplo ir metiendo ahí todas las fotos de viajes, documentos o un respaldo de los programas instalados en el sistema. Pero claro, ¿y si ese ordenador o ese disco duro sufren algún problema?

Lo ideal, para reforzar la seguridad y poder tener una copia siempre disponible, es crear al menos dos. Por ejemplo, puedes utilizar un disco duro externo para guardar una copia y otro ordenador que ya no utilices, para almacenar una segunda. Una doble garantía que sin duda puede venirte muy bien.

Guarda el contenido periódicamente

También deberías guardar una copia de seguridad de forma periódica. Es decir, no basta con hacer una copia en un momento concreto y dejar que pase mucho tiempo hasta volver a hacer otra. Puede que en ese tiempo hayas acumulado mucha información y aparezca algún problema, como puede ser incluso un ataque de ransomware, y pierdas documentos importantes.

Por tanto, es interesante que programes copias de seguridad de vez en cuando. Por ejemplo una vez por semana o cada vez que hayas guardado archivos que sean importantes y no quieras perderlos bajo ningún concepto. Incluso puedes programar para que las copias se realicen automáticamente.

Cifra los archivos sensibles

Si vas a guardar documentos y archivos importantes, algo que puedes tener en cuenta es cifrarlos. De esta forma evitarás que un posible intruso pueda acceder a la información en caso de explotar alguna vulnerabilidad o entrar físicamente en ese dispositivo donde estás creando la copia de seguridad.

Puedes usar para ello programas como VeraCrypt o 7-ZIP. Estas aplicaciones te permiten cifrar carpetas y mantener los archivos protegidos correctamente. Una manera más de aumentar la seguridad de tus respaldos.

Utiliza programas seguros

Si vas a utilizar alguna aplicación para crear copias de seguridad y no vas a hacerlo de forma manual, es importante que sean seguras. Hay muchas opciones, tanto para crear copias en discos físicos como también en la nube. Siempre debes descargar los programas de fuentes oficiales y asegurarte de que están actualizados.

Algunos programas para crear copias de seguridad populares y fiables son Veeam, Uranium Backup o Duplicati. Vas a encontrar opciones para los diferentes sistemas operativos, pero siempre debes asegurarte de que funciona bien y es fiable.

Mantén los equipos protegidos

Un consejo más es intentar mantener los sistemas siempre seguros. De esta forma evitarás crear copias de seguridad en otro lugar que puedan contener virus, por ejemplo. Incluso evitarás que los intrusos puedan aprovechar fallos de seguridad sin corregir para robar los archivos.

Algo esencial es contar con un buen antivirus. Esto te permitirá mantener la protección al máximo en todo momento. Por ejemplo Microsoft Defender, Avast o Bitdefender son algunas opciones. Pero también tendrás que actualizar los sistemas siempre que haya alguna nueva versión.

¡Sé el primero en comentar!