Alertan de graves vulnerabilidades en millones de routers antiguos

Cualquier dispositivo conectado a la red puede tener vulnerabilidades. Son muchos los fallos que de una u otra forma pueden afectarnos y permitir la entrada de intrusos en nuestros sistemas. Para evitar esto algo fundamental es mantenerlos actualizados. También configurarlos correctamente o instalar determinadas herramientas que ayuden a potenciar la seguridad. En este artículo nos hacemos eco de una alerta que ha lanzado un grupo de investigadores donde informan de graves vulnerabilidades en routers antiguos.

Muchos routers antiguos son peligrosos

No hay dudas de que el router es una pieza fundamental para nuestro día a día. Es lo que permite conectar equipos a Internet y poder gestionar las conexiones domésticas. Ahora bien, cuando hay un fallo de seguridad que afecta a estos aparatos podrían quedar comprometidos todos los demás conectados.

Un grupo de investigadores de seguridad de Which?, organismo de Reino Unido, ha indicado que hay millones de routers domésticos antiguos que podrían ser utilizados por piratas informáticos. Especialmente han identificado 13 modelos de routers más antiguos que son muy populares tanto en Reino Unido como también en otras naciones europeas.

Estos modelos de routers fueron enviados a Red Maple Technologies, una empresa especializada en seguridad, y descubrieron que al menos 9 de ellos tenían importantes fallos. No obstante, esto también lo podemos encontrar en otros modelos menos populares pero que igualmente son vulnerables.

Son millones los usuarios que utilizan esos modelos de routers. Sin duda uno de los problemas más importantes es que no reciben actualizaciones. No se corrigen los fallos, ya que son modelos más antiguos. Vieron que algunos modelos llevan desde 2018 e incluso desde 2016 sin recibir una sola actualización.

Fallos de seguridad en los routers

Contraseñas débiles y cifrado obsoleto

Pero más allá de que los routers no reciban actualizaciones, un problema muy presente especialmente en estos modelos antiguos es que no cuentan con contraseñas que sean realmente seguras. Muchos usuarios incluso mantienen la clave predeterminada que viene con el aparato.

El cifrado es también otra cuestión muy a tener en cuenta, y es que muchos de estos dispositivos utilizan cifrados obsoletos o están configurados con ellos. Un pirata informático con los conocimientos adecuados podría romper la contraseña y acceder a la red sin demasiadas dificultades.

Esto hace que sea imprescindible usar contraseñas fuertes, cambiarlas periódicamente y centrarnos también en el tipo de cifrado. Hay distribuciones de hacking ético con las que podemos poner a prueba nuestro router y ver posibles debilidades.

Pero además, es fundamental tenerlos actualizados siempre que sea posible. Hemos visto que algunos routers más antiguos ya no reciben actualizaciones, pero en caso de que podamos debemos instalarlas. Tenemos que saber la IP del router y posteriormente acceder para configurarlo correctamente, actualizarlo y llevar a cabo cualquier cambio para evitar problemas.

En definitiva, tener el router seguro es algo muy importante. Debemos evitar problemas que puedan ser aprovechados por los piratas informáticos para lanzar sus ataques. Hemos visto que especialmente los modelos más antiguos podrían ser un peligro y esto permitir la enetrada de ciberdelincuentes que podrían controlar todos los dispositivos conectados a la red y poner en riesgo nuestra privacidad.