¿Podrían suplantar el reconocimiento facial? Descubre las consecuencias

Hoy en día tenemos diversos métodos para utilizar la autenticación biométrica. Algunos de los más utilizados actualmente son el reconocimiento facial, la huella dactilar y el reconocimiento de iris. No obstante, hay algunos más como la biometría vascular basados en el patrón de nuestras venas y también los basados en el reconocimiento de la voz, escritura y la firma. Por otra parte, los ciberdelincuentes están trabajando en la vulneración de estos sistemas de seguridad para sacar provecho. El que tengan un mayor o menor éxito depende de cómo estén implementados. En este artículo vamos a hablar sobre si podrían suplantar el reconocimiento facial.

Lo primero que vamos a hacer es conocer qué es un sistema de reconocimiento facial. Luego veremos si es posible suplantar el reconocimiento facial y qué sucedería en el caso de que se produjese dicha acción.

Qué es y cómo funciona un sistema de reconocimiento facial

Un sistema de reconocimiento facial podríamos considerarlo como un programa dirigido por una máquina, como un ordenador o un smartphone, y que se va a encargar de identificar automáticamente a una persona gracias a una imagen digital. Este procedimiento se realiza mediante un análisis de las características faciales de un individuo, extraídas de la imagen de una fotografía o de un sólo fotograma de una fuente de vídeo para luego compararlas con una base de datos.

El reconocimiento facial actualmente es una área de investigación donde cobra mucha importancia el procesado de imágenes, reconocimiento de patrones, visión por ordenador y las redes neuronales. Por otra parte, para realizar este proceso se pueden utilizar técnicas de proyección 2D aunque también se podrían utilizar otras técnicas más complejas y seguras mediante la utilización de técnicas 3D. Una dificultad que presenta este procedimiento es que este pueda realizarse en tiempo real, y como se requiere mucha carga de trabajo no siempre es posible. El tiempo dependerá de la máquina que lo haga, y de que su bases datos sea mayor o menor.

Suplantar el reconocimiento facial, ¿es posible?

Anteriormente, este sistema de reconocimiento facial había sido adoptado a nivel empresarial de forma general. Actualmente, las cosas han cambiado y ya es muy común también verlos en dispositivos como smartphones y tablets.

El problema es que este desbloqueo facial no es siempre tan seguro como debería. Este sistema se suele basar en la comparación de un número determinado de puntos de nuestro rostro. Cuanto mayor sea el número más seguro será, y sí además, implementa técnicas 3D, mejor.

En algunos casos se pueden obtener imágenes nuestras a través de lo que publicamos en redes sociales y utilizarlas para suplantar el reconocimiento facial. Por ese motivo hay que tener cuidado con lo que subimos de forma pública y quizás en algún momento os interese saber cómo borrar el rastro en redes sociales.

Los riesgos de la biometría cuando es vulnerada

Otra de las formas que más se utiliza para iniciar sesión es el uso de credenciales. Así, mediante un usuario y contraseña accedemos a una cuenta. La seguridad se basa en que esa password sea robusta y que la utilicemos en un único lugar. En el caso de que se produjese una brecha de seguridad podríamos sustituirla fácilmente por otra. Eso no implica que hayan podido acceder a nuestros datos y vulnerar nuestra privacidad. Por eso desde RedesZone recomendamos activar la autenticación en dos factores si está disponible para nuestra cuenta.

En cambio, en la autenticación biométrica como el reconocimiento facial, la cosa es muy diferente. En caso de que un pirata informático consiguiese suplantar el reconocimiento facial de una persona tendríamos un grave problema. La razón es bien simple, nuestra biometría no puede reemplazarse. En este caso nuestra cara no podemos cambiarla por lo que podemos decir que la biometría no siempre resuelve nuestros problemas. A partir de ese momento, podrían suplantar el reconocimiento facial cuando quisiese y no nos quedaría otra opción que tener que cambiar el sistema de seguridad.

Por último, con el objetivo de que no se pueden utilizar las imágenes publicadas en Internet para suplantar el reconocimiento facial, se están realizando nuevos desarrollos. El procedimiento consistiría en modificar una imagen sin que el ojo humano lo detecte. Lo que hacen es usar una herramienta para cambiar ligeramente esas imágenes sin que seamos capaces de encontrar las diferencias.