Filtran más de 600.000 tarjetas bancarias online: evita que te pase a ti

Sufrir una filtración de datos en Internet es algo que está relativamente presente en nuestro día a día. Hemos visto muchos casos y muy variados. Pueden afectar a redes sociales, plataformas de juegos, páginas donde realizamos compras… Ahora bien, no todos los datos filtrados son igual de importantes. En este artículo nos hacemos eco de una filtración de más de 600.000 datos de tarjetas bancarias. Vamos a explicar cómo podemos evitar que este tipo de problemas nos afecte.

Se filtran más de 600.000 datos de tarjetas bancarias online

Comprar por Internet es algo muy común en la actualidad. Existen muchas plataformas, muchos servicios que nos ofrecen la posibilidad de adquirir productos de una manera sencilla y rápida desde nuestro dispositivo móvil u ordenador, desde cualquier lugar. Sin embargo en ocasiones hemos visto que ha habido filtraciones y problemas que pueden afectar a la privacidad.

Hay que partir de la base de que la información financiera, los datos de pago, son muy importantes y muy cotizados también por los piratas informáticos. En concreto se han filtrado 623.036 tarjetas bancarias y 500 credenciales para acceder a cuentas bancarias. Ha afectado a una tienda online estadounidense, Swarmshop, pero es algo que puede ocurrir en cualquier momento.

Pero hay que tener en cuenta un aspecto muy importante, y es que estas filtraciones de datos suelen ocurrir en mayor medida en tiendas online que no son seguras, que no cuentan con las máximas garantías. No queremos decir que no pueda ocurrir en cualquier sitio, pero no ocurre con la misma probabilidad.

Esto hace que debamos tener ciertas precauciones para evitar ser víctimas de este tipo de problemas y, también, corregir posibles problemas si hemos conocido que una tienda online o cualquier plataforma donde estemos registrados ha sufrido alguna filtración.

Cómo evitar que los datos bancarios se filtren en Internet

Aquí entran en juego dos partes muy diferenciadas: la propia plataforma online y el usuario. Por parte del usuario podemos tener en cuenta la importancia de crear contraseñas que sean fuertes y complejas, mantener las aplicaciones actualizadas y los equipos seguros. Debemos buscar siempre la manera de evitar riesgos que puedan afectarnos.

Pero también puede ocurrir que el problema sea de la parte de la plataforma o página web donde tenemos nuestros datos, como es el caso de la filtración de más de 600.000 tarjetas bancarias que hemos visto.  En este caso también podríamos tomar ciertas precauciones para reducir el impacto.

Un consejo interesante es utilizar tarjetas recargables. De esta forma no estaremos exponiendo la tarjeta bancaria principal, sino otra a la que le metemos el dinero necesario para realizar una compra y en caso de sufrir algún ataque no tendríamos más que ese dinero expuesto.

También debemos evitar poner nuestros datos personales en sitios que no sean fiables y no ofrezcan plenas garantías. Hoy en día en Internet podemos encontrar una gran cantidad de plataformas, pero no todas ellas van a ser fiables. Comprar con seguridad en Internet es muy importante.

Ahora bien, ¿Qué hacer si una plataforma ha sufrido alguna brecha de seguridad? Lo más importante es inmediatamente cambiar todas las credenciales, contraseñas y evitar mantener allí datos personales importantes. Esto reduciría el impacto y evitaríamos que un posible intruso pudiera utilizar nuestros datos personales.