Por qué no existen buenas VPN gratuitas

Por qué no existen buenas VPN gratuitas

Javier Jiménez

Cuando instalamos una VPN podemos encontrarnos con muchas opciones tanto gratuitas como de pago. Sobre el papel podemos pensar que en ambos casos vamos a poder cifrar nuestra conexión, navegar de forma segura o evitar el bloque geográfico que pueda haber en determinados sitios online. Sin embargo esto en la mayoría de casos no es así. En este artículo vamos a hablar de por qué una VPN gratis nunca va a ser una buena opción.

Una VPN gratis no es buena opción

Es cierto que podemos encontrar programas gratuitos y de pago para casi todo. Por ejemplo editores de texto, imagen, vídeo… Esto no significa que un software gratis vaya a ser malo o inseguro. Ahora bien, cuando se trata de una VPN la cosa cambia.

Un servicio VPN tiene que ofrecer una serie de servidores a los que se conecta el usuario. Esto va a suponer un coste para la empresa, lógicamente. Entonces, ¿de dónde obtienen beneficio cuando ofrecen este tipo de servicios de forma gratuita?

Problemas de privacidad

Una de las razones es que podrían comercializar con nuestros datos. A fin de cuentas la información personal de los usuarios tiene un gran valor en la red. Puede ser utilizada para incluirnos en campañas de Spam, enviar publicidad personalizada o incluso venderlo a terceros.

Por tanto, una VPN gratuita podría tener detrás esta cuestión. Podría estar recopilando datos de navegación que posteriormente vende a terceros y es así la manera que tienen de obtener beneficio económico.

Pero también podrían usar los usuarios gratuitos para beneficiar a los que pagan. Pueden utilizar el ancho de banda de aquellos que utilizan la versión gratis para proporcionarlo a los que sí pagan por la versión completa.

En muchas ocasiones estas VPN tienen una letra pequeña que los usuarios pasan por alto y donde indican el uso que pueden dar a los datos. Si aceptamos este tipo de servicio en realidad podríamos estar dejando en bandeja toda la información que enviamos, como los sitios visitados, dónde nos conectamos, etc.

VPN insegura

Mal servicio

Por supuesto, otra de las razones por las cuales una VPN gratuita nunca es una buena opción se por ofrecer un mal servicio. Esto podría ocurrir por varias causas. Una de ellas es que simplemente la versión gratuita va a ofrecer un rendimiento muy limitado, con una velocidad mala, cortes y, en general, problemas.

Otra razón es que va a ofrecer menos posibilidades. Normalmente las VPN cuentan con diferentes servidores situados en varios países, lo que nos permite conectarnos a ellos y evitar las restricciones geográficas. Si optamos por una versión gratis, lo más normal es que ofrezcan muy pocos servidores disponibles.

Software adicional

También debemos mencionar que algunas VPN gratuitas lo son por el hecho de que incluyen algún software adicional. Pueden venir en un pack con otro programa que automáticamente se instala también en nuestro sistema operativo.

Esto podría presentar problemas para los usuarios. A fin de cuentas se trata de otro software que está consumiendo recursos, además de permitir el envío de datos sobre el uso. Por ello es una manera más que tienen de lucrarse.

En definitiva, las VPN gratuitas no son una buena opción. No es el tipo de programa que deberíamos confiar en versiones sin ser de pago. Os dejamos una lista con los mejores programas VPN para navegar seguros.