Por qué no es buena idea tener VPN en el navegador

El uso de las VPN está realmente extendido tanto en dispositivos móviles como en ordenadores. Son muy útiles para cifrar la conexión, permitir mejorar la privacidad al conectarnos a redes Wi-Fi públicas. Sin embargo, a veces podemos tener problemas si no hacemos un uso correcto. En este artículo vamos a hablar de por qué no es buena idea utilizar una VPN en el navegador.

Usar VPN en el navegador afectar a la seguridad

Cuando hablamos de utilizar una VPN, lo normal es que instalemos un programa en nuestro móvil o en el ordenador. Nos conectamos a alguno de los servidores con los que cuenta esa aplicación y todo el tráfico pasa por ahí. Pero hay una opción que es instalar una extensión para el navegador. ¿Esto es seguro? Sí y no. Vamos a explicar por qué puede afectar a nuestra privacidad. Podéis visitar nuestro tutorial sobre administrar la red con Simple IP Config en Windows.

Sólo cifra el tráfico del navegador

Lo primero que hay que tener en cuenta es que utilizar una VPN en el navegador únicamente va a cifrar el tráfico desde ese programa. Es decir, si por ejemplo usamos una extensión para Chrome, únicamente las páginas que abramos en ese navegador van a enviar los datos a través de la VPN.

No va a cifrar el resto de la conexión. Por ejemplo otros navegadores, programas que usen Internet, etc. Todo lo demás va a quedar expuesto y si nuestro objetivo es ocultar la dirección IP no lo vamos a conseguir de esta forma. Tendríamos una usabilidad limitada a la navegación desde ese programa.

Virus al usar VPN

Puede recopilar datos personales

También debemos indicar que muchas de estas extensiones para el navegador son inseguras. De hecho los piratas informáticos utilizan complementos de Chrome o Firefox para colar malware. Pueden estar diseñados para recopilar datos personales, información de qué sitios visitamos, dónde estamos, etc.

Por tanto, es imprescindible conocer muy bien qué VPN vamos a instalar, especialmente cuando se trate de una extensión para el navegador que podría haber sido creada únicamente para robar datos personales. Siempre hay que optar por tiendas oficiales, como la de Chrome, pero incluso así podría haber problemas.

No ofrece muchas opciones

Por otra parte, otro error al utilizar una VPN en el navegador es que realmente no ofrece muchas opciones. No vamos a tener un abanico de posibilidades para conectarnos a servidores en diferentes países, por ejemplo. Va a estar todo muy limitado y eso tal vez no sea lo que buscamos para cifrar la conexión y poder saltarnos el bloqueo geográfico.

A fin de cuentas se trata de una extensión para el navegador que va a contar con lo más básico. Seguramente tenga uno o dos servidores a los que podremos conectarnos y no podremos configurar mucho más.

Entonces, ¿Cuál sería la mejor opción para tener una VPN? Nuestro consejo es optar por un programa que sea fiable, que funcione correctamente y cuente con todo lo que buscamos. Algunas opciones como NordVPN o ExpressVPN son muy interesantes y funcionan bien. De esta forma podremos cifrar toda la conexión de Internet y no únicamente el navegador.

¡Sé el primero en comentar!