Tu VPN gratuita podría no ser realmente una VPN

Tu VPN gratuita podría no ser realmente una VPN

Javier Jiménez

Los servicios VPN son muy útiles y usados por los usuarios de Internet. Sirven para mejorar la privacidad, entre otras cosas. Pueden cifrar nuestras conexiones, algo fundamental si nos conectamos a redes públicas. También pueden permitirnos acceder a contenido restringido en un país en concreto. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no cualquier opción que utilicemos va a ser fiable. En este artículo vamos a explicar por qué las VPN gratuitas pueden incluso no ser una VPN.

Las VPN gratuitas pueden no ser realmente una VPN

Por todos es sabido que los servicios VPN gratuitos pueden ser peligrosos. A fin de cuentas tienen que obtener beneficio económico de alguna manera y pueden recopilar nuestros datos para posteriormente venderlos a terceros. Ya sabemos que la información en la red tiene un gran valor hoy en día.

Esto hace que utilizar servicios de este tipo gratuitos no sea lo mejor para nuestra privacidad. Pero además es posible que estemos instalando software que realmente no es lo que dice ser. Así lo indica un informe del que nos hacemos eco. Es posible que las VPN gratuitas que muchos usuarios utilizan no sean realmente una VPN.

Básicamente consisten en aplicaciones para móviles u ordenadores que se hacen pasar por servicios VPN. Son gratuitas y nos prometen un funcionamiento que realmente no es. Esto hace que los usuarios que utilizan estos programas crean que realmente su conexión está cifrada, que están conectados a través de una VPN, pero en realidad no es así.

Lógicamente esto supone un problema tanto de funcionalidad como de privacidad. Quizás los usuarios utilicen esa herramienta VPN para proteger su privacidad al navegar por redes públicas. Tal vez la utilicen para poder conectarse a servicios restringidos en un lugar geográfico y se encuentren con que en realidad todo sigue igual.

El peligro de una VPN gratis

Otros problemas de las VPN gratuitas

Más allá de este caso extremo que mencionamos en el que una VPN gratuita puede no ser realmente una VPN, están los problemas de utilizar este tipo de servicios. Estamos ante herramientas que pueden poner en riesgo nuestra seguridad y el buen funcionamiento del equipo.

El hecho de usar este tipo de herramientas gratuitas puede suponer un problema de cifrado. Utilizan un cifrado más débil que puede exponer nuestra información. No tendremos una navegación tan segura.

También está el problema de la velocidad. El hecho de contar con un servicio VPN gratuito va a provocar que la velocidad no sea la mejor. Esto es algo lógico, ya que estamos utilizando un servicio gratuito y por tanto los recursos serán más limitados.

De la misma manera nuestra privacidad puede verse comprometida. Ya lo comentamos antes y lo cierto es que las plataformas de este tipo van a tener que obtener ingresos de alguna manera. Esos ingresos pueden proceder de nuestros datos que son vendidos a terceros y podemos poner en riesgo por tanto nuestra información personal.

En definitiva, contar con servicios VPN gratuitos puede ser un problema importante. Incluso podríamos toparnos con el caso de que al usar una VPN gratis realmente no estemos utilizando una VPN.