¿Has comprado PLC para mejorar el Wi-Fi? Sigue estos consejos

Para poder mejorar el rendimiento de las redes inalámbricas podemos tener en cuenta ciertos consejos. Por ejemplo podemos buscar una mejor ubicación para el router, podemos elegir la banda adecuada o evitar los obstáculos. Pero a veces eso no es suficiente y tenemos que usar otros dispositivos que nos ayuden. En este artículo vamos a hablar de los PLC, de cómo mejoran la conexión Wi-Fi y qué hacer para usarlos correctamente.

Cómo usar bien los dispositivos PLC

Si has comprado recientemente unos dispositivos PLC para mejorar el Wi-Fi de casa posiblemente te preguntes si tienes que hacer algo para que funcionen bien. Lo cierto es que hay algunos detalles que conviene repasar para evitar que haya cortes y que la velocidad de la red no sea buena. Podemos conectarnos a estos aparatos tanto por cable Ethernet como también por Wi-Fi y los fallos pueden aparecer en ambos casos.

No usar regletas

El primer consejo para aumentar la velocidad de los PLC es conectarlos directamente a la electricidad. No debemos utilizar regletas donde conectamos otros aparatos, ya que esto podría restar potencia y hacer que funcione mal. Es seguramente la circunstancia más importante que puede provocar errores.

Es cierto que con tantos aparatos a veces no tenemos más enchufes y tenemos que tirar de estos dispositivos. Funcionan bien, nos permiten conectar cargadores, ordenadores, discos duros externos o cualquier equipo similar. Pero claro, cuando se trata de conectar PLC, que van a utilizar el cableado para llevar la conexión de un lugar a otro, la cosa cambia y es mejor evitarlo.

PLC Fritz! 510E

Evitar tener otros aparatos al lado

Las interferencias de otros dispositivos también pueden influir en el funcionamiento de los PLC. Siempre que sea posible, evita tener cualquier aparato electrónico. Mientras más aislados estén los PLC, mejor para evitar complicaciones que afecten al rendimiento.

Con esto no nos referimos únicamente a que estén cerca físicamente, sino también conectados a la electricidad. Es algo parecido a lo que comentábamos de las regletas. Si por ejemplo tenemos dos enchufes que están al lado, siempre que podamos es mejor evitar conectar otro aparato a ese segundo conector.

No creer que la distancia sea infinita

Aunque es cierto que los dispositivos PLC pueden cubrir una gran superficie, no hay que pensar en que la distancia puede ser excesivamente grande y va a funcionar igual. Mientras mayor sea la distancia, más problemas podemos tener, con limitaciones de velocidad y calidad.

Este punto lo debemos controlar y no conectar los dispositivos muy lejos. Además, la distancia puede reducirse si el cableado es antiguo o está en mal estado. Esto podría afectar bastante a esa distancia y llegar a tener problemas tanto si vamos a conectarnos por cable Ethernet al PLC, como si vamos a usar la opción del Wi-Fi.

En definitiva, estos son algunos de los puntos principales que hay que tener en cuenta cuando vayamos a utilizar dispositivos PLC. El objetivo es mantener la velocidad lo mejor posible y reducir los problemas de conexión, que pueden provocar cortes y fallos generalizados.

¡Sé el primero en comentar!