Errores comunes cuando compartes Wi-Fi

Errores comunes cuando compartes Wi-Fi

Javier Jiménez

Las conexiones inalámbricas son muy utilizadas hoy en día. Podemos decir que tenemos una red Wi-Fi disponible en casi cualquier lugar, pero en ocasiones no tenemos acceso y queremos compartir datos. Esto es muy útil, pero también podría ser un problema para nuestra seguridad. De ahí que debamos tener en cuenta algunos consejos. Vamos a dar algunos detalles de qué errores debemos evitar al compartir Wi-Fi.

Errores al compartir Wi-Fi

Podemos compartir Internet fácilmente desde nuestro móvil y permitir que otros dispositivos y usuarios puedan conectarse. Muy útil por ejemplo si vamos de viaje y tenemos red en nuestro teléfono y queremos que otros equipos como una Tablet o un ordenador portátil puedan tener también conexión.

Podría ocurrir que incluso quisiéramos compartir esa conexión de Internet con otros usuarios que hayan agotado su tarifa. Pero claro, si compartimos Internet sin tener en cuenta medidas de seguridad también podría provocar que otros intrusos pudieran conectarse y poner en riesgo nuestra privacidad y el buen funcionamiento de los dispositivos. Compartir Wi-Fi con los vecinos puede tener problemas también relacionados con la privacidad.

No usar contraseña

Un error muy importante es el de compartir Wi-Fi con otros usuarios sin poner contraseña. Esto es elemental. La clave es la principal barrera para evitar que terceros puedan acceder. Si dejamos la red abierta, cualquiera que busque y la encuentre podría conectarse y acceder a ella. Podría consumir nuestros datos, afectar al rendimiento e incluso poner en riesgo la privacidad.

Para evitar esto siempre que vayamos a compartir Internet debemos crear una contraseña que sea fuerte y compleja. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello además de forma aleatoria y tener una longitud suficiente.

Problemas con el Wi-Fi

Poner un nombre que nos relacione

También es un error que puede comprometer nuestra privacidad poner un nombre que nos relacione. Por ejemplo nuestros datos personales, el modelo del terminal, etc. Esto también podría ayudar a un posible atacante a encontrar ciertas vulnerabilidades presentes y llevar a cabo sus ataques.

Por tanto, nuestro consejo en este caso es utilizar un nombre que nada tenga que ver con nosotros, ni tampoco mantener el que viene de fábrica que suele ser el modelo del móvil. Es importante que creemos cualquier otro nombre aleatorio. Un error habitual es cuando Internet no funciona pero el Wi-Fi está conectado.

No poner un límite de consumo

Cuando compartimos Internet desde nuestro móvil estamos usando los datos de la tarifa que tengamos contratada. Esa tarifa puede ser limitada. Si vamos a utilizar otros dispositivos o permitir que otro usuario se conecte, deberíamos tener en cuenta esa capacidad de la tarifa y evitar que se agote.

Si por ejemplo vamos a compartir Internet para conectarnos desde un ordenador portátil y vamos a usarlo para reproducir vídeos en Streaming, podemos ver cómo los datos disponibles caen rápidamente. Esto podría agotar nuestra tarifa en cuestión de minutos.

Por ello, un error común sería no poner un límite de consumo. Esto podría agotar por completo los datos que tenemos disponibles y quedarnos sin conexión en todos los dispositivos. Es común que al compartir datos tengamos una opción para poner un aviso en caso de que lleguemos a consumir una cantidad determinada o que incluso se bloquee llegado ese momento.