El Wi-Fi funciona pero no puedo conectarme: soluciones

En muchas ocasiones al intentar conectarnos a Internet por Wi-Fi puede haber problema. Lo más normal es que se trate de simplemente una mala cobertura cuando estamos muy lejos del punto de acceso. También puede haber saturación de la red. Pero en otras ocasiones podríamos encontrarnos con el problema de incluso no poder conectarnos y navegar. Sabemos que el Internet funciona, pero nuestro equipo no se conecta. Vamos a explicar cómo solucionar problemas cuando el Wi-Fi funciona y no podemos conectarnos.

Qué hacer si el Wi-Fi funciona pero no se conecta el equipo

Esto es algo que puede ocurrir con nuestro ordenador en un momento dado. Podría tratarse de una mala configuración, algún conflicto con los drivers, malware… Son diferentes las causas detrás de este problema. Podría ser algo momentáneo o también permanente. Vamos a explicar algunos puntos importantes para poder conectarnos al Wi-Fi si sabemos que funciona pero no tenemos conexión. Una variedad de soluciones que podrían ayudarnos a tener conexión con normalidad y salvar los posibles problemas que pueda haber.

Básicamente significa que la red Wi-Fi funciona bien y podemos usarla con otro dispositivo, pero desde uno en concreto no se conecta. Es importante comprobar algunos pasos para verificar que todo está en orden y averiguar así cuál puede ser el motivo por el que no funciona como debería.

Comprobar contraseña

Algo que podemos hacer es comprobar que hemos puesto bien la contraseña. Es un fallo básico pero muy frecuente. Tal vez hayamos puesto mal la contraseña del Wi-Fi, la hemos guardado y no tenemos Internet por ese motivo. Nos conectamos desde cualquier otro equipo donde sí la hemos puesto correctamente y funciona.

Podría ocurrir también que tengamos bien puesta la contraseña, pero hayamos elegido un cifrado incorrecto. Ya sabemos que existen diferentes tipos de cifrado, como WEP, WPA2… Es importante que estemos utilizando el correcto y no haya habido una mala configuración que esté provocando problemas con la clave.

Contraseñas en cuentas bancarias

Olvidar red

En ocasiones podría haber una mala configuración de la red, algún conflicto no solo con la contraseña, y esto lo podemos solucionar dando a Olvidar red. Para ello tenemos que ir al icono del Wi-Fi de la barra de tareas, seleccionamos la red que nos interesa, pulsamos con el segundo botón del ratón y le damos a Dejar de recordar.

Una vez hecho esto simplemente tendremos que darle a conectar otra vez, poniendo de nuevo la contraseña. De esta forma podríamos evitar algunos problemas y que pueda conectarse con normalidad.

Cambiar la banda

¿Estamos conectados a la banda incorrecta? Tal vez ese sea el problema. Como sabemos, los dispositivos modernos pueden conectarse tanto a la banda de 2,4 GHz como también a la de 5 GHz. Cada una de ellas es mejor en determinadas circunstancias.

Si por ejemplo estamos conectados a la banda de los 5 GHz y nos encontramos muy lejos del punto de acceso, podría haber problemas para establecer la conexión. De ahí que debamos cambiar a la otra banda y comprobar si funciona mejor. Incluso podríamos llegar a estar conectados pero sin acceso a la red.

Algo similar puede pasar si usamos la banda de los 2,4 GHz, pero en este caso generalmente por problemas de interferencias. Puede ocurrir que tengamos cerca otro aparato que genere problemas. Por ejemplo un dispositivo que utilice la conexión Bluetooth o incluso un microondas. En ambos casos van a utilizar una frecuencia muy similar a la que utiliza el Wi-Fi en la banda de los 2,4 GHz.

Reiniciar router y equipo

Otra cuestión básica es la de simplemente reiniciar tanto el router como nuestro equipo. Esta solución es muy común y siempre conviene llevarla a cabo cuando tenemos algún problema de este tipo. A veces lo más sencillo resulta ser lo más efectivo.

En el primer caso hay que reiniciar el router correctamente: debemos apagar el aparato y mantenerlo así al menos 30 segundos para que el reinicio sea correcto. Posteriormente volvemos a conectar todo y ver si se ha solucionado el problema. Si lo apagamos y encendemos al instante no estaremos reiniciando de forma adecuada. Puede ocurrir un conflicto de IP, por ejemplo, y haya que reiniciar para que vuelva a establecerse correctamente la conexión.

Si no te conectas directamente al router, sino que lo haces a través de un repetidor, también deberías reiniciarlo por si tiene algún problema de sincronización. Tal vez no tengas acceso a la red debido a que ese aparato ha dejado de funcionar correctamente y simplemente con apagarlo y volverlo a encender lo solucionas.

Actualizar la tarjeta de red

También podría ocurrir que los drivers de la tarjeta de red estén desactualizados. Si hemos instalado recientemente el sistema operativo o alguna nueva versión, puede que haya conflictos y eso se traduzca en problemas para conectarnos al Wi-Fi.

Para actualizar la tarjeta de red tenemos que ir a Inicio, escribimos Administrador de dispositivos, posteriormente entramos en Adaptadores de red y allí seleccionamos la que nos interesa, que sería la tarjeta de red inalámbrica. Hacemos clic con el segundo botón del ratón y le damos a actualizar. Es importante que siempre tengamos las últimas versiones del firmware instaladas, tanto para mejorar el rendimiento, nuevas funciones del dispositivo, como también para evitar problemas de seguridad que puedan afectarnos. Este aspecto, también podemos realizarlo desde la página de soporte que nos facilitan las marcas de los dispositivos, donde podremos encontrar la versión más actual de los controladores, junto con versiones anteriores. Esta última no es la más recomendable, a no ser que tengamos que instalarlo en un equipo antiguo, el cual las versiones más actuales no pueden soportar.

Actualizar controlador de red

Restablecer la red

Si todo esto que hemos mencionado no ha resuelto el problema, otro punto a tener en cuenta es el de restablecer la red. Es un proceso sencillo que podemos llevar a cabo en Windows. Para ello tenemos que ir a Inicio, entramos en Configuración, accedemos a Red e Internet, Estado y allí buscamos la opción de Restablecimiento de red, que aparece abajo.

Lo que conseguimos con esta opción es quitar y restablecer todos los adaptadores de red y vuelve a la configuración original. Nos permite evitar problemas que hayamos causado y que deriven en un mal funcionamiento de la conexión.

Restablecer la red de Windows

¿Estamos conectados a un punto de acceso sin conexión?

Es bastante común que tengamos amplificadores Wi-Fi, sistemas Mesh y otros aparatos que nos permiten llevar la conexión a otros rincones del hogar. Sin embargo estos puntos de acceso en ocasiones no funcionan bien. Puede que tengan una mala configuración, que estén muy lejos del router y por tanto no tengan conexión o cualquier otro problema que impida que otros equipos que se conecten puedan tener una conexión correcta.

Por tanto, debemos comprobar si estamos conectados a un punto de acceso que no tenga conexión. Podemos probar con conectarnos a otro punto de acceso o al propio router. Así veremos si el problema no es de ese equipo en concreto, sino de dónde nos estamos conectando. Un paso más que podemos llevar a cabo fácilmente.

Generalmente esto ocurre por tener los aparatos en una zona muerta. Es así como se conoce a los lugares donde la señal no llega o es muy limitada y no permite establecer una conexión con normalidad. Siempre puedes intentar mejorar esta cuestión al ubicar mejor el repetidor o conectarlo con el router a través de cable y no por Wi-Fi.

Verifica la configuración de la red

Verifica la configuración de tu red inalámbrica, ya que muchos routers hoy en día usan tecnología de doble banda para ampliar el alcance del enrutador y las velocidades de Wi-Fi. Eso significa que tu router permite la comunicación Wi-Fi a través de canales de 2,4 GHz o canales de 5 GHz.

Sin embargo, la configuración de tu router podría haber cambiado sin que nos hayamos dado cuenta y requerir que nuestro dispositivo use un canal específico, a veces, estos canales aparecen como redes Wi-Fi separadas en tu dispositivo. tu teléfono u ordenador portátil pueden intentar conectarse a un canal específico que parece estar disponible, pero no es la conexión de red que tu router ahora requiere. Verifica qué canal está usando tu router iniciando sesión en la interfaz web de tu router.

Una vez que averigüe si tu router está configurado en un canal específico, también puede restablecer qué canal usa tu router, restablecer el canal puede solucionar los problemas de conexión causados ​​por un canal Wi-Fi saturado, en la mayoría de los routers de 2,4 GHz vienen con un canal predeterminado de 6, pero puedes cambiar el canal iniciando sesión en el panel de control del router usando la dirección IP del mismo.

Verifica el SSID de tu adaptador de red

Verifica que el SSID de su adaptador de red inalámbrica esté disponible y cuál es su estado, si tu adaptador de red dice «No conectado», haga clic en «Conectar», una de dos cosas puede estar sucediendo, si no puede conectarse a su red, es posible que debas depurar la configuración de tu red inalámbrica (un problema técnico avanzado de solución de problemas).

O bien, su estado puede decir «Adquiriendo dirección de red» o «Autenticando», si eso sucede, es posible que debas hacer clic en «Diagnosticar» para solucionar un problema de dirección IP.

Fallos con programas instalados

Hemos hablado principalmente de algunos errores habituales en la configuración, utilizar una banda incorrecta o simplemente a nivel de hardware reiniciar los dispositivos. Pero puede ocurrir que el fallo se deba a algo que hemos instalado. Esto suele ser un antivirus, firewall o incluso cualquier programa que en realidad nos haya colado malware.

Comprobar que no hay malware

Son muchas las amenazas de seguridad que pueden comprometer nuestros equipos y esto también podría afectar a la red Wi-Fi. Si sabemos que la red funciona correctamente pero nuestro equipo no se conecta, una de las causas puede ser que tenemos algún tipo de virus en el equipo. Tal vez has bajado recientemente algún archivo o instalado algún programa y eso haya causado problemas de este tipo.

Podemos utilizar un antivirus para realizar un escaneo en profundidad y detectar software malicioso que esté dañando el funcionamiento del equipo. Son muchas las herramientas que tenemos a nuestra disposición para ello, tanto gratuitas como de pago. No obstante, nuestro consejo es elegir correctamente qué vamos a instalar en nuestro sistema, ya que si optamos por alguna alternativa inadecuada no podríamos estar protegidos correctamente.

Por ejemplo podemos nombrar Windows Defender, que es el antivirus que viene con Windows, pero también otros muy populares como Bitdefender, Avast o Kaspersky. Con todos ellos podremos hacer un análisis y ver si algo está provocando estos fallos.

Ver si el firewall o antivirus están interfiriendo

Aunque hemos indicado que utilizar programas de seguridad puede ser muy útil para evitar problemas de este tipo, también podríamos encontrarnos con el caso contrario: que ese antivirus o firewall esté interfiriendo y no nos permita conectarnos.

En este caso tendríamos que analizar la configuración y ver si alguno de estos programas está causando problemas. Podemos optar simplemente por pausarlos momentáneamente e intentar conectarnos al Wi-Fi y ver si así se soluciona el problema. Una vez detectado el error podríamos optar por instalar otro programa diferente o tocar la configuración de alguna manera que nos permita navegar con normalidad.

No es buena idea tener dos antivirus funcionando en el mismo sistema. Por ejemplo, muchos usuarios mantienen Windows Defender y, al mismo tiempo, instalan otra aplicación pensando que van a estar más protegidos. Esto, más allá de proteger la seguridad, lo que puede provocar es que aparezcan fallos al usar ciertos programas o componentes del sistema. Es mejor tener únicamente un antivirus y siempre optar por una alternativa fiable, como puede ser el propio de Microsoft, Avast, Bitdefender, etc.

La VPN puede provocar fallos en la red

Un punto más que debemos tener en cuenta es si estamos utilizando alguna VPN. Este tipo de herramientas son muy útiles y nos permite navegar con más privacidad por Internet. Las podemos utilizar para ocultar la dirección IP real y poder acceder a contenido restringido geográficamente, por ejemplo. Sin embargo también podría ser la causa de fallos al intentar conectarnos, en caso de que haya una mala configuración.

Podemos pausar momentáneamente la VPN y ver si se soluciona el problema. También podemos ver la configuración por si hubiera algún parámetro mal configurado. Pero generalmente cuando aparece este problema es por estar utilizando un programa que no funciona bien y no es de garantías. Siempre recomendamos usar alguna opción fiable, que proteja nuestros datos correctamente y no aparezcan fallos. Por ejemplo NordVPN o ExpressVPN son algunas alternativas a tener en cuenta.

Otras soluciones

Existen muchas razones por las cuales podemos estar conectados a una red Wi-Fi sin conexión a internet, aunque no sea muy frecuente. Si has probado todo tipo de soluciones pero esta sigue sin funcionar como debe, podemos hacer dos cosas a mayores las cuales pueden ayudarnos. La primera de ellas es cambiar o resetear las DNS de nuestro equipo. Para ello tendremos que ir al inicio de Windows, y buscar cmd para acceder a la línea de comandos. Es recomendable realizarlo en modo administrador. Una vez dentro, escribiremos el comando ipconfig/renew, y acto seguido cerramos y reiniciamos el equipo. De este modo, resetearemos estas direcciones.

Para proceder a cambiarla, tendremos que acceder a las «Conexiones de red», y luego acceder a «Cambiar las opciones del adaptador». Hacemos clic con el botón derecho encima de la red la cual vamos a manipular y nos vamos a Propiedades. Una vez llegamos a esta pantalla, tenemos que buscar el protocolo correcto, que sería el IPv4, y accedemos nuevamente a las «Propiedades» del mismo. En esta ventana, es donde podremos cambiar las DNS.

Otra opción, es resetear la dirección IP. Para ello tendremos que ir nuevamente al símbolo del sistema (CMD), abierto como administrador de nuevo. Una vez dentro, tendremos que ejecutar los comandos nbtstat -R, nbtstat -RR, Netsh int ip reset c:resetlog.txt y Netsh winshock reset. Esto hará que la dirección IP que identifica a nuestro equipo, se resetee. Puede ser una solución al problema de no tener conexión a internet con la red Wi-Fi.

Por tanto, estos pasos que hemos ido mencionando pueden ayudarnos a evitar problemas al conectarnos. Si vemos que no podemos conectarnos al Wi-Fi pero sabemos que funciona, podemos llevar a cabo estas acciones de una manera sencilla. El objetivo es poder conectarnos a la red inalámbrica con normalidad y tener Internet disponible.

1 Comentario