Dónde es peligroso conectarse a un Wi-Fi

Dónde es peligroso conectarse a un Wi-Fi

Javier Jiménez

Las redes inalámbricas son muy usadas por los usuarios para conectarse a Internet. Tenemos a nuestro alrededor una gran cantidad de dispositivos compatibles y que usamos en nuestro día a día. En muchas ocasiones, mientras estamos fuera de casa, nos conectamos a redes Wi-Fi públicas y de esta forma ahorrar datos móviles o incluso tener mejor velocidad. Ahora bien, ¿esto es seguro? Lo cierto es que podemos tener problemas de seguridad. En este artículo mostramos cuáles son los lugares más peligrosos para conectarnos al Wi-Fi.

Dónde debes tener cuidado al conectarte al Wi-Fi

Como decimos, las redes Wi-Fi están muy presentes en todas partes. Sin embargo hay que tener en cuenta que en determinados lugares los piratas informáticos pueden poner sus cebos. Pueden crear redes simplemente con el objetivo de robar información y comprometer la seguridad de aquellos que se conecten.

Hay determinados espacios que debemos evitar o al menos tomar precauciones a la hora de conectarnos y no exponer nuestros datos. Vamos a ver cuáles son los principales de cara a lograr una mayor seguridad al navegar por la red.

Aeropuertos

Los espacios muy concurridos, como pueden ser aeropuertos o estaciones de tren, son algunos lugares donde los ciberdelincuentes pueden desplegar sus redes inseguras. Especialmente los aeropuertos pueden tener éxito, ya que es un lugar por donde pasan muchos viajeros internacionales, los cuales pueden no tener datos en el móvil.

Por tanto, uno de esos sitios donde debemos extremar las precauciones al conectarnos a una red son los aeropuertos.

Centros comerciales

Los centros comerciales también pueden ser utilizados por los atacantes para desplegar redes inalámbricas inseguras, que han sido creadas precisamente para atacar. Son espacios donde la gente puede pasar mucho tiempo y tienen necesidad de conectarse desde su teléfono móvil o cualquier otro dispositivo.

A veces incluso pueden poner el nombre de una tienda o negocio para hacer creer que realmente es una red fiable. Hay que prestar atención siempre a qué Wi-Fi nos conectamos.

Calles con mucha multitud

Algo similar ocurre en calles y zonas donde pasa mucha gente. Por ejemplo lugares turísticos, calles llenas de tiendas, etc. Pasa mucha gente al cabo del día y los ciberdelincuentes tienen más posibilidades de que alguien llegue a conectarse a esas redes y cometan algún error, como podría ser iniciar sesión en una página que ha sido modificada, por ejemplo.

Esto especialmente ocurre en grandes ciudades y sitios donde es más frecuente que haya un gran número de personas que puedan acceder a esa red.

Bibliotecas y lugares públicos

Los lugares públicos también son usados por los piratas informáticos para crear redes inalámbricas inseguras. Hablamos por ejemplo de bibliotecas, museos, universidades… Allí crean redes con el objetivo de recopilar información y datos de los usuarios que se conectan.

Estas redes en ocasiones pueden confundirse con un Wi-Fi legítimo. Pueden tener un nombre similar o una apariencia legítima que en realidad no lo es.

Restaurantes y cafeterías

Estos lugares también son utilizados ya que son espacios en los que los usuarios van a permanecer mucho tiempo. Por ejemplo durante una comida. Son en esos momentos en los que hay más probabilidad de que los internautas busquen una red disponible y así ahorrar datos.

En definitiva, como vemos hay lugares en los que las redes Wi-Fi que encontramos podrían ser una trampa. Ya vimos en un artículo los peligros de una red Wi-Fi pública. Debemos siempre mantener la seguridad y privacidad a salvo y no cometer errores a la hora de navegar por Internet.