Ya no hay dudas: este es el peor lugar para tu router WiFi

Ya no hay dudas: este es el peor lugar para tu router WiFi

Javier Jiménez

El lugar donde pongas el router es fundamental para tener una buena conexión. Si cometes errores en este sentido, la red inalámbrica puede llegar débil y tener problemas para navegar bien. En este artículo nos hacemos eco de un informe que confirma cuál es el peor lugar para ubicar el router Wi-Fi. Vamos a explicar por qué te afecta si decides ponerlo allí y qué debes tener en cuenta para que funcione lo mejor posible.

La cocina, el peor lugar para el router

Así lo ha confirmado un informe realizado por Virgin Media. Ya era algo que sabíamos, pero ahora tenemos aún más datos que lo reafirman. Colocar el router en la cocina es muy mala idea para que funcione correctamente. El motivo es la cantidad de electrodomésticos que pueden rodearlo. Especialmente algunos como el microondas, que funciona en la frecuencia cercana a los 2,4 GHz, pueden afectar bastante.

Pero además, como aseguran desde Virgin Media, no son solamente los electrodomésticos enchufados los que pueden hacer que el Wi-Fi funcione mal. Hay que tener en cuenta también el metal. En una cocina puede haber muebles metálicos, hornos, frigoríficos o incluso lavadoras. Todo esto tiene metal y eso puede interrumpir la señal.

Por tanto, lo ideal es tener el router Wi-Fi lo más lejos posible de la cocina. Es cierto que a veces puede ser una buena opción en determinadas viviendas por el tema de la instalación. Pero va a ser un problema que va a afectar a tu conexión inalámbrica seguro. Elige cualquier otro lugar y evitarás que tu Internet vaya lento y con los molestos cortes.

Siempre puedes realizar una pequeña instalación en casa para que lleguen los cables a otra zona más óptima donde puedas conectar el aparato. Eso te ayudará mucho a tener más flexibilidad para decidir dónde ponerlo.

Evitar poner el router junto a la ventana

Dónde conviene poner el router

Entonces, ¿dónde deberíamos colocar el router? Lo ideal es en una ubicación central de la vivienda. Por ejemplo una habitación que esté céntrica y desde la cual pueda repartir bien la conexión a otras zonas. Evita ponerlo en una esquina de la vivienda o zona donde realmente no necesites que haya buena cobertura.

También es esencial alejarlo de aparatos que puedan interferir. Por ejemplo lo que hemos explicado de la cocina, pero también otros como una televisión, reproductor de vídeo o cualquier dispositivo que utilice Bluetooth. Eso podría afectar a la señal y hacer que llegue peor cobertura o de forma débil.

Es buena idea ponerlo en una ubicación elevada para que pueda emitir mejor la señal. Por ejemplo encima de un mueble es buen sitio. No lo pongas cerca del suelo, ni tampoco al lado de una ventana puesto que puede entrar luz directa del sol y eso es algo negativo para el funcionamiento del aparato.

En definitiva, como ves poner el router en la cocina es una mala decisión. Es el peor lugar donde lo puedes colocar y lo ideal es que esté en una zona libre de interferencias, desde donde pueda repartir bien la señal y que no aparezcan problemas de ningún tipo. Elegir bien el sitio te ayudará a mejorar la velocidad y estabilidad de la conexión.