Descubre por qué el Wi-Fi a veces funciona lento y cómo solucionarlo

Las conexiones a Internet han evolucionado mucho en los últimos años. No hace más de 10 años que la mayoría de los usuarios teníamos conexiones ADSL de menos 20 Mbps. El cable de red Ethernet ha pasado de las conexiones 100BASE-T que ofrecían velocidades de hasta 100 Mbps a pasar a Gigabit Ethernet con 1 Gbps. El Wi-Fi también ha experimentado un cambio considerable con la normativa 802.11g que proporcionaba 54 Mbps a las redes actuales que cumplen la normativa 802.11ac y que nos pueden ofrecer fácilmente velocidades superiores a 250 Mbps. Eso no quita que el Wi-Fi, en determinadas ocasiones, tenga un rendimiento diferente y más si lo comparamos con el cable de red Ethernet. En este artículo vamos a ver por qué el Wi-fi a veces funciona lento y cuáles son sus posibles causas.

Distancia y canales como culpables

En el momento que nos conectamos a una red Wi-Fi tenemos que ser conscientes de las debilidades de las redes inalámbricas. Una de las más importantes son las interferencias que tenemos con las redes cercanas. En ese aspecto, cuantas más redes Wi-Fi tengan nuestros vecinos más posibilidades habrá de que tengamos algún problema.

En algunas situaciones podemos notar que el Wi-Fi a veces funciona lento debido a la distancia. En ese caso, cuanto más alejados estemos del router, mayor será la pérdida de velocidad. Por eso cuando estamos ubicados en la estancia donde se encuentra el router normalmente no suele haber problemas. Sin embargo, a medida que nos alejamos del router la señal tiene que sortear barreras arquitectónicas como paredes y va perdiendo velocidad. Eso sin contar con las interferencias antes mencionadas. Por ese motivo, si la distancia es muy grande en algunas ocasiones no nos queda más remedio que añadir un repetidor Wi-Fi o un sistema Wi-Fi Mesh según sea el caso.

También otra cosa que influye mucho es la elección del canal, sobre todo en la banda de 2.4GHz que al estar más congestionada por haber menos canales la situación es más problemática. Y cuanto más te alejas del router peor aún va a ser la situación. Por ese motivo, cuando se tienen problemas con el Wi-fi una de las cosas que primero debemos revisar son los canales que estamos utilizando tanto de la banda de 2.4 GHz como la de 5 GHz. Lo primero que podrías intentar si el router lo permite es que desde su configuración web elija automáticamente el que mejor nos convenga. No obstante, esto no siempre es posible, o porque no funciona bien en modo automático o porque no tiene esa opción. Entonces tendremos que hacerlo manualmente, y elegiremos el canal más alejado posible de las dos o tres redes que tengamos más cerca. Quizás te pueda interesar conocer WirelessNetView para ver los canales de tus vecinos y elegir luego el más adecuado.

El Wi-Fi funciona lento en ocasiones

También hay que tener en cuenta que cada vez tenemos más equipos conectados a Internet. Eso quiere decir que debemos repartir el ancho de banda que es capaz de ofrecer nuestro router Wi-Fi entre todos. En ese aspecto cada vez en nuestros hogares tenemos más equipos conectados, como una Smart TV, enchufes inteligentes, una impresora y otros dispositivos de domótica.

En ese aspecto el Wi-Fi a veces funciona lento en función de los dispositivos que haya conectado a la red inalámbrica y también del ancho de banda que estén consumiendo. Así en el hipotético caso de que tuviésemos muchos dispositivos conectados por Wi-Fi a la vez y consumen mucho ancho de banda, se podría producir una saturación de la red Wi-Fi. En ese aspecto podríamos poner dos casos típicos que podrían provocar esta situación:

  • La utilización de programas P2P.
  • La visualización de contenidos en streaming a gran resolución. Cada vez es más común que diferentes miembros de un hogar disfruten de manera individual del entretenimiento audiovisual que ofrecen diferentes plataformas.

Además, si se trata de un equipo en concreto que el Wi-Fi a veces funciona lento, pudiera ser porque esté utilizando unos controladores Wi-Fi antiguos y necesite actualizarlos. También otra opción podría ser que ese equipo tuviera algo de malware por lo que convendría que le pasasen un buen antivirus. Por último, aquí tenéis más consejos para cuando el Wi-Fi tiene buena señal, pero se corta y va lento.

1 Comentario