Estos son los motivos de que el WiFi de la TV se corta, aprende a evitarlo

Estos son los motivos de que el WiFi de la TV se corta, aprende a evitarlo

Javier Jiménez

Hoy en día la mayoría de televisiones cuentan con conexión inalámbrica. Es muy útil para poder ver contenido a través de Internet, conectar otros dispositivos, navegar… Sin embargo esto no siempre funciona bien. Normalmente vamos a poder solucionarlo. Por ello en este artículo vamos a explicar por qué se corta el Wi-Fi de la TV y qué podemos hacer para intentar que funcione lo mejor posible, con buena velocidad y estabilidad.

Motivos por los que el Wi-Fi no va bien en la tele

Las Smart TV pueden contar con un receptor Wi-Fi tanto interno como externo. Es decir, puede que ya traiga una tarjeta de red para poder conectarnos, pero tal vez tengas que agregarle una. Sea cual sea tu caso, en ocasiones no funciona bien y aparecen los molestos cortes y conviene tomar medidas.

Muy lejos del router

El primer motivo es que esté muy lejos del router. Esto significa que la cobertura va a llegar muy débil y no va a ser suficiente para poder conectarnos con normalidad. Tal vez incluso ni siquiera podamos conectar la TV a la red. Esto es relativamente habitual cuando está situada en una habitación lejana.

¿Qué podemos hacer para evitar que se corte el Wi-Fi de la televisión si está lejos del router? Una opción es contar con algún dispositivo que lleve la cobertura a otros lugares. Por ejemplo un repetidor Wi-Fi que amplifique la señal, un sistema Mesh o dispositivos PLC, que son muy útiles en estos casos. Una alternativa sería colocar el router en otro lugar, si fuera posible, o utilizar cable Ethernet.

Por qué funciona peor el WiFi

Hay interferencias

Otra causa por la cual la Smart TV no funciona bien al conectar el Wi-Fi es por interferencias. Tal vez hay dispositivos cerca que pueden influir en la señal y afectar de forma negativa a la conexión. En estos casos podrías ver que la cobertura deja de ir bien, aparecen cortes o la velocidad no es la que nos gustaría.

Para poder solucionar este problema, lo importante es colocar la televisión en un lugar aislado de otros aparatos. Por ejemplo, no debes poner cerca un dispositivo que se conecte al Bluetooth, ya que utiliza una frecuencia cercana, u otros electrodomésticos que puedan interferir.

El receptor Wi-Fi no es bueno

Por supuesto, un motivo más es que el receptor Wi-Fi de la televisión no sea bueno. Esto suele ocurrir especialmente cuando agregamos uno en caso de que la TV no tenga conexión propia. A veces compramos uno que no funciona bien o es muy limitado y empiezan los problemas para intentar conectarnos.

Siempre que sea posible, intenta conectarte por cable Ethernet o busca un receptor Wi-Fi que sea de garantías. Si la televisión tiene un receptor incorporado y no puedes ponerle otro, tendrás que intentar mejorar la cobertura inalámbrica a través de otro aparato.

Alguna aplicación crea problemas

Podemos instalar muchas aplicaciones a la televisión, lo cual puede resultar útil. Sin embargo, a veces estos programas pueden generar problemas. Podrían causar inestabilidad, provocar que empiece a ir más lenta o que incluso afecte también a la conexión inalámbrica y haga que todo vaya peor.

Para evitar que esto ocurra, nuestro consejo es instalar únicamente aplicaciones que realmente vamos a utilizar. Siempre debes asegurarte de que funcionan bien y son de garantías, ya que podrías estar instalando programas fraudulentos.

En definitiva, como ves es posible que el Wi-Fi de la televisión no funcione correctamente. No obstante, puedes tener en cuenta algunos consejos para lograr que la red inalámbrica de la Smart TV vaya lo mejor posible.

¡Sé el primero en comentar!