Esto impide que tu WiFi no llegue más lejos y tengas mal Internet

Esto impide que tu WiFi no llegue más lejos y tengas mal Internet

Javier Jiménez

Es importante contar con una buena conexión de Internet y especialmente cuando nos conectamos de forma inalámbrica podemos tener más limitaciones y problemas. En este artículo vamos a hablar de qué es lo principal que puede impedir que tu Wi-Fi llegue más lejos. Esto te ayudará a realizar ciertos cambios y poder lograr tener más cobertura en casa, para poder así conectar más dispositivos sin problemas.

Qué impide que el Wi-Fi no llegue más lejos

Podemos decir que la mayoría de routers actuales están diseñados para llevar la conexión a cualquier lugar de una vivienda. Pueden cubrir un área bastante grande sin problemas. Pero claro, eso es así si las condiciones son adecuadas. No es lo mismo en campo abierto que en una casa donde entran en juego otros factores, como vas a ver.

Obstáculos

Uno de los condicionantes más claros que impiden que el Wi-Fi llegue más lejos son los obstáculos. Básicamente nos referimos a cualquier pared o muro de tu hogar. Eso va a bloquear la señal inalámbrica y va a provocar que llegue más débil o incluso crear zonas muertas donde no puedas tener cobertura.

Para evitar esto lo mejor es que coloques el router lejos de muros y otros obstáculos que puedan bloquear la señal. Además, siempre puedes ayudarte de otros dispositivos como son los PLC para poder llevar la conexión a otras zonas. El objetivo es poder evitar que las paredes y obstáculos en general puedan ser un problema.

Interferencias

También hay que tener en cuenta las interferencias. Otros dispositivos pueden afectar a la señal del Wi-Fi y hacer que no llegue más lejos. Esto puede pasar si, por ejemplo, colocas el router cerca de la televisión, un microondas y otros aparatos eléctricos. Especialmente aquellos que utilizan una frecuencia cercana a los 2,4 GHz pueden afectar a la red inalámbrica, precisamente la banda del Wi-Fi que está diseñada para tener un mayor alcance.

Lo ideal para que esto no pase es colocar el router en una ubicación aislada. Es importante que no tenga ningún aparato cerca que pueda interferir. Evita colocarlo junto a la televisión, por ejemplo. Aunque a veces parezca buena idea ponerlo junto a otros aparatos por aprovechar el espacio, eso en realidad va a limitar el alcance de la señal.

Señales de que el Wi-Fi tiene problemas

Mal receptor

Pero una causa más por la que el Wi-Fi no suele llegar más lejos es el receptor que utilizas. No es un problema realmente del router, sino de la tarjeta de red que utiliza tu portátil, tablet, móvil o el dispositivo que utilices para conectarte. Si es limitada, puede provocar que la señal llegue muy débil o que incluso no llegue.

En este caso lo que tendrías que hacer es mejorar el receptor. En un ordenador puedes comprar una tarjeta de red más potente, pero en dispositivo como un móvil eso no podrías. Para llevar la conexión más lejos tendrías que instalar repetidores Wi-Fi, sistemas Mesh o dispositivos PLC.

En definitiva, como ves hay varias causas por las que tu Wi-Fi no llega más lejos. Siempre vas a poder tener en cuenta algunas medidas para mejorar la cobertura y tener menos limitaciones.

¡Sé el primero en comentar!