No solo es la contraseña; esto es clave para proteger tu WiFi

No solo es la contraseña; esto es clave para proteger tu WiFi

Javier Jiménez

No hay dudas de que proteger la red Wi-Fi es fundamental para evitar problemas. Es algo que va a mantener una buena conexión, con buena velocidad y sin cortes. Sin embargo normalmente nos centramos en la clave del Wi-Fi. Pero en este artículo vamos a hablarte de por qué debes tener en cuenta otros factores que son también muy importantes. Vamos a explicarte qué debes mirar más allá de la contraseña para proteger tu red inalámbrica y no tener problemas.

Qué mirar para saber si el Wi-Fi está protegido

Aunque tengas la mejor contraseña posible, es esencial mirar otras cosas para verificar que la seguridad es correcta. Es algo que deberías mirar de vez en cuando para evitar intrusos, conseguir que la red inalámbrica funcione lo mejor posible y tengas siempre buena cobertura Wi-Fi en tu casa.

Mirar el tipo de cifrado

Algo que debes mirar siempre es qué tipo de cifrado estás utilizando. Si tienes una buena contraseña pero un mal cifrado, eso puede hacer que un intruso logre entrar en tu red. Ten en cuenta que hay cifrados obsoletos, como por ejemplo WEP o WPA. Son los que se utilizan especialmente en routers antiguos.

Para proteger tu red al máximo, lo ideal es que utilices cifrados más actuales. El más fuerte es WPA-3, pero en su defecto puedes usar WPA-2. Los routers modernos tienen el cifrado WPA-3, pero todavía no hay muchos dispositivos compatibles y en ese caso tendrás que usar WPA-2.

Router con cifrado WPA3

Comprobar si está actualizado el router

Por supuesto, otro punto clave es tener actualizado el router. Esto es fundamental para evitar ataques y lograr un buen funcionamiento. Si hubiera algún fallo en el firmware, es importante que lo corrijas lo antes posible. Hay numerosos ataques contra el router que debemos evitar para mejorar la seguridad.

Algunos routers se actualizan de forma automática, pero en otros casos vas a tener que hacerlo de forma manual. Según el modelo, tendrás que acceder a la configuración y buscar el apartado de actualizar el firmware. No dejes nunca una versión obsoleta.

Usar buena contraseña para acceder al router

Otro factor más que debes mirar bien es la contraseña para entrar en la configuración del router. No hablamos de la clave del Wi-Fi, sino para acceder a la configuración. Por supuesto es importante que cambies la que viene de fábrica, pero también que utilices una que sea segura y evitar así que un intruso pueda entrar.

Una buena contraseña es aquella que tiene letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además, debe ser totalmente aleatoria, no usar nombres o números que nos relacionen y si es posible cambiarla de forma periódica para evitar problemas que puedan surgir.

En definitiva, como ves es esencial que protejas tu red Wi-Fi. Pero es importante que tengas en cuenta lo que hemos explicado y no solo la contraseña de la red inalámbrica. Eso te ayudará a mantener la seguridad en todo momento y no tener ningún riesgo que pueda afectar a otros dispositivos que tengas conectados.

¡Sé el primero en comentar!