Causas de que tu repetidor WiFi tenga mala señal y soluciones

Causas de que tu repetidor WiFi tenga mala señal y soluciones

Javier Jiménez

Tener un repetidor Wi-Fi es interesante para lograr una mejora en la cobertura inalámbrica. Sin embargo no siempre funciona bien y debemos reconocer el problema. En este artículo vamos a hablar de por qué el repetidor puede tener mala señal y qué debemos hacer para evitarlo. Daremos algunos consejos para conseguir que funcione lo mejor posible y lograr una buena velocidad de Internet y estabilidad.

Por qué el repetidor Wi-Fi no va bien

Si ves que tu repetidor inalámbrico no funciona bien y no puedes conectarte a Internet con buena velocidad, estos motivos pueden estar detrás. Es algo relativamente común, pero puedes evitarlo si tomas ciertas decisiones para lograr optimizar la cobertura y hacer que llegue mejor a otros lugares.

Lo tienes demasiado lejos

Uno de los motivos por los que puede ir mal el repetidor es cuando está demasiado lejos del router. Esto va a provocar que no reciba correctamente la señal. Directamente puede que ni siquiera reciba o sea demasiado débil como para que otros aparatos puedan conectarse y tener acceso a Internet.

Lo ideal para evitar que esto ocurra es poner el repetidor en un lugar cercano al router. Necesita recibir una buena señal para poder repartirla. Por tanto, busca un término medio desde el cual puedas aprovechar realmente su funcionamiento. Evita las zonas muertas, donde la cobertura sea débil. Es importante colocar bien el repetidor Wi-Fi.

Te conectas a la banda incorrecta

Normalmente los repetidores actuales permiten navegar tanto en la banda de los 2,4 GHz como en la de los 5 GHz. Cada una tiene sus puntos positivos y negativos. Podemos decir que la primera es la que permite conectarnos desde más lejos aunque con menos velocidad, mientras que la segunda tiene más velocidad pero tiene una cobertura más limitada.

Si tienes problemas con la señal y notas que el repetidor Wi-Fi no llega bien o llega muy débil, es posible que sea porque estás conectado a la banda de los 5 GHz. Lo que puedes hacer es probar a conectarte a través de la banda de los 2,4 GHz y ver si de esta forma se soluciona el problema y empiezas a navegar mejor.

Repetidor con puerto Ethernet

Está saturado

Por supuesto, el repetidor también puede saturarse. Esto va a depender del modelo, ya que hay algunos que permiten conectar más aparatos sin problemas, mientras que otros pueden empezar a tener limitaciones en cuanto conectamos 4 o 5 dispositivos. Tal vez el problema sea este si ves que tienes problemas y tienes varios aparatos conectados.

Para evitar el problema, lo mejor es que evites conectar muchos dispositivos y únicamente tengas conectados aquellos que realmente necesitas en ese momento. La capacidad se va a concentrar y podrás navegar sin tantos problemas por la red.

Algún aparato interfiere

Un motivo más es que podría interferir algún aparato conectado o sin conectar. Por ejemplo si tienes el repetidor cerca de una televisión, ordenador u otro dispositivo, podría estar afectando a la señal y eso va a suponer un problema. Podrías ver que se empieza a cortar o no funciona como te gustaría.

Lo ideal para evitar esto es que coloques el repetidor Wi-Fi en un lugar aislado de otros aparatos. Siempre en una zona desde la cual reparta bien la señal, pero donde puedas evitar interferencias y problemas.

En definitiva, estas son algunas de las principales causas por las que el repetidor Wi-Fi podría funcionar mal. Intenta siempre tenerlo en un buen lugar, lejos de otros aparatos que interfieran y además intenta que la configuración sea la correcta.

¡Sé el primero en comentar!