¿Un router con Wi-Fi 6 va a solucionar tu mala conexión a Internet?

¿Un router con Wi-Fi 6 va a solucionar tu mala conexión a Internet?

Javier Jiménez

Tener una buena conexión de Internet es importante para poder navegar correctamente, descargar archivos, usar la nube… No siempre es posible y a veces tenemos que adquirir algunos dispositivos para mejorarla. Una de las opciones que podemos plantearnos es la de comprar un router con Wi-Fi 6, que es el último estándar Wi-Fi disponible y ofrece la máxima velocidad. Ahora bien, ¿es esta realmente la solución? ¿Va a mejorar tu conexión siempre?

Por qué un router Wi-Fi 6 no mejora el problema

Wi-Fi 5 es un estándar que apareció en el año 2013. La mayoría de dispositivos que tengas a tu alrededor y que hayas comprado en los últimos años, van a ser compatibles. La última versión, Wi-Fi 6, llegó con mejoras importantes. Especialmente mejora la velocidad, evita interferencias, ahorro de batería o seguridad.

Pero claro, en muchos casos el problema que tienes no va a solucionarse solo con comprar un router con Wi-Fi 6. Es cierto que en circunstancias adecuadas vas a tener más velocidad y estabilidad, pero no hace milagros. ¿Por qué decimos esto? Piensa, por ejemplo, en que el problema que tienes es debido a una mala cobertura. Tal vez la señal no llegue correctamente a una habitación que está muy lejos del router. Aunque compres uno nuevo con Wi-Fi 6, realmente el problema va a seguir ahí.

Otra limitación es la tarifa de Internet que tengas contratada. Si por ejemplo tienes fibra óptica de 300 Mbps, por mucho que compres un router potente con Wi-Fi 6 eso no significa que vayas a tener la máxima velocidad teórica que admite el aparato. Realmente vas a estar limitado a la tarifa que tienes contratada.

También debes tener muy en cuenta los dispositivos que vas a utilizar. ¿Son compatibles con Wi-Fi 6? De nada sirve tener un router Wi-Fi 6, si el ordenador que vas a usar para conectarte no es compatible. No vas a poder aprovechar al máximo los recursos que tiene para ofrecer y tu conexión no va a mejorar como esperas.

Alternativas para mejorar la conexión

Entonces, ¿qué podemos hacer para mejorar la conexión de Internet? Una opción interesante es comprar algún dispositivo que mejore la cobertura. Por ejemplo un repetidor Wi-Fi, un sistema Mesh o dispositivos PLC. Todos ellos pueden hacer que la cobertura llegue mejor a otras zonas de la vivienda. Lo más recomendable hoy en día es comprar un sistema WiFi mesh, porque te proporcionará la mejor experiencia de usuario posible al tener roaming WiFi sin fisuras por todo tu hogar.

También es buena idea que ubiques correctamente el router. Este pequeño cambio puede hacer que tu conexión inalámbrica mejore notablemente. Podrías repartir mejor la señal a otros lugares de la vivienda. Siempre que sea posible, ubícalo en una zona central o, en su defecto, en un espacio donde realmente vayas a aprovechar la red inalámbrica.

Otra opción para mejorar la conexión y no tener problemas es utilizar cable de red en vez de Wi-Fi siempre que sea posible. Esto aportará estabilidad, evitará que la conexión se corte y también mejorará la velocidad. No obstante, esto no siempre va a ser posible, ya que tendrás que realizar una instalación en tu vivienda para llevar cables de un lugar a otro.

¡Sé el primero en comentar!