Cómo navegar por Internet y evitar las redes Wi-Fi públicas inseguras

Tener una conexión de Internet en cualquier lugar se ha convertido en algo casi necesario hoy en día. Lo necesitamos para mantener la comunicación con amigos y familiares, así como para poder utilizar determinados servicios. En la actualidad podemos encontrar una red inalámbrica en casi todas partes. Ahora bien, ¿son todas seguras? Lo cierto es que no. En este artículo vamos a hablar de cómo tener Internet sin necesidad de conectarnos a redes públicas inseguras.

Cómo tener Internet sin usar redes Wi-Fi inseguras

Las redes Wi-Fi están por todas partes. Simplemente hay que ir a un centro comercial, aeropuerto o cualquier calle muy transitada y realizar una búsqueda con nuestro móvil. Sin embargo son precisamente estos lugares, los espacios donde más gente puede haber, los más peligrosos para conectarnos.

Los piratas informáticos pueden desplegar redes con el objetivo de robar información. Pueden incluso servir para colar malware en nuestros dispositivos. De ahí la importancia de siempre mantener la seguridad cuando usemos este tipo de redes. Vamos a explicar cómo evitar las redes Wi-Fi públicas inseguras.

Compartir datos con el móvil

Una opción muy interesante que tenemos para evitar tener que comprometer nuestra seguridad al conectarnos a una red Wi-Fi pública es directamente compartir datos desde nuestro móvil. De esta forma nuestros dispositivos se conectarán a través de nuestra red personal, sin que haya riesgo de que se filtre información.

La mayoría de teléfonos móviles permiten compartir datos de una manera sencilla. Únicamente hay que entrar en el apartado correspondiente y habilitar la conexión compartida. Eso sí, siempre debemos utilizar una buena contraseña.

Usar un router 4G

También podemos utilizar un router 4G. Este tipo de aparatos nos permite tener Internet en cualquier lugar con total seguridad. Simplemente vamos a necesitar que haya cobertura móvil y de esta forma el propio aparato va a crear una red Wi-Fi a la que podemos conectarnos sin necesidad de usar aquellas públicas que puedan ser inseguras.

Un router portátil 4G, además, puede tener una batería externa integrada. De esta forma podremos conectarnos desde cualquier lugar sin necesidad de contar con un enchufe eléctrico. Podremos, por ejemplo, navegar desde otros dispositivos en un tren o autobús.

Router 4G TP-Link

Wi-Fi USB

Algo similar podemos lograr con los Wi-Fi USB. Son pequeños dispositivos que conectamos a un ordenador o cualquier equipo compatible. En este caso tenemos que poner la tarjeta SIM en el aparato para ofrecer conexión al equipo. Tiene limitaciones frente a la opción anterior, ya que no podríamos conectar múltiples dispositivos al mismo tiempo.

Comprobar que la red pertenece a un establecimiento seguro

Una última opción es conectarnos a redes Wi-Fi que encontremos pero hacerlo con total seguridad. Es importante que comprobemos que pertenece realmente a un establecimiento legítimo, que no tiene ningún tipo de problema que afecte a la privacidad. Hay que evitar aquellas que no sepamos su procedencia, ya que podrían ser anzuelos.

En definitiva, estas son algunas opciones que tenemos para conectarnos a Internet en casi cualquier lugar sin necesidad de utilizar redes Wi-Fi públicas e inseguras. Os dejamos un tutorial completo donde explicamos algunos errores al usar un Wi-Fi público.