Este tipo de repetidores WiFi no sirven para nada y debes evitarlos

Este tipo de repetidores WiFi no sirven para nada y debes evitarlos

Sergio De Luz

La forma más sencilla de aumentar la cobertura inalámbrica en nuestro hogar, es comprando un repetidor WiFi y configurándolo correctamente. Actualmente existen diferentes modelos de repetidores WiFi, unos de gama de entrada y otros de gama alta. Existen unos repetidores que debes huir de ellos, porque no mejorarán tu red inalámbrica en absoluto, y además, es posible que la red WiFi funcione mucho peor que antes. A continuación, os explicamos cuáles son los repetidores WiFi que no debes utilizar.

¿En qué fijarme al comprar un repetidor?

Los repetidores WiFi son unos dispositivos muy importantes en determinados escenarios, donde tenemos una baja cobertura inalámbrica en una parte de la casa y necesitamos mejorarla. El funcionamiento de este tipo de dispositivos es bastante sencillo: se conectan a la red inalámbrica de nuestro router y crean un punto de acceso WiFi para que se conecten los diferentes clientes. De esta manera, podremos ampliar la red inalámbrica de forma rápida y fácil. Os recomendamos leer nuestro tutorial sobre dónde colocar el repetidor WiFi en el lugar óptimo.

Si piensas comprarte un repetidor, debes fijarte en las siguientes características:

  • Wi-Fi doble banda o triple banda: actualmente la mayoría de modelos de gama media disponen de doble banda simultánea, algo importantísimo si quieres tener una buena velocidad inalámbrica. Además, los modelos de gama alta disponen de triple banda simultánea, con el objetivo de tener una banda de frecuencias específicamente dedicada a la conexión entre el router y el repetidor.
  • Puerto Ethernet: si quieres conectar algún dispositivo vía cable, es importante que tenga un puerto disponible, aunque hoy en día existen repetidores de gama alta que tienen varios puertos.
  • Soporte para WiFi Mesh: si tenemos un router de una marca en concreto, por ejemplo, del fabricante AVM, lo más recomendable es comprar un repetidor de la misma marca para tener una red WiFi Mesh con roaming WiFi entre los nodos.
  • Asistencia al roaming: existen modelos de repetidores que permiten desconectar a los clientes WiFi cuando están demasiado lejos, ayudando a hacer un «roaming» entre el router y el repetidor. La experiencia de usuario con este tipo de repetidores es mejor que con los «normales».

Tal y como podéis ver, solamente debemos fijarnos en cuatro características para elegir la opción correcta. A continuación, os indicamos qué repetidores nunca deberías utilizar.

¿Cuáles nunca debería usar?

Existen repetidores WiFi que nunca deberías utilizar, porque seguramente la red inalámbrica te funcione mucho peor de lo que ya lo hace. A continuación, debes evitar los repetidores que tengan esto:

  • Banda simple en 2.4GHz: esta banda de frecuencias está muy saturada, tenemos muchas interferencias y la velocidad real que conseguiremos será realmente baja. No os aconsejamos comprar un repetidor que solamente tenga banda de 2.4GHz. Como mínimo debería tener el estándar Wi-Fi 5 para que funcione correctamente.
  • Puerto Ethernet a 100Mbps: hay modelos que tienen un puerto Fast-Ethernet, es decir, a 100Mbps. Debes comprobar que el repetidor tiene un puerto 1Gbps que es lo habitual hoy en día.

  • Nunca compres repetidores «chinos» baratos: es muy habitual comprar un repetidor de unos 20 euros de marcas que no conoce nadie. Este tipo de repetidores no son nada recomendables, tanto por la calidad del dispositivo, como también porque no se actualizará el firmware para solucionar posibles fallos. Siempre es necesario que sea de una marca conocida como ASUS, AVM, D-Link o NETGEAR entre otros, aunque sean algo más caros, te merecerá la pena.

Como podéis ver, si evitamos estas tres cosas en los repetidores WiFi, casi seguro que acertamos con el modelo correcto para tener una mejor cobertura y velocidad en nuestro hogar.

1 Comentario