5 consejos para detectar si una red WiFi es peligrosa o insegura

5 consejos para detectar si una red WiFi es peligrosa o insegura

Javier Jiménez

Podemos conectarnos a muchas redes Wi-Fi que hay disponibles por todas partes. Sin embargo no todas ellas son seguras, ni mucho menos. Podríamos terminaren una red que ha sido creada solo para robar datos y comprometer la seguridad de los que se conecten. Por ello en este artículo queremos dar una serie de trucos para detectar un Wi-Fi inseguro. Así podrás evitar conectarte y que tu información personal no se vea comprometida.

Cómo ver si un Wi-Fi es fiable

El hecho de conectarnos a una red insegura puede suponer que nos espíen. Por ejemplo podrían interceptar los mensajes que enviamos si van sin cifrar, ver qué sitios visitamos, etc. Incluso podrían reenviarnos a páginas maliciosas, creadas únicamente con el objetivo de colar malware y robar información.

Ver el tipo de cifrado

Lo primero que debes mirar es si esa red Wi-Fi está protegida o no. ¿Tiene contraseña? En caso de que no tenga, significa que esa red está abierta para que cualquiera entre. Puede haber sido creada para estafar, pero también puede que un intruso haya entrado con malas intenciones aprovechando que está abierta.

Pero más allá de si tiene clave o no, debes mirar también el tipo de cifrado. Hoy en día los más fiables son WPA-3 y WPA-2. En esos casos la red sí va a estar protegida. En caso de que tenga cifrado WPA o WEP, que están obsoletos, podrían ser explotados a través de programas informáticos.

Observar el nombre

El nombre de la red Wi-Fi puede darnos pistas también de si es fiable o no. Es cierto que un atacante puede crear cualquier red con cualquier nombre e incluso llegar a suplantar a un Wi-Fi seguro, pero aun así conviene mirar bien qué nombre tiene. El objetivo es evitar conectarnos a una red que pueda llegar a suponer un problema.

Por ejemplo, nombres como “Internet gratis”, “Free Wi-Fi” y similares pueden ser utilizados como cebo. Pueden buscar simplemente que la víctima entre, haga clic en esa red y se conecte para así poder robar datos o infectar el dispositivo.

La red pide mucha información

A la hora de conectarnos a una red Wi-Fi, a veces podrían pedirnos ciertos datos. Por ejemplo un formulario donde tenemos que rellenar cosas como nuestro nombre, dirección de e-mail o número de teléfono. Sin eso no podríamos conectarnos a la red, ya que la restringen solo a usuario que den sus datos.

Esto no quiere decir que sea una red peligrosa, pero sí en caso de que soliciten demasiada información. Podría tratarse realmente de una estafa, de una manera de estafar, de robar información. Evita las redes que puedan pedir muchos datos.

Usar Wi-Fi públicos con seguridad

Va sospechosamente lenta

En este caso tendrás que conectarte para poder usar este truco para detectar un Wi-Fi peligroso. Eso sí, debes tener en cuenta que el hecho de que la red vaya lenta no significa que sea insegura, ni mucho menos, pero sí en ocasiones. Un ejemplo es si estás en un lugar público donde hay una red para abastecer a muchos usuarios, está vacío ese sitio pero aun así ves que va lenta la red y tienes máxima cobertura.

Esto puede ocurrir ya que un pirata informático podría haber creado una red paralela, que simule ser la real, a través de la conexión de su teléfono móvil. Es por ello que va a ir más lenta de lo normal y podría darnos pistas de que algo no va bien.

Las páginas abren de forma extraña

Un truco más es si detectas que las páginas abren de forma extraña. Eso puede ocurrir ya que un intruso ha podido modificar los DNS del router y que nos derive a una página totalmente distinta a la que estamos intentando. Así podría llegar a robar contraseñas, datos o colarnos algún tipo de malware en el sistema.

Si ves que intentas acceder a una web y realmente aparece otra, con otro dominio distinto, sospecha de ese Wi-Fi. Es posible que sea inseguro y lo mejor es que te desconectes lo antes posible para no tener problemas de ningún tipo.

En definitiva, como ves puedes detectar si una red inalámbrica es peligrosa. El objetivo es lograr que la conexión sea segura, que no comprometan nuestra información personal y poder navegar correctamente. Verificar la seguridad de tu router, para evitar intrusos, también es buena idea.

¡Sé el primero en comentar!