Qué es la nube híbrida y cuáles son sus ventajas

Qué es la nube híbrida y cuáles son sus ventajas

Javier Jiménez

La nube se ha convertido en un componente esencial para muchos usuarios en la red hoy en día. Todo lo remoto, todo lo relacionado con el trabajo a distancia, acceder a archivos y equipos sin estar físicamente allí, ha ganado un peso muy importante. Tenemos a nuestra disposición muchas herramientas y posibilidades en este sentido. Vamos a hablar de qué es la nube híbrida y qué ventajas puede ofrecer a los usuarios. Un repaso por esta tecnología.

Todo lo remoto ha ganado mucha importancia

Como decimos, todo lo remoto, poder controlar equipos y sistemas sin necesidad de estar presentes, trabajar a distancia, acceder a la nube… Todo esto ha ganado mucha importancia en los últimos tiempos.

La tecnología actual ofrece un amplio abanico de posibilidades en este sentido. Tenemos a nuestra disposición muchos programas, herramientas y funciones que nos permiten llevar a cabo tareas cotidianas sin necesidad de estar físicamente en un lugar.

Pero si nos centramos en la nube, tiene un valor vital para muchas organizaciones, además de usuarios particulares. Una manera de poder disponer de archivos en cualquier lugar, de crear copias de seguridad, de transferir fácilmente documentos entre dispositivos… La nube ofrece muchas posibilidades que forman parte del día a día de muchas empresas y usuarios.

Ahora bien, dentro de la nube debemos mencionar que existen diferentes opciones. Está la nube pública, la privada, podemos tener plataformas que ofrecen más o menos funciones… Hay, como decimos, un ramillete de posibilidades muy útil.

Qué es la nube híbrida

Podemos decir que la nube híbrida es la combinación de la nube privada y pública. Es tener a nuestra disposición la unión de más de un servicio. De esta forma podemos aprovecharnos de las ventajas disponibles en cada una de las opciones.

La nube híbrida es una entidad individual o única. Una interfaz que puede combinar tanto la nube pública como la privada en un mismo sitio. Utiliza un software con la capacidad de permitir la comunicación entre cada servicio distinto. Esto permite lograr una mayor flexibilidad al transportar cargas de trabajo.

Básicamente consiste en administrar en un único lugar varias arquitecturas diferentes que serían la nube privada y la pública. No necesitamos por tanto tener que gestionarlas de manera independiente.

Para comprender mejor qué es la nube híbrida debemos conocer qué son la nube pública y privada. La primera es un servicio que está puesto a disposición de cualquier usuario que quiera contratarlo. Es una opción muy utilizada por usuarios particulares y pequeñas empresas para abaratar costes. Por su parte la nube privada es aquella que se aloja en un servidor externo, que depende del servidor autorizado al que pertenece ese servicio.

La nube híbrida por tanto es una arquitectura informática que ofrece esa exclusividad que mencionábamos de la privada, pero además mantiene el entorno de la pública y permite así intercambiar datos y aplicaciones.

Nube híbrida

Proveedores de nube híbrida

Hay diferentes proveedores que ofrecen nube híbrida. Podemos optar por algunas soluciones para nuestro negocio, así como también para un uso particular de este tipo de servicio que cada vez estará más presente.

Podemos nombrar como ejemplos a Microsoft Azure, Amazon Web Services (AWS) y Google Cloud. Todas ellas nos permiten gestionar determinadas aplicaciones, datos, información en definitiva. Todo ello en la nube.

Qué ventajas ofrece la nube híbrida

Ahora bien, ¿por qué utilizar la nube híbrida? Hay que mencionar que cuenta con ventajas interesantes que pueden mejorar el día a día de muchos usuarios en Internet, así como de empresas u organizaciones. Vamos a ver las principales.

Mayor control

Una de las ventajas de la nube híbrida es que ofrece un mayor control a los usuarios. Permite mantener cargas de trabajo críticas controladas de forma privada.

Podrá tener además un mayor control y dominio sobre los datos. Una empresa puede limitar el acceso, hacer que cierta información y documentos puedan estar de forma confidencial, sin que terceros puedan llegar a acceder a ellos.

Más flexibilidad

También dispone de una mayor flexibilidad. La nube híbrida ofrece una mayor escalabilidad. También cuenta con mayores recursos que puede aportar a la nube pública. Esto hace que tenga una mayor flexibilidad respecto a utilizar cada opción por separado.

Optimizar costes

Este es un punto importante para las empresas, pero también para usuarios particulares. La nube híbrida permite pagar solo por los recursos que vamos a utilizar realmente. No vamos a pagar por aquello que no necesitamos, hasta que realmente lo vamos a utilizar.

Esto hace que ahorremos en coste. Optimizar los recursos es un factor importante que aporta esta tecnología.

Más facilidad en transferencia de datos y comunicación

Otra de las ventajas es lograr una mayor facilidad a la hora de transferir datos, así como a lograr una mejor comunicación. A fin de cuentas se sitúa entre la nube pública y privada, ofreciendo así una transición y adaptación mejor de la infraestructura.

Un único entorno

Sin duda la ventaja clave, lo que podemos decir que es el motivo por el cual muchos usuarios optan por esta tecnología, es que ofrece lo mejor de la nube privada y la nube pública, en un único lugar.

Esto permite a las empresas poder disponer de una arquitectura de recursos IT que se adapte a las necesidades. Pero todo ello además en un único entorno.