Configura una red local en Windows 10 y comparte archivos

En algunas ocasiones necesitamos compartir archivos y carpetas en una red local doméstica o una pequeña oficina. Esto podemos hacerlo a través de cable de red Ethernet o por Wi-Fi mediante la configuración de una red local para compartir archivos y carpetas vía Samba con el sistema operativo Windows 10. En este tutorial vamos a aprender a realizar una configuración correcta de una red local con este sistema operativo de Microsoft. Así, aprenderemos a compartir archivos en Windows 10, carpetas con cualquier ordenador y también a crear diferentes usuarios para que accedan a diferentes recursos. Lo mejor de todo, es que lo haremos sin utilizar programas de terceros.

Cómo configurar usuarios para el acceso a los recursos

Para que más delante podamos compartir archivos en Windows 10, vamos a comenzar configurando uno o varios usuarios con sus contraseñas para que puedan acceder desde otros ordenadores a nuestro PC. En ese sentido, podremos establecer todas las cuentas de usuario que necesitemos, y podremos hacerlo con permisos de usuario estándar o con permisos de administrador. También es recomendable que, si vas a compartir estas credenciales con otros usuarios a los que quieras tener bien delimitados, lo configuremos como usuario estándar y no como administrador.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a Menú de inicio. Allí escribimos Panel de control y pulsamos enter. Luego vamos a Cuentas de usuario, y hacemos clic en otro acceso que se llama igual Cuentas de usuario. Una vez dentro de cuentas de usuario podremos ver nuestra propia cuenta de usuario. Ahora, lo que vamos a hacer es crear una nueva para lo que pulsaremos en Administrar otra cuenta.

Seguidamente veremos todos los usuarios que tengamos actualmente configurados en Windows 10, y luego hacemos clic en Agregar un nuevo usuario en configuración en la que podremos establecer el nombre y la contraseña que nosotros queramos.

A continuación, lo que tenemos que hacer es buscar la opción Agregar otra persona a este equipo. Esta es la opción más sencilla salvo que tengáis configurado familia previamente.

Aquí, tenemos dos opciones, una para iniciar sesión con una cuenta Microsoft. La otra es por una cuenta local clásica con usuario y contraseña que no requiere ningún tipo de cuenta de correo electrónico para poder acceder. Por lo tanto, esta última opción es la que vamos a escoger. Entonces seleccionaremos «No tengo los datos de inicio de sesión de esta persona«.

Ahora lo que vamos a hacer es elegir «Agregar un usuario sin cuenta Microsoft«.

Después, lo que tenemos que hacer es rellenar los datos necesarios para crear nuestra cuenta. Lo primero que tenemos que poner es el nombre de la cuenta, luego repetir la contraseña dos veces y establecer las tres preguntas de seguridad que podemos utilizar para recuperar la password en caso de que se nos olvide.

En cuanto a esa contraseña o password debe ser segura y compleja. Por lo tanto, debe contener letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y también números y cuanto más larga sea mejor ya que mayor será nuestra seguridad. Luego, cuando acabemos, pulsamos en Siguiente.

Una vez finalizado de forma correcta, veréis como ya aparece vuestra nueva cuenta y con esto habéis dado el primer paso para compartir archivos en Windows 10.

¿Cuenta de usuario estándar o de administrador?

Por defecto, la cuenta que nos va crear es una de tipo estándar pero quizás en algunas ocasiones os interese que sea de administrador. La forma de realizar el cambio es muy sencilla partimos otra vez de Cuentas de usuario. Luego repetimos los mismos pasos, pulsamos en Administrar otra cuenta y veremos todas nuestras cuentas incluida la que acabamos de crear.

Entonces hacemos doble clic en REDESZONE o el nombre que le hayáis puesto y os mostrará nuevas opciones.

Aquí el apartado que nos interesa y que vamos a pulsar es Cambiar el tipo de Cuenta.

Lo mejor suele ser elegir la cuenta estándar como ya hemos comentamos antes. No obstante, si vas a ser tú mismo el que controle esa cuenta porque tengas varios ordenadores, puedes ponerle la de administrador. Hay que comentar que, con ambas, puedes compartir archivos en Windows 10 pero la de administrador te da un extra ya que te permite cambiar cualquier configuración.

Configuración de la red local doméstica para compartir archivos

El siguiente paso que vamos a dar es ir a Menú de inicio, Configuración, Red e Internet.

A continuación, dentro de Red e Internet tenemos que ir al apartado Ethernet si estamos conectados por cable de red o al Wi-Fi si lo estamos inalámbricamente.

En este caso sería Ethernet y haríamos clic sobre el icono de mi conexión, es decir Red 3.

Aquí lo que tenemos que seleccionar es el perfil de red Privada que es el que se utiliza para las redes de tu casa, del trabajo u otro sitio de confianza. Luego volvemos otra vez a Red e Internet, seleccionamos el apartado Estado, y dentro de configuración avanzada pulsamos en Centro de redes y recursos compartidos.

Seguidamente pulsamos en Cambiar configuración de uso compartido avanzado.

Luego procederemos a configurar de la siguiente forma:

Aquí tenemos que seleccionar estas opciones:

  • Activar la detección de redes.
  • Activar el uso compartido de archivos e impresoras.

A continuación, también tendríamos que configurar estos apartados así:

Los apartados que tenemos que configurar y activar son los siguientes

  • Activar el uso compartido para que todos los usuarios con acceso a la red puedan leer y escribir en la carpeta pública. Esto podríamos desactivarlo si solamente vamos a compartir ciertas carpetas, esto depende de lo que necesites.
  • Elegir opciones de transmisión por secuencias multimedia que podremos activarlo tras pulsar un botón. Esto es opcional y permitiría que otros ordenadores y dispositivos accedan a los archivos multimedia de tu ordenador.
  • Usar cifrado de 128 bits para ayudar a proteger las conexiones de uso compartido de archivos (recomendado).
  • Activar el uso compartido con protección por contraseña.

Sin duda, este es uno de los apartados más importantes para que luego podamos compartir archivos en Windows 10 sin tener problemas.

Otra cosa interesante que podría ayudar es establecer una IP fija local a nuestro PC, pero esto no es necesario, pero es posible que cambie la dirección IP privada por el servidor DHCP. También en Red e Internet, Ethernet y pulsamos en Cambiar las opciones del adaptador. Luego sobre nuestro adaptador, botón derecho del ratón y seleccionamos Propiedades. Tras hacer doble clic en Protocolo de Internet versión 4 configuraremos de manera similar a esta:

Por ejemplo, si nuestra red local está en la red 192.168.1.X, podremos poner la primera dirección IP que no sea la del router, la 192.168.1.2 con la puerta de enlace predeterminada 192.168.1.1. Generalmente el DHCP empieza asignar IP por encima de la 20.

Añadir un ordenador más en la red local de Windows

Si queremos añadir un ordenador a nuestra red local para compartir archivos en Windows 10 debemos seguir estos pasos:

  • Menú de inicio.
  • Panel de control.
  • Sistema y seguridad.
  • Sistema.

Entonces veremos esta pantalla y daremos en Configuración avanzada del sistema.

Luego iremos a la pestaña Nombre del equipo, donde pondremos una Descripción del equipo, damos a Aplicar y pulsamos en el botón Cambiar.

A continuación, aparecerá una pantalla como esta:

Aquí tenemos que poner un Nombre de equipo, un Grupo de trabajo y pulsar Aceptar. En ese momento, os pedirá reiniciar el equipo y con eso hemos terminado. Lo único que hay que tener en cuenta es que todos los PCs de la red tenemos que configurarlos así. Por lo tanto, le pondríamos otro nombre PC2 y el grupo de trabajo sería el mismo REDESZONE.

Cómo compartir archivos en Windows 10

Lo primero que vamos hacer es ir al explorador de archivos y vamos a crear una carpeta que se llame REDES. Entonces pulsamos el botón derecho del ratón, Propiedades y vamos a la pestaña Compartir.

Seguidamente pulsaremos en el botón Compartir para configurarlo:

Luego desplegamos para seleccionar el usuario y pulsamos en Agregar y veremos que se ha añadido.

Si pulsamos sobre el triángulo de lectura cambiar el tipo de permiso. Lectura significa que sólo podemos leerlo y si añadimos escritura quiere decir que también podemos modificarlo. En cambio, quitar quiere decir que vamos a eliminar a ese usuario de ese recurso compartido. El siguiente paso que vamos a dar es pulsar en el botón Compartir.

Por otro lado, si volvemos a la pestaña Compartir, con la que hemos estado trabajando antes, abajo tenemos el botón Uso compartido avanzado el cual vamos a pulsar.

El primer recuadro rojo hace referencia a establecimiento de un límite de usuario simultáneos, por defecto es 20. Por otro lado, también podemos delimitar los permisos de una manera más avanzada si pulsamos en Permisos.

Ahora tenemos que ir al PC que hemos añadido a la red para poder ver esa carpeta que hemos compartido. Abrimos el explorador de archivos y pulsamos sobre el icono Red.

Aquí lo que tenemos que hacer es poner la cuenta de usuario que creamos junto con su contraseña. Si pulsamos en la casilla «Recordar mis credenciales» ya no hará falta que tengamos que volver a meter la password. A continuación, pulsamos en el botón Aceptar.

También otra forma de acceder a nuestras carpetas y archivos locales en red es utilizando nuestra IP local fija. En un apartado anterior expliqué como establecerla. Para ello vamos a Menú de Inicio, Ejecutar y veréis una pantalla como esta:

Tendríamos que pinchar en abrir y escribir 192.168.1.2 y pulsar en Aceptar. Esa dirección IP tiene que ser la misma que pusisteis cuando configurasteis el Protocolo de Internet versión 4. En mi caso dicha IP era 192.168.1.2.

A continuación, os saldrá una pantalla para rellenar vuestras credenciales de red.

Por último, al igual que entrando desde el explorador de archivos ponéis el usuario y las credenciales. Con lo habéis aprendido ya podéis compartir archivos en Windows 10 de manera bastante avanzada.

¡Sé el primero en comentar!