Internet va lento por cable: descubre por qué ocurre y cómo evitarlo

A día de hoy Internet se ha vuelto en muchas ocasiones imprescindible para el ocio o para trabajar. Si la conexión por cable funciona lenta puede ser por muchas causas. Un paso esencial es saber detectar el origen de nuestros problemas para descubrir la solución. En muchas ocasiones esta lentitud viene relacionada debido a un problema con el hardware o el software. Aquí, vamos a explicar cuáles son las principales causas por las que el Internet va lento por cable, por qué ocurre y cómo evitarlo.

La tendencia hacia redes cada vez más complejas

En los últimos diez años las redes tanto domésticas como de oficina han cambiado mucho. Al principio sólo teníamos conectados algún PC o portátil conectado a Internet. Sin embargo, está situación empezó a cambiar con la aparición de los smartphones y las tablets. A partir de ese momento, vimos un incremento en el uso de las redes Wi-Fi.

No obstante, las redes siguieron creciendo en complejidad. En ese sentido aparecieron las Smart TV, Android TV, enchufes inteligentes, aparatos relacionados con la domótica y dispositivos IoT. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que, averiguar por qué el Internet va lento por cable, ahora es más complejo.

Las causas, como veremos a continuación, son muchas pueden ser de hardware, de software, relacionadas con nuestra conexión a Internet y más.

Elementos de hardware que debemos revisar cuando el Internet va lento por cable

Aunque en principio parece que pocos son los elementos a tener en cuenta son bastantes más de los que parecen. En cuanto al hardware de nuestra red doméstica u oficina debemos prestar especial atención a los siguientes apartados:

  1. El router.
  2. Ese PC o portátil conectado por cable de red.
  3. El cable de red.

Respecto al router un apartado que debemos revisar son los puertos LAN donde conectamos el cable de red RJ45.

Trasera del router ASUS RT-AX82U en detalle

Actualmente la mayoría de routers son Gigabit Ethernet, por lo que un paso que podríamos dar es entrar a la configuración del router y comprobar la velocidad a la que está conectado. También sería una buena idea antes de empezar, revisar las especificaciones de nuestro router para conocer los detalles de la parte Ethernet de nuestro router.

Un enemigo del hardware es el calentamiento. Los routers en muchas ocasiones están encendidos todo el día y eso al final les termina pasando factura si no tienen una correcta refrigeración. Por este motivo, es mala idea situar el router encima de fuentes de calor cercanas, porque podría provocar un mal funcionamiento del equipo, menos velocidad, cortes WiFi intermitentes etc.

El vínculo de interconexión entre el router y el PC es el cable de red que también debe ser revisado. En ese sentido, debemos comprobar que soporta la velocidad máxima de nuestra red local y la conexión a Internet. Una de las formas en la que podemos hacerlo es ver la categoría que tiene impresa en el cable.

Categoría del cable de red de la TP-Link NC250

Actualmente un cable CAT 5 se nos quedaría corto, ya que nos podríamos sobrepasar la velocidad de 100 Mbps. Por lo tanto, tenemos que optar mínimo por un cable de red de la CAT 5E, CAT 6 ó CAT 7. Aunque los cables de red no suelen fallar mucho se puede probar a sustituirlo. A veces, al doblarlos puede hacer que alguno de los pines haga mal contacto.

El siguiente apartado a revisar es el PC o portátil, aquí debemos enfocar nuestras miradas a la tarjeta de red Ethernet. Si con otro PC o portátil vemos que va bien puede indicarnos que el problema está en nuestra tarjeta de red del PC. Eso también descartaría problemas en el router y en el cable Ethernet. Aquí habría que revisar las especificaciones de esa tarjeta de red, que sobre todo en portátiles antiguos puede ser de 100 Mb y entonces no podríamos pasar de esa velocidad. En caso de avería en el PC de sobremesa podríamos instalar una tarjeta de red PCI Express y en el del portátil optar por un adaptador USB Ethernet. Antes de proceder a comprar algo, convendría revisar antes el software. Para finalizar, si estos equipos no tienen la ventilación adecuada y limpieza, también pueden repercutir en su rendimiento.

Comprobar el estado y los controladores de nuestra tarjeta de red

Uno de los problemas por los que el Internet va lento por cable puede ser porque no esté bien detectada o no tenga los últimos drivers puestos. En Windows, en Panel de control, Sistema y Seguridad, Sistema, podéis verlo en Administrador de dispositivos.

En ese sentido tenemos que comprobar que mínimo detecte que es Gigabit Ethernet. Los PCs de escritorio desde hace muchos años ya lo son. Con esto podríamos soportar conexiones a Internet de hasta 1 Gbps.

Otra medida que podríamos tomar es pulsar en Actualizar controlador para comprobar si hay un más moderno. En caso de que no encuentre ninguno y sigamos teniendo problemas podríamos mirar en:

  1. La página web del fabricante de la placa base o portátil.
  2. El sitio web del fabricante de nuestra tarjeta de red. En el caso de arriba sería Realtek.

Cómo hacer un test a nuestra conexión a Internet por cable de red

Una forma para comprobar si el Internet va lento por cable es haciendo un test de velocidad. En este caso lo vamos a hacer desde nuestro navegador de internet en la web test de velocidad.es. Generalmente por cable de red Ethernet, salvo que sean equipos antiguos se obtiene en los test la velocidad contratada. Esto pasa incluso si tenemos una tarjeta de red Gigabit Ethernet, pero estamos hablando ya de equipos de gama muy baja o anteriores a 2010.

Para realizar el test he utilizado una conexión simétrica de 600 Mb. Esto quiere decir que la subida y bajada son idénticos. Los resultados obtenidos son los siguientes:

Como se puede apreciar, tengo tanto 600 Mb de bajada como de subida lo cual indica que es correcto. Si por ejemplo, no hubiera pasado de 100 Mb suele ser síntoma de que estoy conectado por un cable de categoría 5 o tengo una tarjeta de red de 100 Mb o mal detectada.

La saturación de red, los clientes Wi-Fi conectados y los intrusos

Una de las principales causas más habituales de que Internet vaya lento es la saturación de la red. Cuando tenemos muchos dispositivos conectados se puede producir ese efecto y tenemos que tener en cuenta:

  1. Tanto los equipos que están conectados por cable como por Wi-Fi se tienen que repartir el ancho de banda de la conexión a Internet.
  2. Qué acciones están realizando en ese momento.

Por ese motivo, es normal que se produzca una saturación de la red cuando tenemos bastantes equipos realizando tareas de:

  • Streaming de vídeo.
  • Uso de programas de P2p.
  • Jugar on-line.
  • Video llamadas

En ese sentido, si podemos apagar el Wi-Fi y el resto de equipos a la hora de realizar un test de velocidad nos mostrará más fácilmente si tenemos algún problema. Así, en teoría deberíamos alcanzar todo el ancho de banda. Además, otra cosa a revisar son los dispositivos conectados a nuestro router. Nos pueden dar una pista de que se conectan a la velocidad adecuada.

También sería interesante comprobar los dispositivos Wi-Fi por si tenemos un intruso en nuestra red.

Los fallos de nuestro proveedor de Internet y los problemas de software

Sí el Internet va lento por cable también puede ser por un fallo de nuestro proveedor de Internet. En el caso de que no vaya bien y hayáis comprobado el hardware y el software puede ser que haya una avería puntual. También, una forma de comprobarlo puede ser probar en varios equipos.

En cuanto al software debemos mirar las siguientes cosas:

  1. Comprobar que no tenemos ningún virus o malware. para ello pasaremos un antivirus y a ser posible un antimalware como Malwarebytes.
  2. Debemos tener nuestro sistema operativo actualizado con los últimos parches de seguridad.
  3. Vaciar la cache de nuestro navegador y probar con otros servidores DNS.

En resumen, el Internet va lento por cable por problemas de hardware, de software, de saturación o por una avería de la conexión a Internet.

¡Sé el primero en comentar!