Evita fallos de resolución de DNS incorrecta al usar VPN

Evita fallos de resolución de DNS incorrecta al usar VPN

Javier Jiménez

Vamos a explicar por qué aparece el error de resolución de nombre de dominio al utilizar una VPN y qué podemos hacer para solucionarlo. Este problema puede aparecer cuando intentamos establecer una conexión, pero como veremos tiene diferentes causas que lo provocan. Este error aparece en Windows y lo normal es que podamos solucionarlo de una manera sencilla y rápida.

Por qué aparece el error de resolución de nombre de dominio al usar una VPN

¿Qué problema hay para que aparezca este error al intentar establecer una conexión VPN en Windows? Esto aparece cuando hay un problema con los DNS. Por ejemplo que hayamos configurado de forma incorrecta los servidores DNS públicos o que los que estemos utilizando no funcionen correctamente por algún motivo.

La VPN lo que hace es cifrar la conexión de Internet y permitir que naveguemos de forma anónima por la red, pero para que esto sea posible es necesario que se conecte correctamente a los DNS. El problema suele estar presente en esto último, en los servidores DNS que estemos usando, ya que la VPN puede estar perfectamente instalada pero dar este código de error.

No obstante, podría ocurrir también que la VPN que estamos usando no cumpla con los requisitos de los DNS públicos que estamos usando en el ordenador. Esto, igualmente, va a provocar el error de resolución de nombre de dominio.

Sea cual sea el motivo, podemos solucionarlo fácilmente si cambiamos los servidores DNS. Lo normal es que simplemente con hacer esto ya funcione, salvo que volvamos a utilizar otros que tampoco sirvan para esa VPN o que también generen errores.

Problemas habituales con las VPN

Pasos para solucionar este error

Después de explicar cuáles son las principales causas para que aparezca el error de resolución de nombre de dominio al utilizar una VPN, vamos a mencionar qué podemos hacer para solucionarlo y que funcione con total normalidad. Lo principal será cambiar los servidores DNS que estamos usando, pero también veremos que puede tratarse de un error de la VPN que tenemos instalada.

Cambiar los servidores DNS

Lo primero que vamos a hacer es cambiar los servidores DNS que estamos utilizando en Windows. Sirven como traductores, ya que se encargan de derivar el nombre de dominio que ponemos, como podría ser RedesZone, a la dirección IP que corresponde. Esto evita que tengamos que recordar números sin sentido y simplemente saber su nombre.

Para cambiar los servidores DNS en Windows tenemos que ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Red e Internet y allí a Cambiar opciones del adaptador. Ahora se abrirá una nueva ventana donde aparecerán todas las tarjetas de red que tenemos configuradas. Por ejemplo puede aparecer la tarjeta Wi-Fi y la tarjeta Ethernet. Debemos seleccionar la que nos interese, que será la que estamos usando para navegar.

Hay que hacer clic con el segundo botón del ratón y posteriormente darle a Propiedades. Hecho esto nos abrirá una nueva ventana y tenemos que buscar Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y dar nuevamente a Propiedades.

Cambiar los DNS en Windows

Nos aparecerá una nueva ventana como vemos en la imagen de arriba. Si hemos configurado de forma manual tanto la dirección IP como los servidores DNS, nos aparecerán ahí. Si está de forma automático simplemente aparecerá vacío. Lo que nos interesa es cambiar los servidores DNS, que aparecen abajo.

Tenemos que darle a Usar las siguientes direcciones de servidor DNS y rellenarlo. Es posible que hayamos quitado los de la operadora y, al utilizar otros, se genere el problema de resolución de nombre de dominio al usar la VPN. Pero incluso podría ocurrir que sean los de la operadora los que están dando problemas.

¿Qué servidores DNS podemos usar? Hay muchos disponibles y algunos de los más populares y que mejor funcionan son los de Google y Cloudflare. Tendríamos que poner lo siguiente:

  • DNS de Google: 8.8.8.8 y 8.8.4.4
  • DNS de Cloudflare: 1.1.1.1 y 1.0.0.1

A partir de ese momento nuestro equipo se conectará a Internet a través de los servidores DNS que hemos cambiado. Es algo que podemos modificar en cualquier momento y hasta podría ayudar a mejorar tanto la velocidad como también la seguridad.

Comprobar que la VPN está instalada correctamente

¿Hemos instalado correctamente la VPN? ¿Hemos podido cambiar algo de la configuración y por eso aparece este problema? Debemos comprobarlo. La VPN es una aplicación que necesita instalarse correctamente y por supuesto que la configuración sea la adecuada y que no haya problemas.

Si hemos instalado el programa recientemente o si lo hemos actualizado, tal vez debamos cambiar algún parámetro de la configuración para que esté habilitada correctamente. Tendremos que revisarlo y ver si hay algo que esté mal y por eso no funciona adecuadamente.

Por otro lado, podemos hacer algo más radical. Esto sería desinstalar todo lo que tenga relación directa con la VPN, asegurarnos de que el problema no se reproduce de ninguna forma, e instalarla de nuevo. Esto nos asegura una configuración de serie y limpia, por lo cual el riesgo de que el problema surja por algún parámetro más configurado, al menos por nuestra parte, se reduce mucho.

Utilizar otra VPN

El tipo de VPN que utilicemos va a ser fundamental para que funcione mejor o peor. Hay muchas opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago. Sin embargo las que son gratis no son la mejor opción. Pueden suponer un problema importante tanto para la seguridad como también para el buen funcionamiento.

Nuestro consejo es utilizar una VPN que sea fiable, de pago, estable, que ofrezca un buen rendimiento. Hay que evitar tanto las gratuitas como las de prueba. Por ejemplo podemos usar ExpressVPN, NordVPN o ProtonVPN, que son algunas de las opciones más fiables y utilizadas.

Si vemos que al cambiar los servidores DNS y verificar que todo está bien instalado y configurado sigue apareciendo el error de resolución de nombre de dominio al usar la VPN, es probable que el fallo se deba al programa que estamos utilizando. En este caso no quedaría más remedio que probar otro distinto y ver si de esta forma se soluciona y podemos navegar con total normalidad.

Otros errores

En general cuando utilizamos este tipo de servicio, pueden darse muchos errores que pueden hacer que la experiencia de uso y la finalidad del mismo se enturbie. Por lo cual conocer estos problemas nos ayuda a encontrar soluciones más rápidas y restablecer el funcionamiento normal del servicio. Algunos de ellos son:

  • Error 691: Aparece cuando las conexiones remotas son denegadas. Por lo general ocurre cuando las credenciales de un usuario son incorrectas.
  • Error 800: Este error puede ser que no sea culpa del usuario, pues tiene que ver directamente con la conexión con el servidor. La cual resulta fallida.
  • Error 619: Ocurre cuando mediante una conexión VPN, no podemos establecer una conexión remota con algún equipo que por lo general si está disponible.
  • Error 51: Es cuando no es posible establecer una comunicación con un subsistema de la VPN.
  • Error 412: Se da cuando el par remoto no responde a los envíos de solicitudes.
  • Error 721: Es muy parecido al 619. Pero en este caso nos indica que el equipo remoto no responde.
  • Error 720: Quiere decir que no se encuentran protocolos PPP configurados.

Debemos tener en cuenta, que los errores pueden variar en cuanto a su código en los diferentes servicios de VPN que hay en el mercado, pero al fin y al cabo suelen ser problemas muy comunes entre todas ellas, al igual que las posibles soluciones que se pueden aplicar. Dentro de las diferencias entre la oferta de cada VPN, las soluciones pueden ser bastante genéricas.

En definitiva, si al utilizar una VPN nos encontramos con el problema de resolución de nombre de dominio, es posible que ocurra por un fallo en los servidores DNS, aunque también podría ser por alguna mala configuración del propio programa o estar usando uno que no funciona bien. Hemos visto qué podemos hacer para solucionarlo y lo principal es utilizar otros servidores DNS, los cual podemos cambiar fácilmente.

¡Sé el primero en comentar!