Estos proyectos te permiten montar tu propio Raspberry Pi portátil

Escrito por Rubén Velasco

El Raspberry Pi es, sin duda, uno de los mejores mini-ordenadores que podemos comprar. Este dispositivo de apenas 40 dólares cuenta con potencia suficiente para ser capaz de funcionar desde como un ordenador independiente hasta como un servidor, un centro multimedia e incluso una retro-consola. Sin embargo, para poder utilizarlo dependemos básicamente de una pantalla y una fuente de alimentación, además de un periférico de entrada si queremos interactuar con él, lo que dificulta, por ejemplo, la tarea de llevar este mini-ordenador con nosotros para utilizarlo en cualquier lugar.

Como decimos, la principal limitación del Raspberry Pi es que para poder utilizarlo necesitamos tener a mano una pantalla y una fuente de alimentación. Aunque es verdad que venden baterías y pantallas para este mini-ordenador, la verdad es que hacer un dispositivo completa portátil e independiente, al menos sin gastarnos mucho dinero en ello, suele ser una tarea bastante complicada.

Por suerte, existen una serie de proyectos muy sencillos que cuentan con todo lo necesario para hacernos de nuestro Raspberry Pi un dispositivo completamente portable que no requiera de nada para poder funcionar. A continuación, vamos a ver 4 de los proyectos más interesantes para poder utilizar el Raspberry Pi sin depender de alimentación o una pantalla.

Proyectos para hacer su propio Raspberry Pi portable

MintyPi, un Raspberry Pi para tu bolsillo

Pensado especialmente para el Raspberry Pi Zero, este proyecto nos permite crear una micro-consola 100% portable e independiente de manera que podamos utilizarla para jugar, por ejemplo, con Retropie, en cualquier lugar. Este proyecto cuenta con todo lo necesario para fabricar la consola, desde una controladora con los botones necesarios hasta su carcasa fabricada con una impresora 3D y su correspondiente pantalla LCD.

MintyPi

Podemos ver toda la información sobre este proyecto en el siguiente enlace.

PiGrrl, el renacer de la Game Boy clásica

Otro de los proyectos interesantes para poder dar vida a nuestro Raspberry Pi de manera portable, es decir, sin depender de alimentación, pantalla ni controles, es PiGrrl, un proyecto que nos permite convertir este mini-ordenador en una Game Boy clásica. Gracias a este proyecto podemos convertir un Raspberry Pi 2 o 3 en una retro-consola capaz de permitirnos jugar a cualquier juego retro gracias a RetroPie.

Game Boy Clasica Retro Raspberry pi

En el siguiente enlace podemos encontrar todos los componentes necesarios (que se deben comprar individualmente, no hay un pack) para poder montar nuestra propia PiGrrl, y la carcasa debemos descargarla e imprimirla por nuestra cuenta utilizando una impresora 3D.

Pi-Top, un completo portátil alimentado por un Raspberry Pi

Si nos sigues a menudo ya conocerás este proyecto, porque ya hemos hablado de él hace unos meses. Pi-Top es un proyecto que nos permite montar fácilmente nuestro propio portátil con una pantalla de 14 pulgadas, una batería, un teclado y un trackpad utilizando un Raspberry Pi como corazón del mismo, pudiendo hacer de este un dispositivo completamente funcional y portátil listo para utilizar en cualquier momento.

Aunque en un principio Pi-Top fue diseñado pensando en enseñar programación, al final ha llegado a ser uno de los proyectos más interesantes para dar nuevos usos a este mini-ordenador. Eso sí, no al alcance de todos los bolsillos.

Portátil Pi-Top

Podemos ver más información sobre este portátil en el siguiente artículo sobre Pi-Top.

¿Conoces otros proyectos para convertir un Raspberry Pi en un dispositivo portátil?

Fuente > makeuseof