5 pasos para aumentar la velocidad de Internet móvil en caso de problemas

Escrito por Javier Jiménez

A los usuarios de Internet en general lo que más les preocupa es la calidad y velocidad de la red. Si hablamos de dispositivos móviles, también puede añadirse la tarifa de datos. Puede ser un problema estar a mitad de mes y que nuestra tarifa esté casi agotada y necesitar ahorrar datos. En este artículo vamos a centrarnos en la velocidad de Internet móvil y en los posibles problemas que pueden causar un mal funcionamiento y cómo solucionarlo. Medidas básicas pero que seguro que a muchos usuarios en algún momento les ha ocurrido.

Aumentar la velocidad de Internet móvil

Actualizaciones en el peor momento

A mí personalmente me ha pasado y seguro que a muchos otros igual. Nos conectamos a una red Wi-Fi que no llega muy fuerte y nuestro móvil, de manera automática, empieza a actualizar aplicaciones. Esto hace que, durante un rato, consuma muchos recursos y no nos deje apenas navegar con normalidad, que es lo que buscábamos realmente.

La solución, como podemos imaginar, es muy sencilla: basta con desactivar las actualizaciones automáticas, incluso por Wi-Fi.

Como recomendación adicional, es conveniente que estas actualizaciones automáticas estén restringidas en datos móviles.

Problemas de red

Por suerte con el paso del tiempo las compañías de red son más fiables. No es normal que haya cortes, aunque sean pequeños. Sin embargo puede ocurrir. Puede que en un momento dado sufran una pequeña avería que comprometa la velocidad de Internet móvil.

En estos casos una buena solución puede ser desconectarnos de una red y volver a conectarnos. No tiene que solucionarse sí o sí, ya que dependerá del problema, pero puede ser un buen inicio.

Si vemos que el problema persiste, siempre podremos entrar en redes sociales como Twitter o en páginas como Down Detector para ver si a otros usuarios le ocurre lo mismo y no estamos solos.

Pasos para mejorar el Internet móvil

Consumo en segundo plano

Hay que tener cuidado también con el consumo en segundo plano. Es todo aquello que no vemos pero que están utilizando las aplicaciones. Esto va a ocurrir siempre. Sin embargo en ocasiones este uso puede llegar a ser excesivo por alguna aplicación mal cerrada, algún tipo de malware o similar.

Hay que observar el uso de datos de cada aplicación y, en caso de que veamos que hay algo raro, limitar su uso en segundo plano. De esta manera nos aseguraremos de que no consuma Internet y no ralentice la velocidad. Especialmente en aquellos momentos en el que la cobertura es limitada y necesitamos buena calidad.

Uso de una VPN

Una VPN puede venir muy bien para navegar de manera segura por Internet. Especialmente cuando nos conectamos desde el móvil en una red pública, por ejemplo. Sin embargo esto también hace que la conexión vaya más lenta. Puede no ser lo más indicado cuando la conexión no tiene una gran calidad.

En momentos en los que el Internet en el móvil funciona lento, podemos plantearnos la posibilidad de desconectar nuestra VPN. Quizás con esto se solucione el problema y naveguemos mejor.

Reiniciar el móvil

Quizás la solución más sencilla pero en ocasiones la más efectiva. No importa el problema que sea, puede solucionarse simplemente con apagar y volver a encender el dispositivo. En el caso de la red ocurre lo mismo. Si tenemos fallos de Internet, bajada de velocidad repentina o algo no funciona bien, quizás deberíamos probar simplemente reiniciar el móvil.

Fuente > Make Use Of