Chrome prueba una nueva función para que una web HTTPS sea realmente segura

Google Chrome representa hoy en día una parte fundamental de la cuota de mercado de navegadores. Es sin duda el más utilizado en las diferentes plataformas. Siempre ha sabido adaptarse a las necesidades de los usuarios y algo muy presente es introducir frecuentemente mejoras relacionadas con la seguridad. Hoy vamos a hablar de una nueva función que está probando para mejorar la seguridad de las páginas HTTPS y hacer que realmente sean así, HTTPS, y no haya partes que no lo sean.

Chrome prueba una función para mejorar las páginas HTTPS

Como sabemos, una página HTTPS significa que va cifrada. Nuestra información viaja de forma segura y evitamos así intrusos que puedan acceder a ella. Esto es algo vital cuando vayamos a realizar una compra, por ejemplo, y vayamos a introducir nuestros datos bancarios. Es un error, por tanto, hacer este tipo de cosas en páginas HTTP.

El problema es que muchas páginas son HTTPS pero tienen contenido en HTTP. Son, por decirlo de alguna forma, mixtas. ¿Cómo ocurre esto? La página inicial puede iniciarse en HTTPS, pero tener contenido que no lo sea, como por ejemplo imágenes, vídeos, scripts… En definitiva, contenido que se carga a través de páginas HTTP y que no van cifrada. Hacen, por tanto, que esa web no sea segura en su totalidad. Provoca que todo el contenido no esté cifrado.

Google Chrome fue uno de los navegadores que más en serio se tomaron desde el principio todo lo relacionado con HTTPS. De hecho, nos avisa si estamos navegando por una web que no lo sea. Nos lanza un mensaje de alerta indicando que el sitio no es seguro. Pero claro, como hemos visto, puede haber fotografías y otros complementos que se carguen en HTTP.

Ver certificado SSL en Google Chrome

Google quiere que todo el contenido sea HTTPS

Lo que busca Google Chrome con su nueva función que está probando es que todo el contenido sea HTTPS. Es decir, si por ejemplo entramos en una web que sea cifrada pero carga imágenes que proceden de páginas HTTP, lo que busca es actualizar el contenido y que sea HTTPS automáticamente.

Lógicamente esto ocurrirá si ese mismo contenido existe en HTTPS. De esta manera, al menos siempre que sea posible, una página cargará toda la información de manera cifrada. Hará que, al menos en este tema, las páginas sean más seguras para los usuarios.

Una de las cuestiones de esta prueba es meramente informativa para Google Chrome. Buscan conocer cuántos sitios podrían no funcionar correctamente en caso de llevar a cabo una actualización automática a HTTPS en todo el contenido.

En definitiva, Google Chrome da un paso más para mejorar la seguridad a la hora de navegar. De momento se trata únicamente de una prueba realizada, pero deja claro que su intención es llegar a que todas las  conexiones a través de páginas web en su navegador sean HTTPS. Algo que, sin duda, ayuda a mejorar la seguridad de los usuarios.

Ya sabemos que muchas de las amenazas que pueden comprometer la seguridad de nuestros dispositivos llega a través de los navegadores. En un artículo anterior dimos algunos consejos para navegar con seguridad.