¿Realmente ahorras luz si desconectas los aparatos?

¿Realmente ahorras luz si desconectas los aparatos?

Javier Jiménez

Para ahorrar en la factura de la luz podemos tener en cuenta diferentes consejos o cambios de hábitos. Uno de ellos es desconectar todo aquello que no utilizamos. Por ejemplo cargadores, reproductores de vídeo, electrodomésticos… Ahora bien, ¿realmente ahorramos luz si apagamos este tipo de aparatos de la corriente? De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar si sirve de algo para nuestro objetivo de pagar menos en la factura cada mes.

Diferencias en el consumo fantasma

Lo primero que debes saber es que cualquier cosa que tengas conectada a la electricidad, aunque no la estés utilizando, va a consumir energía. Y aquí podemos nombrar incluso el cargador de un móvil que tienes conectado a la pared. Es lo que se conoce como consumo fantasma. Pero ojo, hay grandes diferencias.

¿Qué queremos decir con esto? Para ahorrar realmente en la factura de la luz, principalmente debes centrarte en determinados dispositivos que debes desconectar. Por ejemplo, si tienes un robot aspirador que mantienes siempre en Stand By conectado, eso va a consumir mucho más que tener una regleta o un cargador enchufados a la luz. Lo mismo si tienes una videoconsola, una televisión o un reloj despertador.

Por tanto, podemos decir que sí que puedes ahorrar dinero en la factura de la luz si desconectas los aparatos, pero la diferencia puede ser importante según el tipo de esos dispositivos. Es algo que debes analizar muy bien para saber hasta qué punto puedes realmente ahorrar o no.

Es decir, de nada sirve que empieces a desconectar cargadores del móvil, quites regletas de la pared o incluso bombillas que no utilizas, si luego vas a dejar conectados otros aparatos que realmente son los que más pueden aportar al consumo fantasma. Revisa qué aparatos tienes siempre enchufados y sin utilizar y céntrate en aquellos que pueden suponer un consumo mayor.

Ten en cuenta que el consumo fantasma de una vivienda puede ser del 7 al 10% del total de la factura. Es una cantidad que puede ser importante a lo largo de un año para una familia. Solo tienes que pensar en lo que supondría para ti reducir la factura un 10% cada mes. Eso lo puedes lograr si acabas, al menos en su mayoría, con el consumo fantasma.

Errores al ahorrar en la factura de la luz

Ahorra luz más allá del consumo fantasma

Pero por supuesto no solo puedes ahorrar luz al desconectar aparatos y atacar al consumo fantasma. Puedes realizar pequeños cambios de hábitos y configuraciones en tu vivienda que van a permitir que ahorres bastante más cada mes de lo que podrías ahorrar solo con el consumo fantasma, que como has visto suele ser el 7-10% del total.

¿Qué puedes hacer para ahorrar? Algo esencial es que controles los electrodomésticos de mayor consumo. Por ejemplo puedes revisar la temperatura del frigorífico, ver el programa que utilizas para el lavavajilla, controlar el tiempo que usas una estufa o radiador, el aire acondicionado en verano, etc.

También es buena idea que cambies aparatos que puedan ser muy antiguos. Aunque a corto plazo suponga una inversión importante, como sería por ejemplo comprar un frigorífico nuevo o una secadora más moderna, a la larga vas a notar un ahorro muy importante en la factura de la luz. Los aparatos más actuales son mucho más eficientes.

Otro consejo clave para pagar menos en la factura de la luz es revisar la tarifa que tienes contratada. Sin duda es esencial. Por ejemplo, debes ver si te interesa o no tener una tarifa con discriminación horaria. Tal vez te interese pagar menos a ciertas horas del día y aprovechar la domótica para encender la lavadora o lavavajillas a esas horas más económicas.

En definitiva, como ves el consumo fantasma puede suponer una parte importante de tu factura. Apagar aparatos sin duda va a hacer que ahorres, pero debes saber cuáles realmente van a suponer un cambio sustancial. Evita tener dispositivos de mayor consumo conectados siempre. Básicamente ten en cuenta que desconectar el cargador de tu móvil no va a suponer prácticamente nada, mientras que apagar altavoces que tengas conectados a la televisión o un robot aspirador sí que va a suponer un cambio importante.

¡Sé el primero en comentar!