Evita que tus aparatos gasten más luz con estos consejos

Evita que tus aparatos gasten más luz con estos consejos

Javier Jiménez

Cualquier aparato que tengamos conectado a la electricidad en casa va a estar consumiendo, ya sea más o menos. Sin embargo podemos tener en cuenta algunas recomendaciones para intentar controlar ese consumo y que sea lo menor posible. El objetivo es pagar lo mínimo en la factura de la luz y aprovechar mejor los recursos. Con algunos pequeños cambios podemos lograr un ahorro importante.

Consejos para evitar que un aparato consuma más

Está claro que no es lo mismo un frigorífico que un pequeño ordenador portátil conectado, por ejemplo. Pero ambos van a aportar un consumo a la factura mensual y en los dos casos vamos a poder ahorrar un poco.

Controla el encendido y apagado

Por supuesto, algo esencial que puedes hacer para que los aparatos consuman menos electricidad es controlar el apagado y encendido. Y aquí podemos nombrar varios ejemplos claros y que seguro que puedes aplicar en tu día a día. Un caso concreto es el aire acondicionado o calefacción. Puedes controlar cuándo se encienden y apagan y así optimizar el tiempo que van a estar consumiendo.

Además, puedes aplicar el apagado o encendido a dispositivos como un ordenador, bombillas, la televisión… Básicamente cualquier cosa que tengas en casa. Si por ejemplo estás trabajando con el ordenador y vas a salir de casa aunque solo sea un rato, si apagas el equipo vas a ahorrar en la luz.

Mira la configuración

La configuración de los aparatos también puede ayudarnos a ahorrar dinero. Hay algunos puntos que podemos tocar para intentar ahorrar en la factura. Por ejemplo, solo con ajustar el brillo de la televisión o la pantalla del ordenador podemos ahorrar algo, aunque sea poco. Al final, la suma de muchas pequeñas cosas pueden ayudar.

Esto mismo puedes aplicar en cualquier electrodoméstico que puedas configurar, como la temperatura del frigorífico, el congelador, los modos del lavavajillas… Hoy en día prácticamente todo lo podemos modificar.

Gestiona la potencia

Gestionarla potencia puede ayudar a ahorrar en la luz. ¿Necesitas que el ventilador esté al máximo o te sirve si pones el nivel más bajo? Lo mismo con cualquier electrodoméstico que puedas utilizar y controlar la potencia. No siempre necesitamos activar todo al máximo y de esta forma estaremos gastando menos.

Lógicamente esto tendrás que tenerlo en cuenta en función de las circunstancias. Tal vez en un momento dado sí necesites que un dispositivo funcione al máximo de su potencia. Todo es cuestión de gestionarlo.

Usa la domótica

Por otra parte, la domótica es algo que nos puede ayudar bastante a que los aparatos conectados a la luz ahorren. Por ejemplo, puedes usar enchufes inteligentes para apagar o encender algo. También controlar la luminosidad de las bombillas, la temperatura de la calefacción o aire acondicionado, etc.

En este sentido tienes un abanico de opciones muy grande. Hay muchos dispositivos inteligentes que van a ayudar también al ahorro energético, además de tener funciones muy variadas.

Libros de domótica

Optimiza el uso

Este punto también es importante. Los dispositivos pueden consumir más o menos en función de cómo los usemos, pero también tener un consumo más o menos estable. Por ejemplo, un caso muy común para optimizar el uso es llenar lavavajillas o la lavadora y no encenderlos con poca carga, ya que no vamos a aprovechar ese uso correctamente.

También puedes optimizar el uso en función de dónde coloques un aparato. Por ejemplo, si pones un frigorífico cerca de un horno vas a estar desperdiciando energía. Lo ideal es que esté alejado y además que haya separación de la pared para que el calor que desprende no rebote.

¡Sé el primero en comentar!