¿Es bueno apagar tu router de vez en cuando?

¿Es bueno apagar tu router de vez en cuando?

Javier Jiménez

Sin duda el router es uno de los aparatos que más horas pasa encendido. De hecho, puede que incluso esté las 24 horas del día, los 365 días del año. ¿Esto es bueno o conviene apagar el router de vez en cuando? En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar si deberías apagarlo aunque sea unos minutos cada cierto tiempo con el objetivo de lograr que funcione correctamente y que no tenga ningún problema.

El router puede estar meses encendido

Lo primero que debes tener en cuenta es que el router es un dispositivo diseñado para permanecer durante semanas y meses encendido. En principio no debería haber problemas y podrías conectarte con normalidad, tener conexión tanto por cable como por Wi-Fi, sin necesidad de que lo apagues de vez en cuando.

A diferencia de otros equipos que usamos en nuestro día a día, en este caso no vamos a tener problemas para que funcione bien. Además, es un dispositivo que va a consumir muy poca energía. Está pensado justo para eso, para que lo tengamos en nuestro hogar, conectado durante semanas sin que pensemos en apagarlo.

Pero esto no significa que en determinadas circunstancias sea bueno reiniciar el router de vez en cuando. Eso puede ayudar a solucionar ciertos errores, como por ejemplo que la conexión se sature y empiece a ir mal. Va a depender mucho del modelo de router que tengamos, del uso que le demos, etc.

Cuándo conviene apagar el router

Si tienes un router antiguo, sí que puede ser interesante reiniciarlo más frecuentemente. Esto no es algo que hoy en día sea necesario si cuentas con un dispositivo actual, de fibra óptica, pero sí que era más necesario con routers antiguos de ADSL. No obstante, aun así hay situaciones en las que puede ser positivo.

Está saturado

El primer motivo por el cual deberías reiniciar tu router de vez en cuando es por estar saturado. Aunque estos dispositivos están diseñados para administrar múltiples conexiones y podemos conectar aparatos de todo tipo, como ordenadores, móviles o televisiones, a veces pueden saturarse y no dar una respuesta adecuada.

Para solucionar este problema, algo que podemos hacer es simplemente apagar el router y volver a encenderlo. Con el reinicio del dispositivo también se reinician los procesos del sistema y podemos solucionar ciertos errores. Por ejemplo podrían quedarse colgados algunos procesos.

Cambio de IP o actualización

Otro motivo para reiniciar el router es si queremos cambiar la dirección IP. Para ello, según la compañía que tengamos, suele ser necesario apagar el router y tenerlo así unos minutos para, posteriormente, volver a encenderlo. De esta forma va a recibir otra dirección IP distinta. En ocasiones esto solo ocurre una vez al mes o cada cierto tiempo.

También puede ser necesario reiniciarlo cuando ha recibido alguna actualización el router. De esta forma los cambios se aplican correctamente y podemos ver que mejora la seguridad o el funcionamiento. Esto en ocasiones puede ser necesario.

Vas a pasar tiempo fuera

Una razón más para apagar el router, aunque solo sea a veces, es cuando vayas a pasar tiempo fuera. ¿Por qué decimos esto? Un motivo que puedes pensar es el ahorro energético. Tiene sentido, ya que aunque este tipo de dispositivo consume muy poco, si vas a estar varias semanas o meses fuera no tiene mucho sentido que esté encendido.

Pero otra razón de apagarlo si estás fuera es por seguridad. En este caso esto ocurre debido a que los piratas informáticos van a tener más tiempo disponible para lanzar ataques y pruebas para intentar romper la clave del Wi-Fi y acceder. Si apagas el dispositivo, evitarás este tipo de problema.

En definitiva, como ves en determinadas ocasiones puede ser interesante apagar el router. No es algo necesario en líneas generales, pero en determinadas circunstancias sí que podría ser aconsejable tanto por funcionalidad como para evitar ciertos problemas que puedan aparecer. Eso sí, es importante reiniciar el router correctamente.

¡Sé el primero en comentar!