Por qué puede estropearse el cable Ethernet
Javier Jiménez

El cable Ethernet es una pieza fundamental para poder conectarnos a la red de forma alámbrica. Esto hace que sea importante que funcione correctamente. Sin embargo a veces el cable de Internet puede romperse. Puede deteriorarse y dejar de funcionar bien, pero incluso llegar a no ser posible conectar los equipos a la red. En este artículo vamos a explicar qué puede causar que se estropee y así evitarlo.

Qué provoca fallos en un cable Ethernet

Si un cable de Internet se estropea puede significar que deje de funcionar bien. Algo muy común es que no funcione como Gigabit Ethernet y esté limitado a Fast Ethernet, lo que significa que no tendremos más de 100 Mbps de velocidad. Pero claro, también podría ocurrir que el daño sea mayor y ni siquiera permita conectarnos.

Lo has desconectado sin cuidado

Uno de los motivos principales por los que puede romperse un cable Ethernet es por haberlo desconectado con fuerza, pegando un tirón y sin cuidado. Esto podría provocar que alguno de los componentes del cable se haya roto, ya sea de un extremo o de otro, y eso ahora derive en fallos y problemas.

Esto puede pasar por ejemplo si levantas el portátil con el cable conectado y no te das cuenta. Va a pegar un tirón y podría llegar a romperlo. También si al desconectarlo se ha quedado enganchado en el ordenador o en el router.

Problema en el router

Podría ocurrir también que haya algún fallo físico en el router. Es común que algún puerto Ethernet no funcione bien y eso pueda crear interferencias. Incluso podría dar lugar a que afecte también al cable y deje de funcionar correctamente.

Esto es algo que especialmente ocurre cuando usamos un router antiguo. Por ejemplo si estás utilizando un aparato viejo de ADSL para tener un repetidor en casa, tal vez alguno de los puertos esté dañado y eso a su vez haga que el cable Ethernet se deteriore y a partir de ese momento ya no funcione correctamente.

Se ha doblado

Aunque este tipo de cables suele ser resistente y no se va a estropear fácilmente, la manera en la que lo guardes y manipules va a ser clave para que dure más tiempo o se estropee antes. Si se ha doblado, por ejemplo si lo has guardado y lo has puesto en mala posición o después de muchas veces almacenarlo de forma indebida, podría llegar a romperse.

Esto es algo que puede llegar a pasar con cualquier otro cable que utilizamos, como podría ser el cargador de un móvil. Es por ello que es muy importante siempre guardarlo correctamente, cuidarlo y no enrollarlo de mala manera.

Lo has usado en muchos equipos

Otro motivo que podría llegar a estropear el cable de Ethernet es si lo utilizas continuamente en muchos equipos. Por ejemplo si lo usas en el ordenador, en la televisión, en algún router que tengas como repetidor… No significa que el hecho de usarlo en estos aparatos sea algo malo, sino conectarlo y desconectarlo continuamente.

Eso podría dar lugar a que haya más probabilidad de que se rompa algún conector o que lo desconectes de mala manera. Por tanto, podría ser otro motivo por el cual se ha roto y ha dejado de funcionar como debería.

En definitiva, estas cuestiones podrían poner en riesgo el funcionamiento de tus cables Ethernet. Es importante que siempre los guardes correctamente, que no cometas errores al desconectarlos y así evitar que puedan verse dañados. Puedes ver las herramientas para crimpar y cortar cables de red.

¡Sé el primero en comentar!