Cómo instalar rosetas RJ-45 en casa y tener Internet por cable

Cómo instalar rosetas RJ-45 en casa y tener Internet por cable

Oscar Espinosa

En los nuevos pisos o casas tenemos conectividad Ethernet en todas las habitaciones, con una roseta RJ-45 donde introducimos el cable de red y ya tenemos conexión a la red local. En caso de que quieras instalar rosetas RJ-45 en tu hogar, como si de otro enchufe de la casa se tratase, hoy os vamos a explicar cómo podéis montaros vosotros uno también, y así ocultar por dentro de los tubos de la pared toda vuestra instalación de red doméstica.

Como ya hablamos en un anterior artículo, si tenéis que hacer varios cables de red de diferentes medidas, os sale más a cuenta comprar todo el material que comprar el cable ya hecho. Sin embargo, en este caso no os queda más remedio que hacerlo por vosotros mismos, ya que tendréis que desplegar el cableado por todo tu hogar, o al menos, en una o varias habitaciones.

En RedesZone os vamos a recomendar los materiales que necesitarás para poder cablear todo tu hogar fácilmente. Si ya tenéis el material adquirido, lo más importante que debes tener en cuenta es que el cableado debe ser Cat6 o superior.

Herramientas necesarias

Para realizar una instalación correcta de unas tomas de red en la pared, es necesario comprar diferentes componentes de hardware para conseguirlo, de lo contrario, no podremos instalar una roseta RJ-45 hembra en la pared de nuestro hogar. Por supuesto, lo primero que necesitaremos es una bobina de cable de red Ethernet, también necesitaremos las correspondientes rosetas RJ-45, en este caso depende de si quieres que solamente sea una toma de red Ethernet o quieres añadir enchufes y tomas de TV. Este tipo de tomas de red hembras podrás comprarlas en diferentes tiendas locales o en Internet. Por último, necesitarás todo lo necesario para poder cortar el cableado y crimpar correctamente los cables en la roseta RJ-45 hembra.

A continuación, os explicamos en detalle todas las herramientas que vas a necesitar.

Cable de red Ethernet: Cat 6 o superior y UTP

Hoy en día solamente recomendamos comprar cableado Cat6 o superior, este cableado nos garantiza que la velocidad de enlace será de 1Gbps o superior, siempre que no pases de los correspondientes 100 metros en un único segmento. Si queréis dejar la red preparada para velocidades Multigigabit, como 2.5G, 5G e incluso 10G, os recomendamos comprar un cable superior, como Cat6A, CAT7 e incluso Cat 7A, pero estos últimos son bastante más caros.

Teniendo en cuenta la diferencia de precio, y que cuando metemos un cable por los diferentes conductos de nuestra casa, seguramente no volvamos a cambiarlos nunca, nuestra recomendación es que compréis cables Cat 7 o superior. El motivo de comprar este tipo de cables frente a los Cat 6 son:

  • Conseguiremos velcoidades de 10Gbps en la red local sin problemas, con límite de hasta los 100 metros habituales.
  • Todos los cables Cat 7 son de tipo S/FTP, por lo tanto, vienen apantallados sus pares y también disponen de una cubierta protectora metálica global, para mitigar lo máximo posible las interferencias externas.

Lo único negativo de los cables Cat 7 son su rigidez, y es que es posible que tengamos problemas para pasar el cable de red por los conductos, sobre todo si no utilizamos algún tipo de líquido para facilitar la tarea.

Dependiendo de la longitud de cable que necesites, podrás optar por una bobina de 50 metros, e incluso una de 305 metros.

Si quieres comprar uno de los mejores cables, entonces opta por un cable Cat 7 de alto rendimiento y que sea de tipo S/FTP como hemos explicado antes. Además, si vas a pasar el cable por conductos donde también haya cables eléctricos, te dará una protección adicional frente a posibles interferencias. Debemos tener claro que este tipo de cables son mucho mejroes, pero también algo más caros que los típicos Cat 6 UTP:

En este caso estaremos comprando una bobina de cable de red Cat 7, la cual nos proporcionará la mejor señal posible desde el origen hasta el destino, este cable de red es el que tenemos nosotros cableada la casa, y es el más recomendable debido a que es Cat 7 y nos proporciona una velocidad de 10Gbps reales sin ningún problema, usando tiradas de cable de hasta 25 metros de distancia. En nuestra opinión, este cable de red es el idóneo para instalaciones domésticas que quieren tener preparada la red para las velocidades Multigigabit e incluso velocidades 10G. Por último, os debemos advertir que este cable de red es muy rígido, por lo que deberás pasarlo con mucho cuidado por los diferentes conductos o dedicar un macarrón para este cable únicamente.

Rosetas RJ-45 para el hogar conectado

Una vez que hayamos comprado el cable de red, debemos comprar los conectores de pared. Este tipo de conectores suelen ser bastante caros, un kit de 10 piezas de conector RJ-45 doble vale unos 65€, pero incorporan todo lo necesario para su instalación perfecta. Este tipo de conectores dobles nos permitirán tener un total de dos tomas de red simultáneamente, en este caso es totalmente necesario que pases dos cables de red Ethernet, un cable dedicado para cada una de las dos tomas de red.

El cableado de red que va hasta la roseta RJ-45 es recomendable que vaya por un macarrón individual, no obstante, si instalamos un macarrón algo más ancho podremos pasar los dos cables de red sin muchos problemas, y ahorrar en espacio y en material. Un detalle muy importante es que no puedes pasar los cables de red a través de conductos eléctricos, a no ser que compres cables S/FTP que vienen con múltiples protecciones metálicas para evitar que haya interferencias con otro cableado externo o diafonía en el propio cable de red.

Si vas a instalar cableado Cat 7 en tu casa, nuestra recomendación es que compres rosetas RJ-45 que sean Cat 6A o superior. Por ejemplo, el mismo fabricante que el anterior Cat 6 también tiene modelos que son Cat 6A blindados, por lo que tendremos una mayor calidad y recibiremos la señal bastante mejor. No tiene sentido que te gastes más dinero en el cable, pero luego el conector que también es muy importante sea Cat 6.

En el caso de querer un Cat 7, tenemos el módulo conector, pero no la roseta RJ-45 como las anteriores. Por lo tanto, tendremos que comprar el correspondiente adaptador para ponerlo en la pared directamente o un módulo como los anteriores pero vacío:

Una vez que ya tenemos el cableado y también las rosetas RJ-45 que queramos, debemos valorar la compra de algunas herramientas adicionales para asegurarnos de que todo funcione bien.

Herramientas para la instalación del cableado

Ahora necesitaremos las herramientas, para ello os recomiendo que adquiráis lo siguiente, un comprobador de cable de red para saber que funciona sin problemas, 2 cables de red ya comprobados anteriormente para conectarlos a las tomas y asegurarnos que funcionan correctamente, y también las herramientas para introducir los hilos del cable en la roseta. Normalmente venden KITs por 20 euros que incorporan todo lo necesario, como por ejemplo este:

En el caso de que solamente necesites el tester, también se puede comprar por separado.

Generalmente tendremos por casa cables de red ya probados, solamente nos debemos asegurar de que hay conexión para confirmar que hemos introducido los hilos adecuadamente.

También es probable que necesitemos algunas herramientas, las cuales nos ayudan a pasar el cable por los tubos de la red, como puede ser un pasacables, los cuales son extensibles pudiendo añadirle más cable en formato de módulos. Para utilizarlos, simplemente atamos la punta del cable de red a la punta de pasacables, e introducimos ambos en el tubo, de forma que el pasacables actúa a modo de palanca, por decirlo de alguna forma. Junto con esto, puede ser que necesitemos un líquido para facilitar que el cable se deslice por el tubo, de forma que si se encuentran alguna curva complicada o algún obstáculo, puedan pasarlo con mayor facilidad. Esta no afectará en nada a la instalación, pues solo se trata de líquido no corrosiva y que tampoco generará interferencias.

Una vez tenemos todo el material es hora de ponernos manos a la obra, pero antes os aconsejo que tengáis a mano el esquema de colores, con el podréis conectar los cables correctamente. Actualmente la normativa que debes utilizar es la EIA-TIA-568B en los dos extremos, ya que actualmente disponemos de Auto MDI/MDIX, por lo que los propios dispositivos «negociarán» dependiendo del medio al que los estemos conectando.

Un aspecto muy importante a la hora de instalar una roseta RJ-45, es el tipo de categoría del cable de red. Actualmente la mayoría de las rosetas son Cat6, pero si usamos un cable Cat7 para conseguir una mejor calidad de señal, podremos instalarlo sin ningún problema, aunque debes saber que los «hilos» del cable son algo más gruesos, por lo que podría costarte algo más de trabajo instalarlo correctamente, no obstante, una vez que quede instalado, tendrás una red local de alta velocidad gracias al cableado Cat7 que has instalado.

Otro aspecto muy importante, es comprobar con un ordenador o eléctricamente los cables, con el objetivo de no tener ningún problema, esto es recomendable hacerlo tanto después de poner todos los hilos, como también cuando ya hemos puesto la roseta en la pared, para evitar cualquier posible problema derivado de esta instalación en pared. En el caso de haber instalado cableado Cat 7 y rosetas Cat 6A, podemos comprobar con un switch 10G y una tarjeta de red 10G que el enlace sincroniza correctamente a una velocidad de 10Gbps.

Instalación del cable de red en la roseta RJ-45

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que la propia roseta nos da el código de colores en la normativa 568A y también 568B, nosotros elegiremos la 568B a ambos extremos.

  1. El primer paso será pasar a través de los tubos de dentro de las paredes, usando las cajas de conexión que tengamos libres desde donde tengáis el switch o router, hasta las habitaciones que queráis que tengan conexión.
  2. El segundo paso será separar los cables, desenredarlos, y estirarlos para que estén rectos y ver los cables perfectamente.
  3. Una vez separados tenemos que ordenar los cables en el orden correcto de izquierda a derecha que os indico a continuación:
  4. Orden correcto de izquierda a derecha del lado “A”:
    • Naranja Blanco
    • Naranja
    • Azul
    • Azul Blanco
    • Verde Blanco
    • Verde
    • Marrón Blanco
    • Marrón
  5. Lo siguiente que tenemos que hacer consiste en cortarlos todos para que tengan el mismo largo e introducirlos con mucho cuidado, en cada agujero correctamente.
  6. Una vez nos hemos asegurado de que los cables están bien cogidos y conectados en ese conector, debemos que ir al otro lado del cable, donde esta otro conectar los cables siguiendo el siguiente esquema:
  7. Orden correcto de izquierda a derecha del lado “B”:
    • Naranja Blanco
    • Naranja
    • Azul
    • Azul Blanco
    • Verde Blanco
    • Verde
    • Marrón Blanco
    • Marrón
  8. Lo siguiente que tenemos que hacer consiste en cortarlos todos para que tengan el mismo largo e introducirlos con mucho cuidado, en cada agujero correctamente, utilizando para ello la herramienta del KIT que sirve para este tipo de rosetas RJ-45 hembra.
  9. Una vez finalizado nos aseguramos de que están bien cogidos los cables llega el momento de conectar a cada conector un cable de red y conectar en cada cable un lado del tester, y realizar la prueba de funcionamiento.
  10. Si sale correcta solo tendréis que montar los conectores en la pared y ya lo tendréis cableado.

Ahora sería recomendable que hagáis un test de velocidad en la red local y en Internet, para realizar un test en la red local es recomendable hacer uso del programa Jperf2 si tenemos velocidades por debajo de 1Gbps, y si tenemos velocidades superiores a 1Gbps os recomendamos utilizar iperf3 que se comporta mucho mejor con altas velocidades en la red cableada e inalámbrica de nuestro hogar.

Otra cosa que debemos tener en cuenta, es que no todas las casas están preparadas para hacer una instalación de red, pues puede que la guía se quede atascada en algunos sitios, y luego no podamos retirarla ni llegar al destino. Por lo cual se pueden tener en cuenta soluciones como las canaletas, las cuales hoy en día las hay de varios materiales y acabados para que queden más estéticas, u otras que se basan simplemente en que el cable esté protegido, sin importar la estética de la misma.

Muchas veces, hacer una instalación de este tipo, requiere hacer obras de mayor o menor tamaño. Pues las necesidades dentro de una casa pueden cambiar a como se hizo la instalación en un principio. Lo más común en estos casos, es no encontrar por donde pasa un cable y en qué dirección de forma concreta, o que directamente no exista instalación en algunos lugares.

Qué roseta comprar

Este tipo de productos a pesar de parecer muy genéricos, no les ha faltado su dosis de evolución, buscando cubrir y satisfacer la demanda de los compradores y sus necesidades. Más allá de nuevas marcas, podemos encontrarnos nuevos aspectos y diferentes costes que van ligados a la calidad del producto y los servicios que estos nos ofrecen.

Sin duda lo mejor que podemos comprar son rosetas RJ-45 de Cat.6 UTP. Pero aquí podemos encontrar muchos modelos diferentes, y tenemos un recopilatorio el cual puede ser interesante a la hora de adquirirlos.

Nanocable 10.21.1502

Nos encontramos ante una rosea que no solo incorpora un único puerto para conectar un equipo, si no que tendremos dos disponibles, ambos de Cat.6 UTP en color blanco y de sencilla instalación.

El producto está 100% testado y cumple la normativa Rohs, lo que lo convierte en un producto de buena calidad y fiable, y a un precio muy asequible que puede variar entre los tres y los seis euros. La podemos encontrar en el siguiente enlace.

Nanocable 10.21.1501

Como podemos ver es su denominación, estamos ante una versión similar a la mencionada anteriormente, pero con sus peculiaridades. En primer lugar y lo que salta más a la vista, es que solo incorpora un puerto RJ46, siendo Cat.6 FTP.

Cuenta con unas medidas de 49 milímetros de ancho y 66 milímetros de alto, también en color blanco. Nos podemos encontrar que cubre los mismos testeos y cumple la normativa Rohs. Su precio puede variar entre los cuatro y siete euros, pero se ven ofertas por menos en Amazon. La podemos comprar aquí.

Debflex

Si buscamos una roseta la cual no ocupe mucho espacio, incluso a estos niveles, o que directamente queremos mejor estética, podemos adquirir una roseta más genérica. En este caso nos encontramos una caja con un RJ45 Diam 2, la cual permite transmisión de datos a una velocidad de hasta 1Gbps y una frecuencia que puede alcanzar los 250Mhz.

La caja de esta, es encastrable, con una placa acabada en blanco y que incorpora una tapa, de forma que no acumulará polvo. Estamos ante un producto duradero, resistente a los rayos ultravioletas e impactos. También es muy sencilla de instalar.

Cableado estructurado

Si bien todo lo que hemos indicado para la instalación de la roseta, se puede aplicar de forma sencilla en entornos domésticos, sabe la posibilidad de necesitar realizar instalaciones a nivel corporativo. En estos aspectos son muchas las tomas a instalar, y todo esto debe tener una organización y una estructura, para disponer de la mejor eficiencias posible, y que su mantenimiento sea lo más sencillo posible en futuras ampliaciones y cambios.

Todo esto lo definimos como cableado estructurado, donde se establecen los cables, conectores, canalizaciones y todos los dispositivos con los que cuenta la infraestructura de comunicaciones de un edificio o recinto. Su función principal, es disponer de la señal suficiente en todos los dispositivos en una red local.

Este a su vez cuenta con diferentes elementos que cuentan con sus características concretas en cuanto a diseño, lugar y crecimiento de la red. Estos son:

  • Cableado horizontal: Define el sistema de distribución de todo el cableado que corre horizontalmente entre el techo y el suelo. Sus componentes básicos son las rutas y los espacios, que se encargan de distribuir y contener todo el cableado. Se encarga de conectar el hardware entre un área de trabajo y una salida de red.
  • Cableado vertical: También es conocido como Backbone o cableado troncal. Define la entrada de los servicios de red en el edificio, salas de servidores y demás cuartos de comunicaciones. Pero su función principal, es que se encarga de interconectar los diferentes pisos que nos podemos encontrar en un edificio mediante medios de transmisión.
  • Cuarto de comunicaciones: Se trata de la sala donde están alojados y se centralizan todos los dispositivos que forman del sistema de comunicaciones. Entre ellos cableado, accesorios de conexión, servidores, dispositivos de protección, y todo lo necesario en las telecomunicaciones de una red de este tipo.

En general el cableado estructurado sirve para definir muchos parámetros en cuanto a la red, incluso materiales de construcción en algunos casos.

En todo caso, como podéis ver, es una forma muy útil de cablear una casa o un piso sin que se vean los cables al pasar estos por la pared, siempre y cuando vuestras paredes os lo permitan. Esto nos aportará muchos beneficios a la hora de usar nuestros dispositivos por toda la casa.

Ventajas del cableado estructurado

El cableado correctamente estructurado puede tener muchas ventajas. Y estas se reparten en varios ámbitos. Desde la funcionalidad, la practicidad y la estética. Por lo cual puede ser interesante aplicarlo siempre y cuando sea posible.

  • Mantenimiento: Cuando el cableado de una casa está correctamente estructurado, resulta mucho más sencillo realizar ampliaciones o realizar otras tareas de mantenimiento sobre él. Tener todo bajo control, también nos permitirá ahorrar mucho tiempo en tareas que normalmente son tediosas.
  • Rendimiento: El rendimiento será mayor siempre y cuando todo esté bien estructurado y se utilicen materiales de calidad. Por otro lado, este perdurará más tiempo sin que sea necesario mucho mantenimiento. Esto se traduce en que la velocidad puede ser mayor, y durante un periodo de tiempo más largo.
  • Seguridad: El cableado estructurado no solo se basa en cómo colocar los cables, si no que la seguridad juega un papel importante en todas las reglas que se aplican a este.
  • Flexibilidad: Es compatible con la gran mayoría de los productos de redes que podemos encontrar en el mercado. Esto es debido a la gran versatilidad de los estándares actuales.
  • Estética: Esta estructura mantendrá una apariencia limpia y ordenada. Por lo cual contribuye a generar mejores ambientes en espacios interiores. Y evitamos que todo se vea demasiado caótico.
  • Economía: Por lo general, salvo que hablemos de grandes empresas, no es algo demasiado caro de implementar. Siendo bastante asequible. A esto tendremos que añadir lo relativo al mantenimiento, que como hemos indicado, no será demasiado debido a que no requiere demasiada implicación.
  • Gestión: Cuando se trata de cubrir grandes superficies, con el cableado estructurado será mucho más sencillo realizar una gestión de todo el contenido que tenga la red. A su vez, si es necesario realizar algún tipo de traslado, todo estará totalmente planeado.

¿Cómo simular una red?

Como has podido ver, la simulación de redes nos puede ayudar de muchas formas para tener todo perfectamente organizado. Pero esto no es algo que tengamos que hacer con papel y lápiz. Existen muchas herramientas que nos permiten hacerlo, y siempre de una más intuitiva y organizada. A la vez que nos dan facilidades con cientos de items que podemos seleccionar para que podamos configurar todo de una forma más intuitiva.

  • Cisco Packet Tracert: Es un simulador de redes de los más conocidos y utilizados del mundo. Y esto es porque resulta muy completo a la hora de diseñar cualquier red. Si bien su principal cometido es proporcionar de una herramienta educativa, este se puede utilizar para otros muchos fines. Nos permite simular routers, switches, hubs, servidores, y muchas cosas más. Y todo es totalmente configurable. Esto nos da mucha versatilidad, ya que podemos obtener un esquema exacto de lo que va a ser la red que vamos a instalar. Como como tal, de las rosetas que vamos a necesitar. Esto no solo nos ahorrará tiempo, si no dinero.
  • GNS3: Este simulador de redes, tiene la peculiaridad de que es de código abierto. Su diseño está pensado para crear redes muy complejas, pero de una forma sencilla. Es gratuita, y muy útil. Tanto para ingenieros, administradores, técnicos, o incluso para cursos de aprendizaje. Nos permite realizar todo tipo de pruebas, y de este modo tener una idea muy clara de cómo va a funcionar nuestra red.
  • Eve-NG: Nos permite realizar una simulación de diferentes VLAN, que a su vez son de diferentes proveedores. Su diseño fue pensado para uso doméstico o pequeñas empresas. Pero se puede utilizar prácticamente en cualquier sector, debido a la gran cantidad de opciones que tiene para realizar la simulación de la red.

Materiales de calidad

A la hora de adquirir los materiales necesarios para realizar nuestra instalación de red, es importante que estos sean de la mejor calidad posible. Esto nos puede ayudar de muchas formas a la hora de utilizar la red, incluso a la hora de montar la red nos pueden ayudar. No solo sus características serán más fiables, si no que durarán más tiempo en uso, ya que cuentan con más resistencia.

Lo primero que nos vamos a asegurar es la transmisión de datos. Si acudimos a buenas marcas de estos materiales, tendremos la garantía de que se han fabricado con estrictos controles de calidad lo cual afecta directamente a sus prestaciones y contribuyen a un mejor canal de transmisión de datos.

El apartado económico es otro punto importante, sobre todo si la instalación es muy grande. Normalmente los materiales de marca y alta calidad son más caros, pero esto nos puede resultar más barato a la larga. Esto es porque a mayor calidad, mayor resistencia, por lo cual no tendremos que realizar una nueva instalación que conlleva más gastos. Al instalar componentes baratos, es más probable que se desgasten antes y sea necesario cambiarlos.

Los problemas técnicos pueden ser un quebradero de cabeza. Al adquirir materiales de calidad, tendremos asegurado que están totalmente testados, y no presentan problemas. En cambio con los más baratos podemos estar expuestos a problemas técnicos, y a la hora de la instalación pueden hacer que sea más complicado.

Para tratar de tener todos estos aspectos y un gasto controlado, lo mejor es realizar un presupuesto donde se cuente tanto con el material necesario como el de repuesto. En caso de hacer una instalación en casa, se puede aplicar la misma lógica, y buscar cuales son los componentes más recomendados y de mejor calidad, ya que al realizar la instalación por los tubos de las paredes, pueden sufrir daños.

¡Sé el primero en comentar!