Cómo instalar rosetas RJ-45 en casa para tener Internet en cualquier habitación

En los nuevos pisos o casas tenemos conectividad Ethernet en todas las habitaciones, con una roseta RJ-45 donde introducimos el cable de red y ya tenemos conexión a la red local. En caso de que quieras instalar rosetas RJ-45 en tu hogar, como si de otro enchufe de la casa se tratase, hoy os vamos a explicar cómo podéis montaros vosotros uno también, y así ocultar por dentro de los tubos de la pared toda vuestra instalación de red doméstica.

Como ya hablamos en un anterior artículo, si tenéis que hacer varios cables de red de diferentes medidas, os sale más a cuenta comprar todo el material que comprar el cable ya hecho. Sin embargo, en este caso no os queda más remedio que hacerlo por vosotros mismos, ya que tendréis que desplegar el cableado por todo tu hogar, o al menos, en una o varias habitaciones.

En RedesZone os vamos a recomendar los materiales que necesitarás para poder cablear todo tu hogar fácilmente. Si ya tenéis el material adquirido, lo más importante que debes tener en cuenta es que el cableado debe ser Cat6 o superior.

Utensilios para hacer instalar una roseta RJ-45 hembra

Para realizar una instalación correcta de unas tomas de red en la pared, es necesario comprar diferentes componentes de hardware para conseguirlo, de lo contrario, no podremos instalar una roseta RJ-45 hembra en la pared de nuestro hogar. Por supuesto, lo primero que necesitaremos es una bobina de cable de red Ethernet, también necesitaremos las correspondientes rosetas RJ-45, en este caso depende de si quieres que solamente sea una toma de red Ethernet o quieres añadir enchufes y tomas de TV. Este tipo de tomas de red hembras podrás comprarlas en diferentes tiendas locales o en Internet.

Por último, necesitarás todo lo necesario para poder cortar el cableado y crimpar correctamente los cables en la roseta RJ-45 hembra.

Bobina de cable de red Ethernet: Cat 6 o superior y UTP

Hoy en día solamente recomendamos comprar cableado Cat6 o superior, este cableado nos garantiza que la velocidad de enlace será de 1Gbps o superior, siempre que no pases de los correspondientes 100 metros en un único segmento. Si queréis dejar la red preparada para velocidades Multigigabit, como 2.5G, 5G e incluso 10G, os recomendamos comprar un cable superior, como Cat6A, CAT7 e incluso Cat 7A, pero estos últimos son bastante más caros. Podéis leer nuestro completo artículo sobre los tipos de cables de red Ethernet que existen actualmente, y cuándo deberíamos usar una clase u otra.

Dependiendo de la longitud de cable que necesites, podrás optar por una bobina de 50 metros, e incluso una de 305 metros.

Si necesitas que tenga un recubrimiento adicional por si vas a pasar el cableado por conductos eléctricos, os recomendamos esta bobina de cable:

Esta última bobina es de cableado FTP, por tanto, es más rígido que el típico cableado UTP que os hemos mostrado anteriormente. El precio es similar, por tanto, nuestra recomendación es que compréis directamente cableado FTP que es mucho mejor que el UTP y tendrás menos interferencias y la señal llegará mucho mejor.

También podéis comprar bobinas de cable de categoría superior, como por ejemplo esta:

En este caso estaremos comprando una bobina de cable de red Cat 7, la cual nos proporcionará la mejor señal posible desde el origen hasta el destino, este cable de red es el que tenemos nosotros cableada la casa, y es el más recomendable debido a que es Cat 7 y nos proporciona una velocidad de 10Gbps reales sin ningún problema, usando tiradas de cable de hasta 25 metros de distancia. En nuestra opinión, este cable de red es el idóneo para instalaciones domésticas que quieren tener preparada la red para las velocidades Multigigabit e incluso velocidades 10G. Por último, os debemos advertir que este cable de red es muy rígido, por lo que deberás pasarlo con mucho cuidado por los diferentes conductos o dedicar un macarrón para este cable únicamente.

Rosetas RJ-45 para el hogar conectado

Una vez que hayamos comprado el cable de red, debemos comprar los conectores de pared. Este tipo de conectores suelen ser bastante caros, un kit de 10 piezas de conector RJ-45 doble vale unos 58€, pero incorporan todo lo necesario para su instalación perfecta. Este tipo de conectores dobles nos permitirán tener un total de dos tomas de red simultáneamente, en este caso es totalmente necesario que pases dos cables de red Ethernet, un cable dedicado para cada una de las dos tomas de red.

El cableado de red que va hasta la roseta RJ-45 es recomendable que vaya por un macarrón individual, no obstante, si instalamos un macarrón algo más ancho podremos pasar los dos cables de red sin muchos problemas, y ahorrar en espacio y en material. Un detalle muy importante es que no puedes pasar los cables de red a través de conductos eléctricos, a no ser que compres cables S/FTP que vienen con múltiples protecciones metálicas para evitar que haya interferencias con otro cableado externo o diafonía en el propio cable de red.

Herramientas para la instalación del cableado

Ahora necesitaremos las herramientas, para ello os recomiendo que adquiráis lo siguiente, un comprobador de cable de red para saber que funciona sin problemas, 2 cables de red ya comprobados anteriormente para conectarlos a las tomas y asegurarnos que funcionan correctamente, y también las herramientas para introducir los hilos del cable en la roseta. Normalmente venden KITs por 20 euros que incorporan todo lo necesario, como por ejemplo este:

Una vez tenemos todo el material es hora de ponernos manos a la obra, pero antes os aconsejo que tengáis a mano el esquema de colores, con el podréis conectar los cables correctamente. Actualmente la normativa que debes utilizar es la EIA-TIA-568B en los dos extremos, ya que actualmente disponemos de Auto MDI/MDIX, por lo que los propios dispositivos «negociarán» dependiendo del medio al que los estemos conectando.

Un aspecto muy importante a la hora de instalar una roseta RJ-45, es el tipo de categoría del cable de red. Actualmente la mayoría de las rosetas son Cat6, pero si usamos un cable Cat7 para conseguir una mejor calidad de señal, podremos instalarlo sin ningún problema, aunque debes saber que los «hilos» del cable son algo más gruesos, por lo que podría costarte algo más de trabajo instalarlo correctamente, no obstante, una vez que quede instalado, tendrás una red local de alta velocidad gracias al cableado Cat7 que has instalado.

Otro aspecto muy importante, es comprobar con un ordenador o eléctricamente los cables, con el objetivo de no tener ningún problema, esto es recomendable hacerlo tanto después de poner todos los hilos, como también cuando ya hemos puesto la roseta en la pared, para evitar cualquier posible problema derivado de esta instalación en pared.

Instalación del cable de red en la roseta RJ-45

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que la propia roseta nos da el código de colores en la normativa 568A y también 568B, nosotros elegiremos la 568B a ambos extremos.

  1. El primer paso será pasar a través de los tubos de dentro de las paredes, usando las cajas de conexión que tengamos libres desde donde tengáis el switch o router, hasta las habitaciones que queráis que tengan conexión.
  2. El segundo paso será separar los cables, desenredarlos, y estirarlos para que estén rectos y ver los cables perfectamente.
  3. Una vez separados tenemos que ordenar los cables en el orden correcto de izquierda a derecha que os indico a continuación:
  4. Orden correcto de izquierda a derecha del lado “A”:
    • Naranja Blanco
    • Naranja
    • Azul
    • Azul Blanco
    • Verde Blanco
    • Verde
    • Marrón Blanco
    • Marrón
  5. Lo siguiente que tenemos que hacer consiste en cortarlos todos para que tengan el mismo largo e introducirlos con mucho cuidado, en cada agujero correctamente.
  6. Una vez nos hemos asegurado de que los cables están bien cogidos y conectados en ese conector, debemos que ir al otro lado del cable, donde esta otro conectar los cables siguiendo el siguiente esquema:
  7. Orden correcto de izquierda a derecha del lado “B”:
    • Naranja Blanco
    • Naranja
    • Azul
    • Azul Blanco
    • Verde Blanco
    • Verde
    • Marrón Blanco
    • Marrón
  8. Lo siguiente que tenemos que hacer consiste en cortarlos todos para que tengan el mismo largo e introducirlos con mucho cuidado, en cada agujero correctamente, utilizando para ello la herramienta del KIT que sirve para este tipo de rosetas RJ-45 hembra.
  9. Una vez finalizado nos aseguramos de que están bien cogidos los cables llega el momento de conectar a cada conector un cable de red y conectar en cada cable un lado del tester, y realizar la prueba de funcionamiento.
  10. Si sale correcta solo tendréis que montar los conectores en la pared y ya lo tendréis cableado.

Ahora sería recomendable que hagáis un test de velocidad en la red local y en Internet, para realizar un test en la red local es recomendable hacer uso del programa Jperf2 si tenemos velocidades por debajo de 1Gbps, y si tenemos velocidades superiores a 1Gbps os recomendamos utilizar iperf3 que se comporta mucho mejor con altas velocidades en la red cableada e inalámbrica de nuestro hogar.

Como podéis ver, es una forma muy útil de cablear una casa o un piso sin que se vean los cables al pasar estos por la pared, siempre y cuando vuestras paredes os lo permitan.

¡Sé el primero en comentar!