Tráfico de Internet: cómo ha cambiado en los últimos meses

Tráfico de Internet: cómo ha cambiado en los últimos meses

Javier Jiménez

El tráfico de Internet, la manera en la que nos conectamos a la red y los servicios que utilizamos han cambiado mucho en los últimos años. Lo hemos podido ver de forma progresiva con avances tecnológicos para lograr una mayor velocidad, el cambio en el uso de dispositivos para conectarnos o las aplicaciones que utilizamos. Ahora bien, en los últimos meses ha habido un cambio más significativo en la tendencia de consumo, en herramientas que utilizamos y la forma en la que nos conectamos.

Cambios en Internet en los últimos meses

La pandemia del Covid-19 ha traído importantes cambios a nuestro día a día. Podemos ver diferencias notables, como todos sabemos. Esto también se aplica a la tecnología, lógicamente. Hacemos uso de otros dispositivos, nos conectamos más desde casa e incluso utilizamos más herramientas que antes pasaban más desapercibidas. Todo ello para adaptarnos a los tiempos actuales que estamos viviendo.

Uno de los cambios más importantes ha tenido lugar en las semanas en las que los países o territorios han tenido algún tipo de bloque o restricciones, como el confinamiento domiciliario. Esto ha hecho que el tráfico de Internet cambiara radicalmente. Cayó en picado el uso de datos móviles, mientras que aumentó notablemente el consumo de Internet doméstico.

Esto que mencionamos puso a prueba las infraestructuras. Una prueba de fuego para las operadoras que en muy poco tiempo vieron cómo se trasladaba todo el tráfico de Internet y cambiaba la manera en la que los usuarios navegan por la red.

Manish Gulyani, Gerente General y Director de Nokia Deepfield, ha indicado que nunca antes se había producido una demanda tan repentina e intensa en las redes. Además, los últimos datos que recogen muestran cómo en septiembre de 2020 la demanda seguía siendo más alta de lo normal.

Uso de servicios en Internet

Mayor uso de VPN y aplicaciones de comunicaciones

Otra cuestión muy a tener en cuenta es el cambio que ha habido en el uso de servicios y plataformas en la red. Un ejemplo son las aplicaciones de comunicaciones. El distanciamiento social, el tener que evitar aglomeraciones y reuniones presenciales, ha hecho que muchos usuarios utilicen servicios para realizar videoconferencias, como pueden ser Zoom, Skype, etc.

También ha habido un aumento significativo en el uso de servicios VPN. Son muchos los usuarios que ahora han empezado a trabajar de forma remota desde su hogar. Esto supone cambios importantes también a la hora de utilizar la tecnología. Para acceder a redes empresariales, por ejemplo, es muy útil contar con una VPN. También para proteger nuestra seguridad al cifrar la conexión.

Los ataques cibernéticos también se han adaptado

Sin duda los ataques de seguridad se han adaptado en gran medida a los cambios actuales. Se han intensificado algunas amenazas que pueden estar más presentes en determinadas circunstancias.

Un ejemplo de lo que mencionamos son los ataques DDoS. Han aumentado entre un 40 y un 50% en los últimos meses. Una cifra más que significativa que nos muestra un poco más cómo ha cambiado el panorama en la red.

También los ataques de ransomware se han intensificado, especialmente dirigidos contra usuarios que ahora trabajan de forma remota. Muchos de ellos no cuentan con el conocimiento necesario para reconocer este tipo de amenazas y es ahí donde encuentran una posibilidad de ataque.

En definitiva, el tráfico en Internet, las herramientas que utilizamos y también los ataques han cambiado notablemente en los últimos meses debido a los cambios derivados de la pandemia del Covid-19. En otro artículo hablamos de cómo evitar ataques RAT.