¿Cuidas tu router para que funcione bien? Compruébalo

No hay dudas de que el router es una pieza fundamental para nuestras conexiones. Es el aparato que permite que naveguemos por Internet desde nuestro ordenador, móvil y cualquier otro dispositivo. Esto hace que sea muy importante mantener el buen estado, mantenerlo siempre sin errores. Vamos a dar algunos consejos básicos para ello.

Consejos para cuidar el router

Es importante configurar bien un router nuevo y evitar así un mal funcionamiento y problemas de seguridad. Pero también lo es llevar a cabo un mantenimiento continuo, para que el paso del tiempo no afecte al rendimiento y evitar problemas como la pérdida de velocidad, calidad o estabilidad de la conexión.

Tener el router actualizado

Un punto clave para que el funcionamiento del router sea el adecuado y nunca tener problemas es mantener el equipo actualizado correctamente. Debemos asegurarnos de que la versión del firmware siempre es la más actual.

De esta forma vamos a conseguir que el rendimiento sea óptimo, poder acceder a mejoras que puedan incluir para que funcione mejor. Pero también hay que tener en cuenta la importancia de la seguridad. Si tenemos el firmware obsoleto podrían surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo ataques. De ahí la importancia de actualizar el router.

Proteger con contraseñas fuertes

Siguiendo el hilo de la seguridad, otro consejo esencial es protegerlo adecuadamente con buenas contraseñas. Con esto nos referimos a crear claves fuertes para la red Wi-Fi y evitar así intrusos, pero también respecto a la contraseña para acceder al propio router.

Esa clave que creemos debe ser única, contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria, tener una longitud adecuada y además es conveniente cambiarla de forma periódica para extremar aún más la seguridad.

Reiniciarlo correctamente si hay fallos

¿Hay fallos en el router? Hoy en día este tipo de aparatos están capacitados para permanecer encendidos durante semanas sin ningún problema. Sin embargo sí que podría ocurrir que en algún momento haya una saturación por tener demasiados dispositivos conectados. Podría ocurrir cuando hay que gestionar muchas direcciones IP y especialmente en los aparatos que son más antiguos.

Esto hace que sea necesario reiniciarlo en alguna ocasión. Ahora bien, este es un proceso que debemos realizar adecuadamente. No basta con apagar el aparato y volver a encenderlo inmediatamente. Lo ideal es mantenerlo apagado durante al menos 30 segundos y posteriormente volver a encenderlo. Así lo reiniciaremos correctamente.

Evitar fuentes de calor

Respecto a cuidar el funcionamiento físico del router, algo muy importante es evitar las fuentes de calor. Esto es algo que afecta a todo tipo de aparatos, como podemos imaginar. Siempre conviene que estén en un lugar alejado de la proyección directa del sol o también de otros aparatos que puedan desprender calor.

El calor podría llegar a afectar seriamente al aparato tanto a corto plazo (que se bloquee y haya que reiniciarlo), como también a largo plazo. Muchos usuarios han tenido problemas en verano con los routers debido al calor. Es cierto que esto es algo que ya no suele ocurrir con las versiones más modernas, pero debemos evitarlo en la medida de lo posible.

Evitar polvo y humedad

Algo similar ocurre con la humedad y el polvo. A fin de cuentas se trata de un aparato más como si fuera un ordenador. Conviene que esté limpio, que no acumule polvo en su interior que pueda dañar los circuitos y afecte a su vida útil.

También la humedad podría ser perjudicial. Debemos colocarlo en un lugar seco, limpio y donde no corra ningún riesgo físico. De esta forma lograremos que esté correctamente cuidado y no tener problemas que lleguen a afectar al rendimiento.