Por qué debes cuidar el cable Ethernet de tu PC

Para lograr que la conexión de Internet funcione correctamente es importante tener en cuenta diferentes factores. Hay que cuidar los componentes de hardware, como puede ser el router o el cableado, así como la configuración a nivel de software. En este artículo vamos a explicar por qué es tan importante cuidar el cable Ethernet y de qué manera podemos tener problemas si aparece algún problema.

El cable de red, importante en una buena conexión

Aunque hoy en día cada vez nos conectamos más de forma inalámbrica, lo cierto es que sigue siendo una opción muy buena usar cable de red para navegar. Es más estable, normalmente tenemos mayor velocidad y podemos evitar el problema de la distancia y tener una mala cobertura. Pero claro, en cuanto aparezcan problemas vamos a tener dificultades para navegar.

Conseguir la máxima velocidad

Sin duda el primer motivo para cuidar el cable Ethernet es lograr la máxima velocidad. Un cable en mal estado puede suponer que tengamos limitaciones y que no nos llegue más allá de 100 Mbps, que es lo que se conoce como Fast Ethernet. No podríamos aprovechar al máximo la fibra óptica que tenemos contratada.

Puede ocurrir que, por ejemplo, se rompan algunos pines del cable y eso impida que llegue la señal máxima. Vamos a tener Internet, va a seguir funcionando, pero no tendremos la velocidad que podemos optar de hasta 1 Gbps, sino que estará limitado a 100 Mbps tanto de bajada como de subida.

Velocidad de Internet necesaria

Evitar problemas con el adaptador

Además, tener un cable de Ethernet dañado también puede suponer que afecte al adaptador de red. Podría provocar que deje de funcionar correctamente, que se atasque al intentar sacarlo y pueda romper algunos pines, etc. Todo esto afectará inevitablemente a la calidad de la conexión de Internet.

Por tanto, un motivo más para cuidar nuestros cables de red es mantener en buen funcionamiento el adaptador de red. Esto es importante aplicarlo tanto en ordenadores de sobremesa como también en portátiles, ya que los puertos Ethernet pueden estar expuestos en ambos casos.

Llevar la conexión más lejos

Una de las ventajas claras de usar el cable frente al Wi-Fi es que podemos llevar la señal mucho más lejos. Podemos cubrir las habitaciones de una vivienda sin problemas de que la velocidad sea limitada o que haya zonas muertas donde ni siquiera tengamos cobertura para navegar.

En caso de que el cable de red esté en mal estado vamos a tener problemas para poder llevar la conexión más lejos. Puede que haya cortes, que la velocidad disminuya o que incluso no podamos conectar equipos. Aquí también entrará en juego el tipo de cable Ethernet que usemos, ya que no todos soportan igual la distancia.

Evitar cortes

Por supuesto, tener un cable Ethernet deteriorado va a suponer cortes continuos. Puede que no podamos acceder a determinados servicios con normalidad, como puede ser realizar una videollamada, ya que hay microcortes y eso impide que podamos navegar correctamente por la red.

Esto también está vinculado a la velocidad que podemos obtener por cable. Si éste no funciona bien, estaremos limitados a esos 100 Mbps que mencionábamos o incluso menos. De esta forma pueden aparecer cortes que provoquen errores al cargar páginas web, descargar de la nube, etc.

¡Sé el primero en comentar!