Hasta qué punto afectan otros aparatos al Wi-Fi

Todos queremos lograr una buena velocidad de Internet, poder navegar sin cortes y tener una buena estabilidad. Para que esto sea posible es necesario tener un buen router, una buena conexión y también que los dispositivos que usamos sean aptos. Sin embargo a veces puede haber algunos motivos por los que aparecen problemas. Podemos tener más aparatos de la cuenta conectados a la red y eso derivar en complicaciones. Vamos a ver hasta qué punto pueden afectarnos otros dispositivos.

Cómo pueden afectar otros equipos al Wi-Fi y la velocidad

Hay muchos factores que pueden afectar a la calidad de la señal inalámbrica. Esto podría dar lugar a fallos que afecten a la velocidad, principalmente. El hecho de que haya otros aparatos cerca del router puede dar lugar a problemas con la conexión. Vamos a ver qué podría ocurrir, tanto si hay dispositivos que se conectan al propio router como también otros aparatos domésticos cerca.

Equipos conectados al router

Esta cuestión es muy importante. Es una realidad que mientras más dispositivos tengamos conectados a una red, más problemas podemos tener. Ahora bien, ¿Hasta qué punto es esto realmente un problema? ¿Hasta qué punto podría afectar a la velocidad y estabilidad?

Hoy en día los routers domésticos están preparados para tener una gran cantidad de equipos conectados. Nada tiene que ver la capacidad actual con la de hace unos años, cuando los dispositivos se ralentizaban mucho cuando había demasiadas peticiones.

Sin embargo, pese a que hay una mayor capacidad, lo cierto es que mientras más haya conectados, más problemas tendremos. Ya vimos en un artículo cuántos dispositivos podemos tener conectados al router. Esa cifra máxima no significa que con muchos menos no tengamos problemas.

Pero hay que tener en cuenta un factor clave: qué vamos a hacer con esos dispositivos. Es decir, no es lo mismo tener 20 equipos conectados pero con muy poco uso, que tener cinco ordenadores descargando grandes archivos y utilizando la nube al mismo tiempo. Esto último lógicamente podría afectar a la velocidad de Internet.

Solución a los problemas del router

Otros aparatos domésticos

También hay que tener en cuenta el otro punto que mencionábamos: cómo podría afectar a la velocidad de Internet el hecho de tener otros dispositivos electrónicos cerca. Esto también puede afectar al rendimiento del router y, más concretamente, de la red inalámbrica.

Especialmente vamos a tener problemas con el Wi-Fi. Pongamos por ejemplo que tenemos alrededor muchos dispositivos que utilizan la banda de los 2,4 GHz para determinadas comunicaciones. Si estamos usando otros equipos conectados al router y que utilizan también esta banda, podríamos tener problemas.

Esto lo podríamos evitar en la mayoría de casos si utilizamos la banda de los 5 GHz, algo que cada vez tienen más equipos. Así lograremos una mejora en la velocidad y no tendremos problemas de cobertura y rendimiento.

Pero incluso aparatos domésticos que no se conectan a la red inalámbrica podrían dar lugar a diferentes problemas con el router. Esto ocurriría si tenemos otros dispositivos enchufados junto al router, algo que podría generar un sobrecalentamiento y provocar los temidos cortes.

Por tanto, como hemos visto el hecho de que haya otros aparatos cerca del router podrían afectar al rendimiento de la red. Es importante siempre cuidar nuestro dispositivo. Hay determinados problemas comunes del router que conviene corregir.