¿Deberías pagar menos si tienes mal Internet? Esto hace Alemania

Tener una buena conexión de Internet es fundamental hoy en día. Necesitamos que tanto la bajada como la subida sean buenas, ya que hacemos uso de servicios como la nube, descarga de archivos, reproducción de vídeos en alta calidad… Ahora bien, ¿Tenemos siempre la máxima velocidad? Lo cierto es que en ocasiones no nos llega lo que tenemos contratado realmente. ¿Deberíamos pagar lo mismo si tenemos mal servicio? En Alemania van a tomar medidas sobre este tema.

Pagar menos si la conexión de Internet va lenta

Cuando compramos un producto, todos queremos que sea tal cual hemos pagado. Queremos que funcione bien, que tenga las características que indican en las especificaciones, que no tenga errores de fábrica… ¿No debería de ser igual a la hora de contratar una conexión de Internet? ¿Qué pasa si contratamos 300 Mbps, por ejemplo, y nos llegan 50?

Lo cierto es que este problema les ocurre a muchos usuarios. Aunque en los últimos años las conexiones han mejorado notablemente, en determinadas circunstancias puede haber limitaciones importantes. Por ejemplo si vivimos en una zona donde la cobertura no llega bien o hay problemas con la instalación y no alcanzamos ni de lejos lo que tenemos contratado.

Alemania quiere empezar a regular esto, al menos en parte. Han lanzado un nuevo reglamento que podría cambiar las reglas del juego. Según el borrador, los usuarios que tengan contratado Internet pueden realizar una prueba de velocidad y, en caso de que reciban una cantidad que diste mucho de lo que tienen contratado, podrían reclamar pagar menos.

No se trata de tener contratados 300 Mbps y que lleguen 295, sino que realmente haya una diferencia importante. Además, no podría ser si únicamente aparece este problema puntual, por ejemplo en una hora determinada, cuando la velocidad sea más baja.

Para poder reclamar, el usuario tendría que utilizar una aplicación oficial y realizar 20 pruebas durante dos días consecutivos. Serían 10 pruebas cada uno de esos días. Esto sirve para asegurar que se trata de un problema continuo y no algo puntual.

Velocidades que no lleguen al 90%

Pero la pregunta que tos se hacen es: ¿Cuánto tiene que ser esa pérdida de velocidad para poder reclamar? El borrador indica que tiene que ser inferior al 90% contratado. Por ejemplo, una tarifa de 100 Mbps tendrían que recibir al menos 90; una de 500 tendrían que llegar al menos 450.

Hay que mencionar que esto incluye tanto a la subida como a la bajada. Esto es algo que, según indican las autoridades alemanas de protección del consumidor, más del 50% reciben menos de ese 90% mínimo. Por tanto, podrían ser muchos los que tendrían la posibilidad de solicitar un descuento.

El objetivo de esta ley, más allá de proteger al consumidor, es que las operadoras de Internet trabajen para ofrecer un mejor servicio y que realmente cumplan con lo prometido y no sean solo campañas de marketing vacías.

Esta nueva ley está previsto que entre en vigor el próximo mes. Podría marcar un antes y un después en Europa. ¿Veremos algo así en España en algún momento? ¿Crees que un usuario que reciba menos velocidad de la contratada debería tener un descuento en la factura?