Por qué los PLC se desconectan al enchufar un electrodoméstico

Los dispositivos PLC son ampliamente utilizados por usuarios domésticos para llevar la conexión a Internet a cualquier lugar de la casa. A partir del año 2011 en España, todas las nuevas construcciones disponen de tomas de red Ethernet en salón, habitaciones e incluso también en la cocina. Antes de esta fecha, esto no era así, por lo que lo más normal era no tener tomas de red Ethernet. Una de las mejores opciones es comprar unos Powerline o PLC para llevar la conexión a través de la red eléctrica, sin embargo, estos dispositivos no son perfectos y pueden sufrir desconexiones en ciertos momentos.

Motivos de desconexión al poner electrodomésticos

Los dispositivos Powerline o PLC son muy sensibles a las interferencias eléctricas que puede haber en la red de nuestra casa. De hecho, si no tenemos una instalación relativamente nueva, con sus diferenciales y automáticos en buen estado, seguramente tengas bastantes problemas de sincronización de estos dispositivos, porque la red eléctrica no está funcionando como debería, o simplemente porque los Powerline que has comprado son muy sensibles a las variaciones de voltaje e incluso a los armónicos.

Los electrodomésticos son una de las principales amenazas de los dispositivos Powerline, aunque depende de cuál electrodoméstico tengamos. Generalmente el frigorífico no supone un grave problema para los PLC, ni para la estabilidad de la conexión ni tampoco para establecer la conexión, el motivo es que la potencia que necesita para su funcionamiento es muy estable, sin variaciones agresivas en el consumo eléctrico en tiempo real.

Sin embargo, hay otros electrodomésticos que sí suponen un problema a los PLC, concretamente los que requieren mucha potencia eléctrica para poder funcionar:

  • Horno: mientras el horno alcanza su temperatura de operación, puede requerir una potencia de unos 2.000W sin ningún problema. Esto supone una potencia muy elevada en poco tiempo, por lo que mientras se caliente podríamos tener problemas de sincronización de los PLC. Una vez que solamente necesite mantener la temperatura a los grados fijados, la potencia requerida disminuirá y no tendremos tantos problemas.
  • Lavavajillas y lavadora: estos electrodomésticos suelen requerir una potencia máxima de unos 1200W, menos que un horno, sin embargo, estos electrodomésticos suelen requerir potencias muy altas en poco tiempo, como cuando el lavavajillas calienta el agua o cuando la lavadora está centrifugando. En los momentos de mayor potencia requerida es cuando tendremos problemas.
  • Secadora: este electrodoméstico es uno de los que más energía necesitan para funcionar, por lo que también será un enemigo de los Powerline.
  • Microondas: es parecido al caso del horno, si ponemos el microondas es posible que tengamos corte en la sincronización del Powerline, aunque generalmente la duración de calentar algo en el microondas es de unos segundos o pocos minutos.
  • Secador de pelo: habitualmente los secadores de pelo suelen necesitar una potencia de 2.200W, en este caso estaríamos como en el horno, si enchufamos el secador es posible que tengamos problemas de cortes.

Cualquier otro electrodoméstico que necesite una alta potencia para poder funcionar adecuadamente, como la vitro eléctrica o de inducción, afectará a los dispositivos PLC, tanto en su velocidad, latencia de la conexión como a la sincronización, ya que podríamos tener cortes aleatorios mientras usamos los electrodomésticos anteriores.

¿Qué hacer para evitar los cortes?

Realmente poco o nada puedes hacer, hay dispositivos Powerline que se comportan mucho mejor que otros cuando un electrodoméstico demanda potencia para poder funcionar, y no se cortan, aunque siempre se verá afectada la velocidad de descarga, subida y también la latencia de la conexión. Uno de los puntos débiles de este tipo de dispositivos es justamente esto, que necesitamos que la red eléctrica de nuestra casa esté en perfectas condiciones, que no tengamos ningún tipo de dispositivo generando ruido como puede ser un SAI si está conectado muy cerca del PLC, así como que no tengamos ningún electrodoméstico demandando demasiada potencia.

Lo que sí podríamos hacer es cambiar de modelo e incluso de marca de PLC, no importa que sean de la misma gama de precio, lo importante es que el chipset que controla la red eléctrica de HomePlug sea diferente, con el objetivo de asegurarnos de que se comportará algo mejor que nuestro actual modelo. No obstante, si tienes la posibilidad de montar una red WiFi Mesh aunque sea de dos o tres nodos de gama media-alta, seguramente te funcione mejor que los PLC si tienes este tipo de cortes.

¡Sé el primero en comentar!