Por qué deberías ponerle un SAI al router

Por qué deberías ponerle un SAI al router

Javier Jiménez

Seguro que en algún momento has tenido un corte de electricidad en casa o en el trabajo y se han apagado todos tus aparatos eléctricos. Si utilizas un ordenador portátil, salvo que le hayas quitado la batería va a seguir funcionando. En ese sentido no habría problemas si se trata de un corte repentino. Ahora bien, ¿qué ocurre con el router? Aunque puedas seguir usando el PC, no vas a tener Internet. Ahí es donde entra en juego poner un SAI al router.

Para qué sirve un SAI en el router

Hay diferentes motivos por los que puedes quedarte sin luz en casa o en el trabajo. Por ejemplo un fallo a nivel general en la zona donde vives, una obra que están haciendo cerca y han tenido que cortar durante unas horas, algún arreglo que están realizando en tu vivienda o edificio… En todos estos casos puedes quedarte sin Internet, ya sea durante unos minutos o incluso varias horas.

Un SAI lo que hace es mantener un respaldo. Actúa como una batería externa a la que vas a poder conectar otros dispositivos y tener electricidad sin interrupciones durante un tiempo determinado hasta que se agote. Igual que una batería externa que conectes al móvil, pero lógicamente con mayor capacidad.

El router lo puedes conectar a un SAI y no te quedarías sin conexión de Internet en caso que se vaya la luz. Estos aparatos pueden ser desde muy pequeños hasta del tamaño de una torre de ordenador. Para un router basta con uno sencillo, que incluso cabe en la palma de una mano, y te permitiría mantenerlo enchufado durante 8-10 horas sin problemas.

Estos dispositivos específicos para el router suelen rondar los 50€, aunque los hay más sencillos por incluso la mitad. Cuenta con una batería recargable, como cualquier otra de este tipo, y puede tener mayor o menor capacidad. Las hay desde 2.500 mAh hasta 10.000 mAh o más. Si por ejemplo vas a necesitar tener electricidad durante una jornada completa de trabajo, lo ideal es que compres una que tenga 10.000 mAh, lo que te permitiría usarla 8-10 horas.

También puedes conectar otros aparatos

Aunque nos hemos centrado en explicar cómo funciona un SAI para el router, lo cierto es que vas a poder conectar múltiples aparatos aquí. Por ejemplo cámaras de vigilancia, un servidor NAS, alarmas… Básicamente cualquier dispositivo que necesites que se mantenga encendido en caso de que haya algún problema con el suministro eléctrico.

Algunos de mayor capacidad incluso te permitirán conectar varios dispositivos al mismo tiempo. Por ejemplo un router, un NAS o cualquier otro equipo que necesites que se mantenga conectado siempre a la electricidad. Otra opción en estos casos es compartir Internet con el móvil.

Este tipo de aparatos más específicos para routers y dispositivos similares los vas a encontrar por el nombre de Mini UPS o Mini SAI. Verás que básicamente todos funcionan igual y que únicamente hay diferencias lógicas en cuanto a capacidad y el tamaño físico. Pero para poder mantener el router enchufado a la luz, realmente cualquiera valdría. Únicamente tienes que ver si necesitas más o menos tiempo.

En definitiva, si ves que tienes problemas con la electricidad en casa o por algún motivo en un momento dado vas a quedarte sin luz unas horas y necesitas trabajar, un SAI para el router es la mejor solución. Simplemente tienes que asegurarte de tener el ordenador portátil y los demás aparatos cargados y podrás seguir trabajando con normalidad unas horas.

Noticias

Análisis

Tutoriales

Reportajes

Fabricantes

Configuración de privacidad