Así puedes montar un cable de red con conector RJ-45 y conseguir velocidades Multigigabit

Conectar tus equipos a través de cable de red, es lo mejor para conseguir la máxima velocidad, la menor latencia posible, y la mejor experiencia de usuario. Aunque las redes Wi-Fi han mejorado, llega un momento en el que la velocidad no es suficiente, o que directamente no nos sirve para jugar online porque tenemos demasiado jitter. Hoy en RedesZone os vamos a enseñar cómo hacer vuestro propio cable de red, ya que es posible que tengas demasiada distancia desde el router o switch hasta el equipo que quieras conectar, y no haya cables de red ya hechos de esta longitud.

Hoy en día con velocidades de fibra óptica de 1 Gbps y las futuras conexiones mucho más rápidas que esperamos el próximo año, es fundamental contar en nuestro hogar con cableado Ethernet, para conectar el máximo número de dispositivos a través de cable, y dejar la red Wi-Fi para dispositivos móviles como smartphones y tablets. Las redes Wi-Fi no pueden aprovechar toda su velocidad y potencial debido a las propias limitaciones de la transmisión por aire, afectándole muchos factores externos.

Por ello siempre que podáis, es aconsejable que todos vuestros equipos los conectéis por cable red. La manera más sencilla, pero algo más costosa, es ir a cualquier tienda o almacén de informática y comprar un cable ya montado de una longitud en concreto. Si necesitas muchos cables, o un cable demasiado largo, es posible que sea muy caro o que directamente no tengan disponible un cable ya hecho de más 20 metros. En estos casos, la única solución es que os lo montéis vosotros mismos.

Utensilios para hacer un cable de red

Bobina de cable de red Ethernet: Cat 6 o superior y UTP

Lo primero que necesitamos comprar es el cable de red. Hoy en día solamente os recomendamos comprar cableado Cat6 o superior, ya que esta categoría de cable nos garantiza la velocidad de 1Gbps, e incluso más si estamos en distancias «cortas». Estas bobinas de cable es recomendable comprarlas en tiendas online ya que suele ser más barato que las tiendas físicas. También debes fijarte en el tipo de cable que sea, UTP es el cable más básico que no tiene ningún tipo de recubrimiento para hacer frente a posibles interferencias. Si el cable que vas a hacer no es demasiado largo, y no lo vas a introducir por conductos eléctricos, entonces te servirá ya que es el más barato. Podéis leer nuestro completo artículo sobre los tipos de cables de red Ethernet que existen actualmente, y cuándo deberíamos usar una clase u otra.

Dependiendo de la longitud de cable que necesites, podrás optar por una bobina de 50 metros, e incluso una de 305 metros.

Si necesitas un cable de red más rígido para pasarlo por conductos de tu hogar, y que tenga un recubrimiento suficiente para no tener problemas de interferencias con los cables eléctricos, podéis comprar una bobina de cable de tipo FTP, como por ejemplo este:

Conectores RJ-45

Los conectores RJ-45 son otro ingrediente fundamental para hacer los cables de red Ethernet. Hay dos tipos de conectores, los no blindados, y los blindados. Aunque hay una diferencia de precio importante, si el cable de red tiene mucha longitud, os recomendaríamos comprar siempre conectores RJ-45 blindados porque nos protegerán frente a posible interferencias cercanas.

Para facilitarnos el montaje del cable de red, existen conectores RJ-45 con unas pequeñas guías de plástico, en las cuales se introducen los diferentes hilos del cable fuera, para facilitarnos enormemente su montaje. Estos conectores suelen costar un poco más, pero merece la pena si no tienes experiencia en montar cables de red, o si no quieres «fallar» a la hora de crimparlo. Nosotros siempre utilizamos este tipo de conectores RJ-45 con guías.

Herramientas para crimpar los cables

Otro material fundamental es la crimpadora, para poder montar correctamente el cable de red, ya que de lo contrario, directamente no podremos montarlo. También es muy recomendable un comprobador de cable de red, para verificar si todos los pines del cable está bien crimpado, y por tanto, tendremos comunicación punto a punto del cable. Normalmente venden kits de crimpar que incorporan todo lo necesario para ello, como por ejemplo este:

Si solamente necesitamos la crimpadora, o solamente necesitamos el comprobador de cables, podemos comprarlo por separado.

Nuestra recomendación es que si no tenéis el kit de crimpar, os compréis directamente un estuche que lo incorpore todo, os saldrá bastante más barato que comprar el material por separado.

Crimpar un cable de red RJ-45

Una vez tenemos todo el material es hora de ponernos manos a la obra, pero antes os aconsejo que tengáis a mano el esquema de colores, con el podréis conectar los cables correctamente. Actualmente la normativa que debes utilizar es la EIA-TIA-568B en los dos extremos, antiguamente eran necesarios los llamados «cables cruzados», pero actualmente todos los equipos, switches y routers disponen de Auto MDI/MDIX, por lo que los propios dispositivos «negociarán» dependiendo del medio al que los estemos conectando. Por este motivo, podemos poner el código de collores del estándar EIA-TIA-568B a ambos lados. En caso de que tengas equipos antiguos y necesites un cable cruzado, en el extremo A del cable podrás poner EIA-TIA-568B, y en el extremo B del cable EIA-TIA-568A, de esta forma, tendrás un cable cruzado.

  1. Lo primero que debemos hacer es pelar el cable con mucho cuidado, cortando solo la funda protectora externa para poder sacar los cables de su interior. Os recomiendo un corte de unos tres centímetros, y verificar que no hemos cortado sin querer los diferentes hilos del interior del cable.
  2. El segundo paso consiste en separar los cables, desenredarlos, y estirarlos para que estén rectos y ver los cables perfectamente.
  3. Ordenar los cables en el orden correcto de izquierda a derecha:
    • Naranja Blanco
    • Naranja
    • Verde Blanco
    • Azul
    • Azul Blanco
    • Verde
    • Marrón Blanco
    • Marrón
  4. El cuarto paso consiste en cortarlos todos para que tengan el mismo largo e introducirlos con mucho cuidado, rectos en cada guía del conector, teniendo la parte dorada del conector hacia arriba, quedando los colores antes indicados de izquierda a derecha. Si utilizáis conectores RJ-45 con guías, deberéis insertar los diferentes cables fuera del conector RJ-45, para posteriormente meterlo todo dentro.
  5. El quinto paso consiste en coger la crimpadora, debemos asegurarnos que todos los cables están hasta el final del conector y en el orden correcto. Si es así, podéis apretar la crimpadora.
  6. El sexto paso consiste en repetir todo el proceso nuevamente en el otro lado del cable.
  7. El séptimo y último paso es opcional pero recomendable. Si habéis comprado el comprobador de cable de red, podéis conectar las dos conexiones al comprobador y ver si esta correcto el cable. En caso de que no esté, tendréis que repasar en qué paso os habéis equivocado.

Y con esto ya tendríamos un cable de red realizado por nosotros, de la medida que nosotros necesitemos. La primera vez que compras todo el material puede ser algo caro, pero una vez lo tienes, te da mucha libertad y rapidez el poder hacer todos los cables de red que necesites.