Por qué combinar un NAS y un disco duro externo es buena idea

Un servidor NAS es uno de los dispositivos más populares en los hogares, y es que podemos darle una gran cantidad de usos como gestionar toda la domótica de nuestra casa con Home Assistant, ser el centro multimedia para películas y series, así como de almacén de todos nuestros archivos y carpetas más importantes, para mantenerlos a salvo. Gracias a estos dispositivos, vamos a poder realizar copias de seguridad de diferentes dispositivos al NAS, con el objetivo de que siempre estén disponibles a través de Internet. Hoy en RedesZone os vamos a explicar por qué combinar un NAS con un disco duro externo es muy buena idea.

Razones para usar un disco externo por USB

Aunque los servidores NAS están diseñados para salvaguardar nuestra información con diferentes técnicas, es posible que en un determinado momento haya un desastre a nivel de hardware o software, por lo que es una muy buena idea contar con un disco duro externo por USB para hacer una copia de seguridad externa, es decir, a modo de backup.

RAID dañado irrecuperable

Siempre es recomendable contar con diferentes tipos de RAID que nos permitan tener tolerancia a fallos, ya sea de uno o varios discos. Por ejemplo, si tienes en el servidor doméstico dos discos duros, lo más recomendable es configurar un RAID 1 (espejo), en el caso de tener tres o más, puedes configurar un RAID 5 que te proporcionará un muy buen rendimiento. En el caso de tener cuatro discos o más, podrás usar RAID 6 o RAID 10 entre otros. Podéis ver nuestro tutorial sobre sistemas operativos para NAS donde explicamos todas las opciones disponibles.

Si se rompen un mayor número de discos duros en nuestro NAS que la tolerancia a fallos del RAID, automáticamente perderemos todos nuestros archivos y carpetas del interior, ya que será completamente irrecuperable. Debemos tener mucho cuidado con esto, porque podríamos perder todos los datos irremediablemente. Por ejemplo, imaginemos que tenemos un total de cuatro discos duros, y elegimos utilizar un RAID 0 de todos ellos, en cuanto uno de los discos se rompan, todos los datos se perderán.

Si tuviéramos un disco duro externo para hacer las copias de seguridad, no perderemos ningún dato. La posibilidad de hacer esto mismo pero en el Cloud también nos permitiría recuperar los datos, sin embargo, a nivel de transferencia de datos usar un disco externo es claramente más rápido e inmediato.

Fallo de hardware

Si tenemos un fallo de hardware en nuestro servidor, aunque los datos contenidos en los discos duros permanecerán a salvo, no podrás acceder a ellos hasta que cambies de NAS o lo envíes a reparar, por lo que no tenemos disponibilidad de los datos en este caso. Aunque generalmente es extraño que un servidor NAS tenga un fallo de hardware importante, se puede romper el transformador de corriente e incluso la fuente de alimentación, además, también se podría dañar la placa base del propio servidor, algo que no es habitual pero que sí ocurre.

Evitar esto no está a nuestro alcance, lo único que puedes hacer es guardar todos los datos en un soporte externo, con el objetivo de poder acceder a tus datos sin problemas. Por este motivo, es tan recomendable usar copias de seguridad 3-2-1, donde tengamos copias externas localmente y no conectadas a la red, así como copias en la nube o Cloud.

Hackeo del NAS

Para poder acceder a los servidores NAS desde el exterior, tenemos que abrir puertos en nuestro router o usar un servidor VPN. Si no realizamos una configuración de seguridad adecuada, nuestro equipo se puede ver expuesto a Internet, por lo que usuarios malintencionados (ciberdelincuentes), podrían intentar entrar en nuestro servidor con el objetivo de hackearlo, entrar como administrador y tomar el control total del dispositivo.

Cómo hackean una cuenta de Google

Aunque en RedesZone hemos explicado en muchas ocasiones y paso a paso todo lo que debes hacer para estar protegido, es posible que un ciberdelincuente encuentre una vulnerabilidad en el sistema operativo de tu servidor, y se haga con el control total del mismo. Esto ya ha ocurrido en el pasado con diferentes marcas, donde les han hackeado el NAS y han borrado o encriptado todos sus archivos haciéndolos irrecuperables.

Infección de un ransomware

Esto está muy relacionado con el caso anterior, si un ciberdelincuente es capaz de tomar el control de nuestro servidor, podría infectarlo con un ransomware específicamente diseñado para encriptar todos los datos y pedir un rescate por acceder nuevamente a dichos datos. Este es uno de los peores escenarios donde nos podemos encontrar, pero no es habitual esto, por lo que también debes tener en cuenta que es poco probable que te infectes si has seguido nuestras recomendaciones de proteger un NAS.

Por todas estas razones, es muy recomendable usar un disco duro externo por USB para realizar copias de seguridad externas y locales. Si compramos un disco duro de gran capacidad (unos 4TB), podremos guardar todos los datos del servidor en él a modo de backup, además, debemos tener en cuenta que hoy en día todos son USB 3.0, por lo que tendremos una alta tasa de transferencia de datos. Sería muy recomendable realizar copias de seguridad como mínimo semanalmente, con el objetivo de perder el mínimo de datos posibles.

¡Sé el primero en comentar!