Conoce las principales limitaciones que tiene un NAS comercial

Los servidores NAS en entornos domésticos y de pequeñas y medianas empresas son ampliamente utilizados por su facilidad de uso, posibilidades, por el sistema operativo que es muy fácil de utilizar, y también porque la puesta en marcha es bastante sencilla en comparación de si lo haces por ti mismo. Los NAS comerciales de marcas como QNAP, Synology o ASUSTOR son una opción realmente interesante, sin embargo, este tipo de servidores NAS comerciales también tienen sus limitaciones, y es algo que deberías tener en cuenta antes de comprarlos, para saber si te merece o no la pena.

¿Qué limitaciones tienen estos NAS?

Los servidores NAS comerciales como los que podemos comprar de marcas como QNAP, Synology o ASUSTOR tienen una serie de limitaciones, en comparación con montarnos nuestro propio equipo. A continuación, os vamos a explicar estas limitaciones.

Limitaciones de hardware

Actualmente las marcas de NAS disponen de una gran cantidad de modelos de todas las gamas, con diferentes procesadores, capacidad de RAM, almacenamiento de discos duros y/o SSD, además, ciertos modelos permiten ampliar sus funcionalidades gracias a los puertos PCIe disponibles para la instalación de tarjetas adicionales. No obstante, aunque tenemos bastante libertad de elección, nos encontramos con varias limitaciones:

  • No podemos elegir el procesador exacto que nosotros queramos, debemos elegir un modelo en concreto y luego ver qué procesador incorpora. Es posible que justamente coincide el procesador que queremos, pero no es lo normal ya que no suelen llevar procesadores de escritorio, sino de servidor de bajo consumo.
  • Tampoco podemos elegir la placa base del NAS, para posteriormente añadir tarjetas PCIe para ampliar sus funcionalidades.
  • La fuente de alimentación ya viene impuesta, y no podemos cambiarla por otro modelo porque generalmente tiene un tamaño reducido.
  • La caja y los ventiladores para refrigerar los componentes ya están instalados. Sí podríamos cambiar los ventiladores por otros más silenciosos, pero no añadir nuevos para mejorar la refrigeración.

Zona superior del interior del NAS QNAP TVS-h1288X

Tal y como podéis ver, al comprar un NAS lo que hacemos es comprar el conjunto entero, no tenemos mucha posibilidad de elección, solamente podemos elegir entre diferentes gamas de equipos y un mayor número de bahías para discos dentro de una misma familia.

Limitaciones de elección de sistema operativo

En todos los modelos comerciales disponemos de un sistema operativo para NAS basado en Linux, por ejemplo, en QNAP tenemos QTS o QuTS hero, en Synology tenemos el popular DSM y el fabricante ASUSTOR dispone de ADM. Todos estos sistemas operativos son muy completos, nos permiten configurar de forma muy sencilla cualquier opción en el servidor, además, tenemos la posibilidad de instalar software adicional a través de las tiendas oficiales de los fabricantes, podemos realizar virtualización de sistemas operativos completos con las diferentes aplicaciones de cada marca, e incluso podemos desplegar contenedores Docker para aumentar aún más los servicios en la red local.

Sin embargo, este tipo de NAS comerciales no nos permiten cambiar el sistema operativo que ya viene preinstalado, es decir, no tenemos la posibilidad de instalar un sistema operativo como TrueNAS Core, TrueNAS SCALE, OpenMediaVault o bien Unraid OS. En el caso de querer instalar otro sistema operativo orientado a servidores, tendrás que montarte tú mismo el servidor, y no utilizar uno comercial para instalar cualquiera de ellos. Si uno de tus requisitos a la hora de comprar un servidor es la libertad de elegir el sistema operativo, entonces un NAS comercial no es lo que estás buscando.

Tal y como podéis ver, este tipo de dispositivos comerciales tienen una gran serie de ventajas en comparación con hacerlo por nosotros mismos, pero también es cierto que tenemos una serie de limitaciones a nivel de hardware y de sistema operativo. Tú debes valorar qué te merece más la pena, además, también debes tener en cuenta tus propios conocimientos sobre hardware y sistemas operativos, porque la puesta en marcha de los modelos comerciales es realmente sencilla.

¡Sé el primero en comentar!