Qué problemas tiene usar una VPN en el navegador

Utilizar una VPN para navegar por Internet es algo bastante común hoy en día. Son aplicaciones muy útiles que sirven para cifrar la conexión y poder navegar con mayor seguridad a través de redes públicas. También permite ocultar la ubicación real y poder evitar restricciones geográficas. Ahora bien, ¿es buena idea utilizar una VPN en el navegador, como puede ser Chrome o Firefox? De ello hablamos en este artículo.

Una extensión VPN para el navegador tiene limitaciones

Navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox cuentan con una gran cantidad de complementos disponibles. No todos son seguros, ni tampoco útiles. Dentro de esas opciones están las extensiones VPN, que van a permitir navegar a través de un servidor intermediario y así ocultar la IP real. Pero hay que tener en cuenta que vamos a encontrarnos con ciertos problemas.

No cifra toda la conexión

Una limitación al usar una VPN en el navegador es que no va a cifrar toda la conexión del equipo, sino solamente lo que pase a través de Chrome o Firefox. Es decir, si por ejemplo vamos a usar un programa para descargar o una aplicación para ver vídeos en Streaming, esa VPN que hemos instalado en el navegador no va a hacer nada.

Únicamente pasaría a través de la VPN del navegador a la conexión a la hora de entrar en una página web o usar cualquier servicio desde el propio Chrome o Firefox. Esto va a limitar la protección que sí que va a ofrecer una VPN que instalemos en el ordenador o móvil y pueda cifrar toda la conexión.

Hay muchas inseguras

Otro problema importante es que muchas extensiones de VPN son inseguras. Pueden haber sido creadas únicamente para espiar a los usuarios y poder robar información de la navegación. Especialmente son un riesgo aquellas que son gratuitas, ya que el beneficio lo pueden obtener a través de nuestros datos.

Esto no significa que instalar un programa VPN en el sistema sea siempre seguro, pero sí que hay menos riesgo que utilizar una extensión. Se han dado muchos casos de complementos para los navegadores que son vulnerables y pueden ser explotados por atacantes y aquí también podemos incluir las VPN. No obstante, debes saber que una VPN no es suficiente por seguridad.

Suelen tener problemas de velocidad

Además de los problemas de seguridad, utilizar una extensión VPN en el navegador puede limitar bastante la navegación. Puedes tener problemas de velocidad, cortes y, en general, fallos a la hora de abrir páginas web o utilizar cualquier servicio online. El rendimiento es bastante limitado.

Aunque sí que podemos decir que para un uso puntual pueden ser una solución, no son herramientas que realmente vayan a permitir navegar de forma continuada y tener un buen rendimiento. Habría fallos al reproducir vídeos en Streaming en buena calidad, descargar grandes archivos, etc.

Por qué la VPN guarda datos

No tienen tantos servidores

Respecto a las posibilidades que ofrece una VPN en el navegador, van a ser más limitadas que un programa que instalemos en el ordenador o móvil. No va a contar con tantos servidores disponibles, como sí tendría una aplicación que funcione mejor, con más opciones para navegar.

Esto puede hacer que no puedas saltarte el bloqueo geográfico para usar un programa o entrar en un servicio online. Puede que no tengas servidores disponibles de ese país al que necesitas entrar.

¡Sé el primero en comentar!