Por qué debes tener una VPN si trabajas en casa

Por qué debes tener una VPN si trabajas en casa

Javier Jiménez

Contar con servicios VPN se ha convertido en algo muy popular entre los usuarios. Sin embargo en determinados momentos puede ser mucho más interesante e incluso necesario. En este artículo vamos a explicar por qué es una buena idea tener una VPN si vamos a teletrabajar. Ya sabemos que el trabajo en remoto es algo que está muy presente hoy en día debido a la pandemia del Covid-19.

Las VPN, fundamentales para el teletrabajo

Como decimos, hacer uso de una VPN para teletrabajar puede ser muy interesante para los usuarios. Cada vez son más quienes desempeñan sus funciones desde casa o desde cualquier otro lugar fuera de la empresa. Esto puede tener también sus problemas de seguridad, así como contar con ciertas limitaciones.

Proteger nuestros datos, evitar que nuestros equipos se vean infectados por alguna de las muchas variedades de ataques o tener restricciones de acceso se pueden solventar al utilizar este tipo de herramientas. Vamos a ver cuáles son las razones principales para usar una VPN al trabajar en remoto. Podéis ver nuestro listado de VPN gratuitas.

Eliminar posibles restricciones geográficas

Una de las razones es poder eliminar las restricciones geográficas que pueda haber. Pongamos que estamos trabajando desde un país diferente al de la empresa y necesitamos acceder a contenido que únicamente esté disponible en ese territorio.

Una VPN puede simular nuestra ubicación como si estuviéramos en otro lugar. De esta forma podemos acceder a contenido que pueda estar restringido geográficamente.

Acceso seguro en redes públicas

Por supuesto la seguridad también está presente. Es un factor muy importante para nuestro día a día. Debemos tener en cuenta la importancia siempre de proteger nuestros sistemas, especialmente al navegar por Internet.

Si nos conectamos desde redes Wi-Fi públicas, redes que no tenemos la garantía total de que sean fiables, conviene utilizar una VPN. Lo que hace es cifrar nuestra conexión, evitando así que posibles intrusos lleguen a recopilar información y nos ponga en riesgo.

Trabajar desde casa con una VPN

Ocultar la dirección IP

Otro factor interesante es el de ocultar nuestra dirección IP. Una herramienta VPN permite ocultar nuestra IP real y muestra una alternativa cuando accedemos a servicios de Internet. De esta forma podemos mejorar la privacidad, que es otro de los factores fundamentales y que no siempre está a salvo en la red.

Podemos por tanto acceder a contenido que pueda ser necesario para nuestro trabajo, de forma anónima. No estaremos exponiendo nuestra dirección IP real.

Acceder a la red de la empresa

Por otra parte, otra cuestión muy importante es la de poder acceder a la red de la empresa de forma remota como si estuviéramos allí presencialmente. Con esto conseguimos trabajar de una manera más eficiente, sin tener problemas para acceder a determinada información o archivos que puedan estar disponibles en los servidores de esa empresa.

Evitar cortafuegos

Esto es algo que podemos ver en determinados lugares, especialmente al navegar por redes públicas como puede ser una biblioteca. Cuentan con cortafuegos que nos impiden acceder a determinados servicios o plataformas online.

Una VPN puede evitar también estos cortafuegos y poder navegar con normalidad, sin esas molestas limitaciones.

En definitiva, hacer uso de una VPN en el teletrabajo puede ser muy interesante. No obstante pueden surgir problemas. Os dejamos otro artículo con los principales problemas cuando no se conecta una VPN.