¿Merece la pena un servidor NAS con puertos Multigigabit a 2.5GbE?

¿Merece la pena un servidor NAS con puertos Multigigabit a 2.5GbE?

Sergio De Luz

Las redes Multigigabit han llegado para quedarse, la posibilidad de transmitir datos a una velocidad superior a 1Gbps se hace hoy en día necesaria para transferir una gran cantidad de GB de información en pocos segundos. En los últimos meses, están apareciendo servidores NAS domésticos con puertos Multigigabit a 2.5GbE, ¿merece la pena comprar uno de estos servidores con conectividad más rápida?

Los puertos Gigabit Ethernet de los servidores NAS

Hasta hace pocos meses, los servidores NAS solían tener uno o varios puertos Gigabit Ethernet, es decir, a 1Gbps. El software interno permitía configurar una agregación de enlaces (Link Aggregation) para unir todos los enlaces físicos en un solo enlace lógico, y conseguir velocidades de 2Gbps, 3Gbps o 4Gbps si uníamos dos, tres o cuatro puertos a 1Gbps respectivamente. Aunque no es necesario, sí es muy recomendable que para hacer agregación de enlaces utilices un switch gestionable con esta característica, para hacer uso del propio estándar y que el rendimiento y el balanceo de carga por los diferentes enlaces físicos sea perfecto.

Puertos USB, Gigabit Ethernet, entrada y salida de audio del NAS QNAP TS-1277

La parte negativa de esto, es que teníamos que tener varios cables conectados, y, además, es posible que 2 puertos a 1Gbps no fuera suficiente para exprimir al máximo el hardware del servidor NAS en cuestión, teniendo un importante cuello de botella.

Los puertos 10Gbps de los servidores NAS

Los servidores NAS de gama más alta, disponen de uno o varios puertos a 10Gbps, ya sea con conector RJ-45 o con conector SFP+, pero el precio de estos equipos aumentaba bastante justamente por este hecho, ya que la electrónica de red a 10Gbps hoy en día es bastante cara en comparación con la electrónica de red a velocidades Gigabit. Para aprovechar estas velocidades, necesitamos comprar cableado Cat6A o superior, y sobre todo, un switch con puertos 10G, ya que si no, no podríamos aprovechar el rendimiento máximo de las tarjetas 10G, y este tipo de dispositivos (los switches) son bastante caros si queremos que sea gestionable.

Hay algunos servidores NAS que permiten la incorporación de tarjetas 10G vía PCIe, esta es una solución si queremos mejorar la conectividad de nuestro servidor NAS sin necesidad de comprar otro nuevo, pero debes tener en cuenta que toda la red debería ser a 10Gbps si queremos exprimir al máximo su potencial.

Disipador de la tarjeta de red 10G QNAP QXG-10G2T-107

En RedesZone tenemos un completo tutorial sobre redes 10Gbps para casa, donde podéis ver todas las recomendaciones que debes tener en cuenta para montarte una red de alto rendimiento.

Los puertos Multigigabit a 2.5GbE: a medio camino entre Gigabit y 10G

Las redes multigigabit NBASE-T son la solución ideal para tener conectividad más rápida, sin necesidad de tener que gastarnos mucho dinero. Gracias al estándar Multigigabit, podremos utilizar velocidades «intermedias» entre redes 1Gbps y 10Gbps, concretamente tendremos velocidades de 2.5GbE y 5GbE.

Para disfrutar de redes Multigigabit lo más importante es tener un switch Multigigabit, o un router que soporte estas velocidades, de lo contrario, no podremos aprovechar todo su potencial. No obstante, y en comparación con las redes 10G, estos dispositivos son bastantes más asequibles, por lo que podrás transferir datos a gran velocidad sin gastarte demasiado dinero.

En RedesZone hemos tenido la oportunidad de probar a fondo el servidor NAS QNAP TS-253D, un equipo que dispone de dos puertos 2.5GbE para exprimir su hardware al máximo, y es que en nuestras pruebas hemos conseguido velocidades de entorno a los 285MB/s en lectura y escritura usando un único enlace a 2.5GbE, más del doble (120MB/s aproximadamente) que conseguiríamos en entornos de red Gigabit Ethernet y unos 50MB/s que si usáramos Link Aggregation con dos enlaces físicos de 1Gbps.

¿Merece la pena conectividad a 2.5GbE?

Los switches Multigigabit baratos y la popularización de tarjetas de red a 2.5GbE están a la vuelta de la esquina, de hecho, muchas placas base de gama media-alta ya incorporan este tipo de conectividad para exprimir al máximo la red local doméstica. Por tanto, por supuesto que sí merece la pena comprar hoy en día un NAS con puertos 2.5GbE, para estar preparados en unos meses al lanzamiento de nuevos equipos Multigigabit, ya que actualmente con los discos duros en RAID y con la aceleración de caché SSD tenemos un gran cuello de botella en la red local.